“Paraguas temporal” para el conflicto de la Manzana Franciscana

Compartir!

La “Manzana Franciscana”  fue adquirida por el Banco Ciudad en el año 1983, el acuerdo firmado posteriormente comprometía a la Municipalidad de Buenos Aires a otorgarles alojamiento transitorio mientras dure la obra “planeada” para manzana.

Este documento además garantizaba la reubicación dentro de inmueble a algunas familias, adjudicación de plan de viviendas para otras y el “No inicio de acciones de desalojo” hasta tanto no estuvieran sus nuevas casas.

La causa está a cargo de la Jueza Elena Liberatori en lo Contencioso,  Administrativo y Tributario juzgado Nº 4 de la Ciudad de Buenos Aires, quien frenó el desalojo de algunos de los grupos familiares que allí viven.

Con una medida Cautelar ordenó al gobierno porteño que “se abstenga de ejecutar cualquier acto tendiente a efectivizar la recuperación” de esos inmuebles.

Luego de la audiencia celebrada en la última semana del mes de junio, se acordó  “abrir una etapa de diálogo tendiente a buscar una solución sustantiva que compatibilice los intereses del Banco y los derechos de los habitantes”.

————————————————————————————

La “Manzana Franciscana”  queda ubicada entre las calles Moreno, Balcarce y Alsina. Los Vecinos comenzaron siendo inquilinos  de la original Administración Franciscana, luego de la compra del inmueble por el Banco Ciudad y la crisis del 2001 algunos vecinos se vieron impedidos de pagar sus alquileres, desde allí comenzó la batalla judicial por el desalojo de las familias. Comentan los vecinos que no hay al momento fecha de la primera reunión, ni plazo. Se espera ver como sigue la causa, pero lo más importante es ver como el Estado va a defender el derecho a la vivienda de las familias que allí viven y la voluntad de diálogo que haya con el Banco y la CABA.  

VOCES:

53a9d8b13fac0_800x533

Emilia Uriona, vecinas de la Manzana, explicó que desde hace 12 años viven en “una incertidumbre que es muy fea” ya que no saben “cuándo van a volver para intentar sacarnos”.

Otra de las vecinas damnificadas, Ana Clara Elena, criticó que están “más complicados desde que se encuentra Macri en el gobierno de la Ciudad”, porque “no está la posibilidad de un arreglo para permanecer en el espacio”.

“Estamos bastante más tranquilos, pero es un paraguas temporal”, explicó Carlos Montenegro a Télam (referente de los vecinos, que nació y lleva 70 años viviendo en Balcarce 217) No obstante, “todavía no hay fecha de inicio de la primera reunión, ni plazo máximo” para el funcionamiento de esta mesa de diálogo, agregó Montenegro.

Fuente Télam

Compartir!

Comentarios

Comentarios