12/07/2024

“Estamos fortaleciendo el contacto con los pibes en situación de calle”

Compartir!

Entrevistamos a Leandro Giménez (41) Coordinador General del CAINA, programa destinado para niños, niñas y adolescentes hasta 18 años en situación de calle y/o en condición de vulnerabilidad social.


El Centro de Atención Integral a la Niñez y la Adolescencia (CAINA) cumplió 30 años y lo festejó el 26 de junio pasado en su sede (Balcarce 1252) Los festejos tuvieron a los pibes como protagonistas a través de una muestra de las actividades y talleres que se realizan diariamente, con música urbana, circo, rap, muralismo y hasta una visita guiada por la huerta de la institución.

Los y las adolescentes concurren de forma voluntaria, y funciona mucho el “boca a boca”. En el CAINA se les ofrece un espacio seguro frente a los peligros de la calle, y a veces con situaciones de violencia en sus propios hogares.

En el CAINA pueden vivir de manera transitoria (para luego ser restituidos con algún familiar, pasar a un hogar, asistir a un centro de rehabilitación por problemas de consumo de drogas, entre otras). También pueden acercarse y solo transcurrir la jornada para participar de talleres, escuela, comidas, y aprovecjar la ducha y el servicio de enfermería.

El Centro cuenta con un equipo de operadores, talleristas y profesionales que trabajan de modo interdisciplinario en la elaboración de estrategias para la restitución de sus derechos (educación, salud, documentación, etc)

Con la llegada de la pandemia el equipo se vio obligado a trabajar bajo determinados protocolos sanitarios para garantizar la salud y la vida de sus trabajadores y de los chicos. Con lo cual se redujo considerablemente la cantidad de asistentes al Centro.

Leandro Gimenez conoce San Telmo, fue vecino del barrio hasta 2017, en un edificio de la calle Chacabuco y Av. Independencia. Es coordinador del CAINA hace unos meses, lo respalda un vitae que denota expertise: Lic. Psicología (UBA), Posgrado “Médicos Comunitarios y equipos de salud del primer nivel de atención” del Ministerio de Salud de la Nación-UBA. Doctorando en Salud mental comunitaria (UNLA) También estuvo a cargo del “Centro Somos Familia” dependiente de la Dirección de Adicciones del Gobierno de la Ciudad, que funciona en el sector San Martín del Barrio 31 y brinda asistencia a personas que están atravesadas por la problemática del consumo.

Estas tres décadas de existencia del CAINA lo encuentra en modo relanzamiento, ya que como se mencionó más arriba en tiempos pandémicos se alejaron muchos pibes.  Por ello se está trabajando fuertemente en el trabajo de calle. “El principal problema que tenemos hoy es retomar el contacto con el pibe de calle porque la pandemia nos alejo bastante. Desde hace unas semanas estamos saliendo a visitar la ranchadas en San Telmo y Constitución para invitarlos al CAINAdice Leandro.

Los pibes son atendidos por psicólogos y trabajadores sociales y se le presta especial atención en estrategias de restitución de derechos. Se les gestiona el D.N.I y se le realiza un chequeo médico; pero también se lo reinserta en algunas de las modalidades de educación destinada a esta particular población. En algunos casos se utiliza el programa de Alfabetización, Educación Básica y Trabajo de la Ciudad (PAEByT) pero principalmente se opta por “Puentes Escolares” que funciona en la sede de la Asamblea Plaza Dorrego (Av. San Juan y Piedras) Esta última propuesta ofrece contenidos de distintos niveles pero fundamentalmente “primarios” con talleres socioeducativos que generan estrategias de acompañamiento que favorecen a la reinserción en la educación.

“Algunos vecinos del barrio de San Telmo tienen una relación conflictiva con los pibes en situación de calle, surgiendo de allí posturas de tipo punitivas…desde el CAINA invitamos a los y las vecinas a venir a conocer el lugar y a nuestra propuesta…y a vincularse con éstos adolescentes desde otro lado”, dice Leandro.-

El Centro de Atención Integral a la Niñez y la Adolescencia (CAINA) depende del Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, del Gob. De la Ciudad. Trabaja con una perspectiva de abordaje que contempla integralidad de niños, niñas y adolescentes en situación de calle que se integran al programa en forma voluntaria. Allí se realiza una cobertura integral: alimentación, control médico y odontológicos, documentación, educación. El CAINA está integrado por profesionales de distintas disciplinas (Psicología, Trabajo Social, Enfermería), talleristas, ocho guardias de operadores, un equipo de cocina, limpieza y seguridad. Toda persona que trabaja en el CAINA es parte del mismo equipo y proyecto, sin importar la responsabilidad particular que les toca.

Compartir!

Comentarios

Comentarios