DE MONSERRAT AL MUNDO (por banda ancha) *

Compartir!

Gonzalo Berra aún recuerda el barrio aunque ya no viva allí. Vivió hasta los 22 años en Carlos Calvo y Solís . En el colegio “Anchorena” cursó estudios primarios y en el Carlos Pelegrini realizó el inolvidable secundario viajando todos los días con el colectivo de la línea 12. Aún hoy no se olvida de sus orígenes humildes y quiere retribuirle las oportunidades que la sociedad le brindó. Como dice Gonzalo: “el Estado me pagó la escuela secundario, la sociedad me pagó la Universidad y me dio una beca para estudiar en otro lado… la verdad es que si me va bien, yo no puedo mirar para otro lado… Todo eso lo hice gratis y se lo debo alguien…” Por eso, hoy con la organización 1420 busca construir ciudadanía y no poder por el poder mismo. Lucha por terminar con el principal problema de la Argentina: erradicar la exclusión social que ahoga a los ciudadanos sin darle respiro día a día. Con la idea de que la economía se consolidó pero la política todavía atrasa, es hora de que la política tome el camino correcto –empezar de cero- construyendo instituciones desde los partidos políticos. Berra es presidente de Servicio Satelital, empresa que cuenta con el 75% de market share en el mercado de acceso a Internet Banda Ancha Satelital. En una reciente nota el matutino Clarín lo llamó militante.com. Creador del videojuego antimenemista y del reloj que indicaba cuántos segundos le quedaban “al turco”; Berra prefirió alejarse de la Alianza antes de que llegase al poder. Mientras tanto, tal vez, algún día, y en el momento menos pensado, vuelva a prender ese reloj, ésta vez quizá, para contar los segundos, minutos, horas y días que faltan para que llegue algo mejor al país…A pesar de que los medios más importantes del país lo llamen un innovador, él prefiere el título de atorrante.

FICHA
TÉCNICA: Gonzalo Berra

Gonzalo
Berra actualmente tiene 37 años pero ha hecho más cosas
en su vida que es difícil entender de dónde saca su
tiempo al observar que ha visto pasar tan pocas primaveras. Economista
de la UBA, cursó la maestría en Política Económica.
Fundó Netizen Internet en 1997 y luego de venderla a Skyonline,
fue su Gerente General hasta diciembre del 2003 convirtiéndola
en una de las principales compañías de telecomunicaciones
de la Argentina. Actualmente es accionista y presidente de Servicio
Satelital S.A. la cual cuenta con el 75% de market share en el mercado
de acceso a Internet Banda Ancha Satelital. Empresario puntocom,
político co-fundador de la agrupación más progresista
del radicalismo (lista 1420) y amigo de
Rodolfo Terragno, fue el creador del primer webside de América
Latina, a mediados de los noventa, cuando militaba dentro de la estructura
radical. Gonzalo Berra, un empresario exitoso pero, más aún,
un simple ciudadano.

¿Cómo surge esa idea tan innovadora de la conjunción entre política y tecnología en los años noventa? ¿Y de dónde nace tu amor por las telecomunicaciones y la informática, en particular? Desde muy chico me gustaron las computadoras, antes de la “Era PC”. Siempre me gustó hacer tonterías con ellas, programar cosas como un amateur. Pero en el año 1994 leí un artículo en el diario El Cronista Comercial que me cambió la vida. Esa nota contaba como había surgido en Chapas, México, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Ellos son indígenas que luchaban por sus derechos en el sur de México. En ese momento el gobierno (PRI) se encontraba con el siguiente problema: una parte de su territorio en armas que, aunque no constituía una amenaza militar real, sí era un problema político muy importante el contener un sector de su población situación de oposición y armado. La respuesta que intenta el PRI fue dar un ataque sorpresa a las posiciones zapatistas especulando con la idea de que se anoticiarían por los medios de comunicación de una sangrienta matanza. Con el movimiento zapatista desaparecido el gobierno asumiría el costo político. Enterado de la operación el Subcomandante Marcos (quien desde siempre utilizó las nuevas tecnologías como instrumentos de acción política) solicitó vía e-mail, fax y otras tecnologías, a todos los gobiernos del mundo (recordemos que corría el año 1994) que enviaran mensajes y llamados telefónicos al presidente de México –en ese momento, Salinas- de que estaban al tanto de ese ataque sorpresa que quería lanzar el gobierno de manera de evitarlo. Entonces el PRI se sorprendió porque antes de que el hecho se hubiese consumado, la información había circulado por el mundo a una velocidad increíble y Marcos evitó el ataque. Ese artículo fue muy interesante para mí porque contaba “cómo alguien, en medio de la selva, sin medios, contra un ejército poderoso, lograba vencer una guerra política” Dije, acá, entonces, hay mucho para explotar ya que la génesis de Internet es significativa en torno a la igualdad o igualación de oportunidades…

