24/05/2024

LOS SECUNDARIOS "SIN TECHO" LA NUEVA MODA EDUCATIVA EN LA CIUDAD

Compartir!

A mediados de abril de 2005 las clases fueron suspendidas en el histórico colegio “Otto Krausse”.

Los motivos de tamaña decisión se debieron a que hubo desprendimientos de mampostería, uno de los cuales cayó en plena aula durante el dictado de una clase, tras lo cual los alumnos realizaron una sentada y tomaron pacíficamente las instalaciones. Loa consternados padres de los alumnos se movilizaron y firmaron un acta junto con la dirección de Infraestructura (del gobierno porteño) donde se aseguró que no había nada de que temer.

En ese entonces un polémico informe de la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires, afirmaba que el gobierno porteño no habría ejecutado el dinero presupuestado por la Legislatura para refaccionar las escuelas. Las clases en el Otto Krausse se realizan en la actualidad en medio de interminables obras de refacción del histórico edificio que se erige en la avenida Paseo Colón 650. Para el mantenimiento de las 711 escuelas públicas el Ministerio de Educación Porteño cuenta con 15 millones de pesos al año. El techo del Otto Krausse no es el único edificio con fallas de esta característica; ya que el cielorraso de la escuela Mariano Acosta tampoco resistió.

Los datos acerca de la desidia en materia de mantenimiento son alarmantes. Los alumnos del colegio Mariano Acosta permanecieron sin clases durante la primera semana de junio cuando cayó el techo en una de las aulas. Fuentes del Ministerio de Educación indicaron que las obras en el colegio se prolongarán al menos por un mes y que mientras tanto, para no continuar con la pérdida de días de clases, se resolvió redistribuir los alumnos en diversos establecimientos.

Compartir!

Comentarios

Comentarios