The End

Compartir!

Arte Cinema nació en 2009 como una iniciativa privada que tenía entre otros impulsores a reconocidos productores y empresarios de Cine Independiente como Diego Dubcovsky , Daniel Burman, Pablo Rovito, Fernando Sokolowicz y los españoles José María y Miguel Morales. 

Compuesto por tres salas (unas 300 butacas) y dedicado a ofrecer cine local y de autor, el proyecto evidentemente no funcionó como sus dueños proyectaron. Son múltiples las causas pero la escasa audiencia significó un impacto económico que hizo inviable la actividad. Pero en 2011 lograron el salvataje mediante un convenio con el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), en ese entonces conducido por Liliana Mazure, actual Dip. Nacional (FPV). Se trata del ente público no estatal que con el cambio de gestión decidió dejar de financiar la actividad.

Arte Cinema está emplazado en la calle Salta 1620 fue inaugurado en abril de 2009. Dos años después circuló una cadena de mails que solicitaba que el INCAA se hiciera cargo de la programación para “salvar” al complejo del cierre de sus salas, con la premisa que «todas las personas tengan acceso a nuestro cine y puedan reflejarse en una misma identidad cultural». Finalmente el ente estatal a cargo de unas 80 salas en todo el país se hizo cargo del alquiler y sumó otra inusual excepción abonando el salario del personal. 

 En diálogo con este medio, Néstor Granda (Ver foto destacada), director del «Festival Libercine» que lleva ocho ediciones realizadas en Arte Cinema confirmó que los empleados ya recibieron el telegrama de despido, por lo que el complejo cerraría sus puertas el 31 de Julio. A partir de esa fecha el INCAA, que alquila el edificio, paga el mantenimiento y los sueldos del personal, dejaría de financiarlo. Granda, referente de la Asamblea en Defensa de Arte Cinema, asegura que los propietarios (Productora ALEPH) no están en condiciones de sostener la actividad y por ello ofrecieron al INCAA que no abonen el alquiler de la sala pero que continúen manteniendo los sueldos. Al cierre de esta edición no obtuvieron respuesta favorable a la mencionada propuesta. 

Granda informó a AM que los trabajadores damnificados «ya están realizando las acciones legales correspondientes y nosotros (NR. La Asamblea) mantendremos esta lucha para que no cierre el espacio». Las nuevas autoridades del INCAA (ver destacado) no habrían manifestado ninguna explicación institucional acerca de los motivos por el cual cesa el convenio que mantenían desde hace ya casi siete años. La asamblea de defensa de Arte Cinema que fue organizada con el apoyo de vecinos, trabajadores de la cultura y del cine convocó reuniones en la entrada del Arte Cinema para manifestarse en contra del cierre. La gacetilla de la convocatoria es elocuente ya que se invita a participar de «un acto de visibilización para que los vecinos se enteren que se está cerrando otro espacio de cultura en la ciudad en una de las zonas más marginadas. ArteCinema es el único espacio cultural del barrio de Constitución». En ese sentido se entiende el apoyo de los vecinos del barrio quienes además podría disfrutar de cine a solo $12 la entrada. 

AM en reiteradas oportunidades intentó contactarse con autoridades personal del INCAA para que pueda dar su versión respecto a lo relatado, pero no fue posible. Actualmente el cine y los vecinos poseen planillas donde se están recolectando firmas para evitar el cierre. Además, se inició una campaña por la página change.org y otras redes sociales. En Facebook: No Al Cierre Del Arte cinema.-


Procesan a ex titulares del INCAA por nombramientos irregulares.
La Oficina Anticorrupción (OA) denunció recientemente ante la Justicia Federal a Alejandro Cacetta, a la diputada nacional Liliana Mazure y a María Lucrecia Cardoso, todos  ellos ex titulares Incaa, por los presuntos delitos de “defraudación por administración fraudulenta” y “defraudación contra la administración pública”. Según informó  el organismo encabezado por Laura Alonso a través de un comunicado de prensa, en la denuncia la OA cuestionó la contratación del complejo de salas Artecinema “perteneciente a la empresa Grupo Aleph S.A.”. La presentación apuntó también contra el ex rector de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (Enerc), Pablo Rovito, y a los ex gerentes Raúl Seguí y Rómulo Pullol, y al ex coordinador de Espacios Incaa, Juan Zaffanella. Según lo trascendido, el alquiler de las salas durante los últimos 5 años fue abonado en forma irregular. Asimismo en el contrato entre ALEPH y el INCAA se establecía que el 100% de los ingresos por boletería debería ser para el INCAA , además, el Instituto de Cine asumió durante todo este periodo “el pago total de los servicios y gastos generales de la locadora”, así como los salarios del personal que trabajaba ahí. El delito que se le imputa a Cacetta es el de “administración infiel, agravado por haber sido cometido en perjuicio de la administración pública”.

Consultado por los motivos y en relación a los cambios en el Instituto luego del alejamiento de Alejandro Cacetta, Néstor Granda (Asamblea en Defensa ArteCinema) dijo lo siguiente: «Para mí no fue una renuncia, sin un carpetazo que le metieron a Cacetta y a Rovito (Ex-director del ENERC). Esto corre absolutamente por cuenta mía, y dado que Rovito es uno de los socios de ALEPH esta decisión del cierre en algún punto tiene que ver, dado que Rovito viene desde la gestión anterior por eso la animosidad de no dar declaraciones, dar de baja el convenio sin explicaciones…»

El mes pasado el juez federal Claudio Bonadio procesó a las ex titulares del Incaa, Liliana Mazure y Lucrecia Cardoso, por presuntas designaciones irregulares de personal mientras estuvieron al frente de ese organismo, durante el kirchnerismo.-

 

Compartir!

Comentarios

Comentarios