¿Crees que Internet da oportunidades? ¿Cómo fue el ingreso de Internet a la política?
Si vos observás a los Estados Unidos mucha gente que tuvo muy poco en su juventud y en su infancia se transforman en ricos montando negocios en Internet. ¿Por qué no transferir esa idea al campo político? Porque, en definitiva, en la política buena parte del poder se estructura a través del manejo de la información. En su momento habíamos hecho un análisis con los amigos radicales de que la UCR, con su estructura de punteros, tenía claramente una estructura antigua y piramidal en donde el poder del puntero era el de manejar la información. Eso era una estructura que se perpetuaba en el tiempo y, al mismo tiempo, era muy ineficaz en términos de las posibilidades electorales del partido pues siempre llegaba antes la TV, la radio y otros medios de comunicación. En definitiva, cuando los comandados por ese puntero querían hacer política, la información que manejaban no servía para nada. Sin embargo, seguía sirviendo para mantener el poder partidario. Entonces hicimos la primer página Web (website) de América Latina –antes nos contactamos con estudiantes para observar cómo utilizar Internet con fines políticos y cómo usaban a la red las organizaciones políticos para eficientizar sus costos de comunicación, de organización y cómo disminuían, desde la teoría económica hacia la tesis, los costos de transacción e intercambio de las nuevas tecnologías-. Claramente, este proceso igualaba a las oportunidades. Estudiamos procesos similares al del zapatismo y nos encontramos que Tiann Man funcionaba igual, la cual era una amenaza para el régimen chino, la más fuerte en los últimos 20 años, el cual era el fruto de la interconexión de los estudiantes chinos con el exterior a partir de Internet –por eso hoy sigue siendo restringida la búsqueda de información en los sitios de China y hay tantos problemas con los buscadores para los sitios que el gobierno decide vedar-. Pero ese movimiento fue muy importante para que se conocieran y llegasen las reivindicaciones de libertad de los estudiantes chinos y para que ellos coordinen de una mejor manera la protesta social. Este era otro ejemplo claro de cómo Internet ponía a disposición de ciudadanos “de a pie” un poder inmenso para poner en tela de juicio estructuras políticas que las tenían adelante. Con esa filosofía armamos el Comité Nacional de la Unión Cívica Radical en donde funcionó el primer sistema web de la Argentina y de toda América Latina utilizado por un partido político.

.Adquiriste en el medio fama y reconocimiento con el video juego antimenemista…
Bueno, eso era una cuestión de marketing. Vos, podés hacer cosas así, elementos de campaña para hacer reflexionar a la gente… El reloj fue otro que contaba los días desde una computadora que le faltaban a Menem para que se vaya. Pero hubo otras cosas menos llamativas desde la propaganda, pero mucho más eficaces, desde lo práctico. Por ejemplo, con un fax, simplemente, todos los comités del interior podían llamar a un teléfono y pedir los últimos comunicados de prensa del comité nacional. O algo mucho más importante que fue que por primera vez las cuentas del partido político estaban disponibles en Internet. Son cosas que no tuvieron tanta trascendencia pero que tienen mucha más importancia a largo plazo. Si todos los partidos políticos tuvieran que informar, en Internet, su contabilidad, la verdad que el funcionamiento de los mismos sería mucho más claro…

