18/04/2024

LOS DESAFÍOS DEL PRÓXIMO MANDATO

Compartir!
Nestor Kirchner y Cristina Fernandez

La economía crece a ritmos paulatinos, pero seguros. El final del gobierno de Kirchner llega con los mejores augurios para una intensificación de los cambios prometidos en el gobierno de su esposa, Cristina Fernández.
Según un informe del Taller de Estudios Laborales (TEL) , entre 2006 y 2007 mejoraron todos los índices en lo que respecta al crecimiento económico. Por mencionar tres ejemplos de importancia en el cálculo estadístico macroeconómico, el PBI per cápita creció un 8, 7% entre septiembre del año pasado y septiembre de 2007. A su vez, la Recaudación Tributaria Nacional creció un 31, 64 % y, por último, la desocupación formal disminuyó de un 11, 4% a un 8, 5%.
Para completar el panorama, diremos que el salario medio de un trabajador hoy en Argentina, es de $1077, a diferencia del mismo período el año pasado que fue de $821.-

La contracara
Sin embargo, pese a los poderosos números que maneja el Gobierno, diseminados por los medios de comunicación con desmedidos anuncios (“la venta de autos 0km ya superó todos los récords”), los especialistas en temas laborales señalan que los números verdaderamente importantes son los que refieren a la distribución funcional del ingreso.
Para comparar por etapas de Gobierno, entre la salida de De la Rúa y el comienzo del Gobierno de Kirchner, la participación de los trabajadores en la renta total, disminuyó un 10%, y fue repuntando hasta llegar al 30% actual, que equivale una mejora del 5%.
Es decir, que si tenemos en cuenta que en el año 1993 el porcentaje era de 43%, en el año 2002 ese número es de 28%, en tanto en el 2007, un 30%.
Entonces, alejándonos un poco del exagerado optimismo actual, la “mejora de bolsillo” real aún no ha llegado. Es más, lejos estamos de alcanzar el porcentaje de los primeros años del gobierno de la gestión de Carlos Menem.

Vale aclarar, por supuesto, que la gestión kirchnerista se hace cargo de un país, en donde a lo largo de 10 años se destruyó de forma sistemática su capacidad productiva.

Desafíos
Finalmente, y siguiendo con el análisis de elementos que convendrían tener en cuenta a la hora de afrontar un nuevo desafío y una verdadera mejora de las condiciones de vida, diremos que existen cuatro variables más para contrarrestar los números oficiales.
En primer lugar el 41% de trabajadores que trabaja de forma precarizada, “en negro”, sin ningún tipo de reconocimiento legal que les permita desempeñarse de la forma más segura. Dos, el aumento en un 23 % entre 2006 y 2007 de las personas que se encuentran bajo la línea de la pobreza, y no llegan mensualmente a los $947 que se necesita para vivir. Tres, el aumento de un 5% de los conflictos laborales y, finalmente, cuatro, la poca participación en actividades sindicales, que a través de la poca presencia de delegados (sobre todo en empresas de pocos empleados), deja al desnudo los poderes coercitivos que tienen las cúpulas gremiales, amedrentando a quienes por vocación pelean por sus derechos .

*Redacción Alerta Militante
Estudiante de Comunicación (UBA)

Fuente: Taller de estudios laborales [ http://www..tel.org.ar ]. Ver “Informe trimestral de estadísticas laborales y económicas”.

De las empresas de entre 10 y 49 empleados, el 92% no tiene delegados, mientras que entre 50 y 200 empleados, el 72%

Compartir!

Comentarios

Comentarios