14/04/2024

“El Boxeo salva vidas”

Compartir!

Entrevistamos al profesor Gerardo Collia (64), quienarrancó la 9° temporada consecutiva de la actividad en la sede del CAST (Perú 1362) a principios de  febrero.

Gerardo era un pibe muy flaco, a los 14 años no llegaba a pesar 50 kg. Su padre aceptó la recomendación de un médico amigo y lo llevó a un gimnasio de boxeo cercano a su casa de Villa Crespo. Y lo que comenzó como un complemento para mejorar peso y contextura física termino siendo, en apenas dos años de guanteo, un pasión que continúa en la actualidad como docente. En ese entonces, si bien estaba en condiciones de competir, su padre no aprobó el paso del pasatiempo a algo más profesional.

En esos tiempos la licencia debía ser firmada por los padres o tutores y la cosa no prosperó. Pero las ganas de probarse en un cuadrilátero se las sacó peleando “por dinero” en innumerables oportunidades por distintos rincones del conurbano bonaerense. Su última pelea-exhibición fue a los 46 años con un púgil 9 años menor y 12 kg de más.

Actualmente es instructor nacional recibido en la Federación Argentina de Boxeo, y eligió el club del barrio porque es hincha Candombero desde muy pibe.

El recorrido de Collia tiene buenas y malas, entre las últimas recuerda una dura situación cuando entrenando a un púgil, recibió un cros de derecha que le “dejó la mandíbula de costado”; la lesión le significó unos 45 minutos sin sensibilidad en la boca pero tuvo suerte porque no sufrió fractura. Entre las victorias que menciona con orgullo cuenta la que tuvo contra un mexicano. “Tiré una derecha y sentí que los nudillos se metían en el codo, giré para ver si estaba en el piso, y lo tenía detrás de mí bailoteando, dice Gerardo entre risas. Finalmente ganó por puntos.

Muchos creen que en esta actividad “corre mucho dinero” producto de las apuestas, pero según el profe, en su época le “tiraban $50, el pancho y la coca”. Además, a los púgiles le correspondía casi siempre el mismo premio y muchas estas exhibiciones ni siquiera tenían fallos. Sin dudas se practicaba por amor al deporte.

Los amigos más viejos de Gerardo Collia lo conocen como “Pio”: “A los 5 años en la primaria hice de pollito en un acto y un chico del barrio me puso ese apodo”. 

Su ídolo internacional es “Ray ‘Sugar’ Leonard” y tiene como héroe local al cordobés Gustavo Ballas. “El boxeo salva vidas, porque colabora a sacar pibes de la calle” sentencia Collia. En ese sentido relata que muchos chicos de la Isla Maciel pasaron por el gimnasio y se entusiasmaron con la actividad.

A principios de enero recibió a Héctor, quien a pesar de 16 añitos, parece tener muy buenas condiciones. Gerardo lo considera un nuevo desafío, pero no solo en lo deportivo sino en lo humano. El pequeño gigante arrancó su pasión por este deporte guantenado en el comedor “Los Pibes” de Almirante Brown y Suárez.

Entrena acompañado por Pablo Saez Guinoa (35), coordinador de “La Boquita”. Se trata del centro de día y noche que trabaja con chicos en situación de calle, muchos de ellos con consumos problemáticos, donde ayudan a la revinculación familiar y atienden de manera personalizada en el edificio contiguo al Colegio Santa Catalina (Caseros y Piedras).

Con la pandemia este centro asistencial cambió la modalidad, y directamente alberga tiempo completo a ocho chicos. El juntista de la Comuna 1 Ignacio Martioda (Juntos por el Cambio) colabora con este parador y, enterado del caso de Héctor, sin dudarlo gestionó una beca con el club.

“Sueño con ser profesional”, dice este pibe que suele llegar media hora antes a los entrenamientos con todas las ilusiones intactas.- 

Isaac Robinson Santana logró la licencia Nº 1 de aficionado del CAST y la renovó en septiembre de 2021. La “Pantera Dominicana”, apodo que habla de su origen, es categoría mediano (71 kg) y, si bien debutó con una derrota por puntos, es un logro importantísimo teniendo en cuenta que en San Telmo se practica boxeo recreativo, y apenas solo 2 veces por semana (Martes y Viernes de 17 a 18:30 y de 18:30 a 20 hs) y por apenas $ 1.900.

Compartir!

Comentarios

Comentarios