Me contaron que tenías o tenés distintas propuestas y proyectos referentes a la comunión entre las nuevas tecnologías y la educación.
Sí. El lugar, para mí, desde dónde se construye una sociedad democrática, es la educación. Así como hay una brecha económica y social, también hay una brecha digital entre los que tienen acceso a Internet y los que no lo tienen. Nadie puede evitar referirse a este tema porque es vital. La verdad que hay una diferencia entre los ciudadanos que están expuestos a la Internet y los que no. De hecho el acceso a Internet aumenta junto con el poder adquisitivo y el tema del uso, también es importante observarlo. O sea, los chicos marginales se van a un cybercafé y utilizan la red de una manera que confirma o reafirma su condición de marginales: chateando, buscando información de sitios pornográficos y de sitios de drogas.

¿Cómo se puede dar vuelta la historia y utilizar ese conocimiento para algo productivo?
Bueno. Por supuesto que no podes sacar a alguien de la marginalidad utilizando una computadora. Eso no lo vas a hacer. Necesitas una política social mucho más profunda y fuerte. Pero una vez que vos conseguís instalar que la escuela es un lugar en donde los niños tienen que concurrir obligatoriamente -doble turno,- en donde son alimentados y hay un plan de salud vinculado a la escuela y que garantiza que estén fuera de la línea de pobreza, yo creo que, a partir de ahí, la computadora es el elemento que los puede unir más a la escuela. Así como Sarmiento, en la generación del ´80, hacía templos griegos para que, el padre cuando dejaba al niño al pie de la escalera, éste sintiera que su hijo estaba subiendo peldaños y él se quedaba abajo porque era todavía iletrado; yo creo que la computadora hoy en día cumple ese rol, porque es cara y solo es accesible por un tiempo corto en lugares que no están controlados como el cybercafé… Creo que la escuela es o debería ser el lugar en donde estos chicos puedan acceder a la tecnología pero, además, puede ser la excusa por la que el chico va a la escuela y que vale la pena ir. Porque a veces pasa que, un chico mira a su hermano que fue a la escuela y no le sirvió para nada y sigue haciendo una vida marginal. La tecnología debería cumplir ese rol: poner a la escuela como objeto del deseo. Sería fantástico que todos tuvieran acceso a las computadoras, a la tecnología y al mundo a través de la red, ¿no? Por eso junto con Gabriel Santagata creamos la 1420.

Cómo empresario, colaborás con una educación gratuita y universal, ¿crees que hay otros empresarios que siguen ese mismo camino?
Hay muchos, sí, porque en la Argentina pasó algo similar a otros países con Internet como fenómeno económico. Internet tiene dos situaciones distintas en materia económica: se presenta como posibilidad de ascenso social como sucede en los Estados Unidos en donde los hijos de inmigrantes, por ejemplo los chinos (ejemplo Google y Yahoo), rusos, etc. Bill Gates no proviene de una familia rica; entonces produce movilidad social para los que han montado negocios relacionados con Internet. En Inglaterra pasa lo opuesto, los que hacen negocios en Internet, son las familias adineradas. En la Argentina, y esto lo estuve estudiando bastante, se producen las dos situaciones: tenés un montón de fenómenos especulativos de los hijos que tenían la experiencia de la plata dulce que fundan emprendimientos (punto com) que quiebran con el tiempo, o sea, muy pocos perduran. Pero, por otro lado, tenés atorrantes como yo y como tantos otros, que tuvimos que elegir, cuando fundamos Netizen, en ir a trabajar a cualquier lado por 500 pesos, poner un kiosco o fundar una empresa de Internet. E hicimos esto último y ascendimos mucho en la escala social a partir de los recursos que generamos con esta empresa, lejos de los fenómenos especulativos que te mencionaba anteriormente.

