Casco Histórico: El Plan integral del Gobierno porteño

El Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires proyecta obras para nivelar calzadas, adoquinarlas y emplazar bolardos en diferentes tramos de la calle Bolívar.

“Casco Histórico de CABA: se viene una gran transformación”,sorprendió el 23 de septiembre desde su cuenta de Twitter, Felipe Miguel. El Jefe de Gabinete porteño inmediatamente recibió la repuesta de referentes de ONG ´S vinculadas a la defensa del patrimonio histórico: «Los cascos históricos no se transforman, se mantienen y preservan» sentenciaron desde Basta de Demoler, Asociación Civil que en infinidad de oportunidades litigó con el Gobierno porteño por diferentes obras que, en su consideración, lesionan la conservación del patrimonio arquitectónico de la ciudad.

En la licitación Pública Nº 7162-0030- LPU21 para la contratación de la obra “Plan Integral Casco Histórico / Entorno Mercado. Calle Bolívar e/ Humberto 1° y Av. Juan de Garay Plaza Dorrego” se menciona que, una vez aprobado el trámite, el plazo máximo de ejecución de la obra será de seis (6) meses. Teniendo en cuenta que estos actos administrativos se iniciaron a mediados de diciembre, todo hace pensar que el comienzo de las obras podrían arrancar en las próximas semanas.

El actual entorno de las calles Alsina y Defensa, o Bolívar al 300 puede ser un buen modelo para imaginar cómo quedará esta última calle y las adyacencias mencionadas. (Foto AM)

Este medio no pudo acceder a los detalles del “Plan integral”. En campaña algunas voces oficialistas lo anunciaban, pero siempre quedó guardado bajo llave. Sin embargo el lunes 13 de diciembre la Gerencia de Casco Histórico organizó en la sede del Museo de la Ciudad (Defensa 187) dos reuniones informativas del plan en cuestión. En un valorable intento por armonizar disímiles intereses, es oportuno mencionar que no es la primera vez que esta dependencia porteña convoca a vecinos y comerciantes a debatir sobre proyectos que, sin dudas, impactan en sus vidas cotidianas. El ejemplo más cercano son las reuniones, por videollamadas y presenciales, sobre la puesta en valor de la calle Defensa y bajo autopista – 25 de Mayo. (Ver https://acortar.link/K955F2 )

Lo cierto es que en la primera de las reuniones participaron comerciantes de diferentes actividades gastronómicas del Mercado de San Telmo y su entorno. Los funcionarios porteños expusieron con la ayuda de un PPT los principales lineamientos del proyecto, que en general fue bien recibido por los presentes. Con el correr de las filminas algún comercio se sintió afectado: todo no se puede.

La segunda mesa resultó más complicada. Fueron citados una veintena de vecinos que arrancaron con quejas por la falta de control del GCABA en las actividades gastronómicas al aire libre, con eje en Bolívar del 900 al 1000. Los vecinos presentes aprovecharon el espacio para debatir acerca de muchos de los problemas de convivencia en la zona (ver Boliche…) y fueron rigurosamente descriptivos al señalar que “la calle es tierra de nadie” durante la actividad comercial nocturna en San Telmo. Además advirtieron que sino se resuelve lo mencionado, podría agravarse el problema luego de que se concrete el “Plan Integral”. La exposición de quejas y el debate consumió el tiempo del encuentro y la presentación del proyecto quedó para una próxima encuentro.

El Gobierno porteño llamó a una licitación para poner en valor el Mercado de San Telmo, con trabajos de limpieza, retiro de elementos no originales y la reposición de los ornamentos que se perdieron. La restauración también incluye la reposición de revoques desprendidos, el sellado de fisuras y grietas y el tratamiento de carpinterías y herrería artística. La apertura de los sobres de la licitación será el 30 de diciembre. El plazo previsto para la ejecución de la obra es de cinco meses. El presupuesto oficial para llevarla a cabo asciende a $ 30.746.513,67.

LOS ASPECTOS MÁS IMPORTANTES DEL PROYECTO:
*La empresa adjudicataria no podrá demorar más de seis meses para completar la 1º etapa del “Plan Integral Casco Histórico. Entorno Mercado. Calle Bolívar e/ Independencia y Humberto 1°”.
*La intervención en calle Bolívar consta de la nivelación de la calzada en adoquines de granitullo, la colocación de bolardos tipo bala, la incorporación de alumbrado peatonal símil antiguo, adaptación del sistema de desagüe pluvial, reparaciones y completamiento de arbolado.
*También propone la incorporación de decks gastronómicos en el entorno circundante sobre la calle Carlos Calvo entre Bolívar y Defensa, de «estructura liviana y estandarizada, con el objetivo de consolidar una planta baja comercial activa».

La iniciativa es ambiciosa y podría demorar hasta dos años y medio su concreción final, ya que en otras etapas del proyecto se anunció la extensión de las obras en calle Bolívar hasta la Av. Juan de Garay, pasando por Plaza Dorrego (Pasajes Bethlem y Aieta) hasta la calle Defensa entre Av. Brasil y Moreno. Además serán intervenidas de la misma manera las calles Carlos Calvo y Estados Unidos, desde Defensa hasta Perú. En estos últimos tramos solo se realizarán obras de adoquinamiento.   

El incentivo del uso de la bicicleta como medio de movilidad real para moverse en la Ciudad, es una política estratégica que el GCBA impulsa desde hace más de 10 años.

La calle Bolívar no será la excepción y sobre su traza izquierda también se emplazará una nueva bicisenda.

Los detractores a este tipo de iniciativas suelen criticar la nivelación de vereda con la calzada vehicular, las rejillas a lo largo en el sitio donde estaban los cordones y adoquinado sobre una cama de arena, no representarían el modelo original de la ciudad antigua.

Sin embargo las Direcciones de Regeneración Urbana y la de Interpretación urbanística del GCABA se expidieron favorablemente acerca de la viabilidad del proyecto cuyo presupuesto oficial asciende a la suma total de $ 159.844.741,24.-

BOLICHES A CIELO ABIERTO:

Mesas en veredas de menos de 1,20 m. y en la propia calle generan problemas de convivencia entre comerciantes, clientes y vecinos. Músicos callejeros con sus parlantes móviles, el auge de la venta de cerveza y otros aperitivos se transformaron en una atractivo para cientos de jóvenes, y no tan jóvenes, provenientes de diferentes barriadas. Sin baños públicos y sin la fiscalización de una Agencia Gubernamental de Control (AGC) evidentemente colapsada, el sitio se transforma en un «boliche a cielo abierto» durante altas horas de la noche. A principio de diciembre se incrementaron los operativos de la AGC con la clausura preventiva de algunos locales y, de a poco, Bolívar y sus adyacencias fueron regresando a la normalidad. Por otra parte, desde comienzos de la pandemia los colectivos no circulan por Bolívar entre Av. Independencia y San Juan y todo parece indicar que, una vez finalizada las obras de ampliación del Metrobus del Bajo hacia La Boca, las líneas 22, 29 y 28 podrían sumarse al sistema de carriles exclusivos para transporte público de la Avenida Paseo Colón.