Hay otra visión de Internet que habla de la misma simplemente como un negocio, como un mercado global más…
Claramente hay gente que está enfocada sólo a hacer dinero con esto pero, en general, son a los que peores resultados obtienen. Porque el cibernauta es un tipo muy lúcido que reconoce rápidamente cuando detrás de esto está el dinero. El ejemplo más claro son las páginas porno que, son un negocio, pero, a largo plazo, no son un negocio sustentable. Netizen creo que era percibido por los consumidores como una empresa de internautas que trataban de hacer viables un negocio económico que, sin duda, les daba beneficios pero que conservaba las características de Internet; por ejemplo, el nombre Netizen significaba ciudadano de la red. Y esto lo veíamos cotidianamente con los problemas de servicio que teníamos pero, sin embargo, la regla que tenía el call center cuando atendía era decir la verdad: “nos falló tal cosa” “vamos a tardar tanto tiempo”, cuando otra empresa le echa la culpa al cliente por no saber y transfiere las responsabilidades.

¿Qué opinión tenés formada sobre el futuro del periodismo en Internet? O, mejor dicho, ¿el futuro del periodismo está en Internet?
Creo que sí. Coincido en ello por las estadísticas que he visto, aunque de un modo incipiente. La tirada en papel va cayendo período a período de una manera gradual y claramente el contenido digital va a ser el futuro de los medios de comunicaciones actuales. Pero no está claro si el futuro será la página web de Clarín o de la Nación. Nosotros para 1420 (www.1420.org.ar) utilizamos un software muy interesante que es libre, que se usa de una manera colaborativa como sucede con la mayor enciclopedia de la actualidad que se está haciendo por los contenidos que ingresan todos aquellos que ingresan información a esa página. Así se enriquece un sitio, ese mismo modelo intentó copiar el Washington Post, o sea, trató de que sus lectores armaran el diario, su propio diario para que cada uno lo arme. No le fue bien pero es una novedad absoluta.

Está ahí el tema del ego del periodista que no quiere perder su rol preferencial de ser la voz oficial que le ofrece la información al lector que lo lee a él…
Hay un choque ahí. Pero fíjate que lo importante es saber qué contenido le interesa a los lectores. Eso es lo que es on-line. El diario El País de España sacó hoy una edición que te la imprimís vos… Es el diario en papel en que elegís vos cuáles son las noticias importantes y cuáles no. El camino está por ahí y está todo por hacer. Estamos en la prehistoria de los medios de comunicación en Internet.

¿Cuál fue tu experiencia con la política?
En las elecciones presidenciales de 1995 es reelecto Carlos Menem. Para esta época tuve la oportunidad de militar con Rodolfo Terragno que consiguiera un 15% de los votos como candidato a legislador. En 1997 asume la presidencia del la UCR, es en esos dos años en donde trabajé en el gabinete nacional del partido en la parte informática. En el ´97, Rodolfo me solicita que sea su jefe de campaña para su postulación como diputado nacional que competía contra Chacho Álvarez. En el transcurso de la competencia se confecciona la Alianza y Chacho pasa a ser el primer candidato a diputado y Terragno el segundo. Yo paso a integrar un equipo de coordinación de esa campaña en donde trabajaba la gente de De la Rúa. La verdad es que los vi trabajar y, lamento haber tenido razón, pero me imaginaba que sucedería todo lo que pasó. Por lo tanto cuando terminó esa campaña y De la Rúa es electo presidente del comité nacional, todos los que trabajábamos en el gabinete informático dijimos, bueno, nuestro tiempo acá ha terminado. ¿Qué hacemos? ¿Abrimos un kiosco o fundamos Netizen? Y fundamos Netizen. El día en que De la Rúa estaba dando el discurso, en su asunción al mando del comité nacional del partido, personalmente, fui y desconecté el reloj de los días, horas y minutos que faltaban para que Menem se vaya. Fue muy simbólico, no solo para mí, ya que De la Rúa significó que Menem no terminó… Ese reloj jamás terminó su conteo…

* Por Luis Gasulla

Compartir!

Comentarios

Comentarios