Empleado de Coto San Telmo a juicio

Compartir!

Un anciano habría robado “aceite, queso y chocolate” y personal de seguridad del supermercado Coto en San Telmo, lo golpeó sin que ningún cliente intervenga. Vicente Ferrer (68) falleció por os golpes sufridos en su cabeza. Su presunto asesino enviado a juicio oral y público para ser juzgado por el delito de homicidio preterintencional.

El triste episodio sucedió el viernes 16 de agosto pasado. Un fotógrafo retrató el momento en que personal de la Policía de la Ciudad rodeaba el cuerpo del anciano, tendido en la calle. Se trata de Nicolás Ramos, vecino del barrio quien aseguró que una joven estudiante de medicina intentó reanimar al hombre hasta que llegó el SAME, al mismo tiempo y que un efectivo de la fuerza de seguridad porteña lo increpaba para que no tomara fotos.

Gabriel de la Rosa y Ramón Chávez (cajero) fueron inmediatamente detenidos y en ese esa situación estuvieron unos 10 días. Ambos en principio fueron acusados de homicidio, pero promediando la investigación la justicia resolvió de forma diferenciada. En consonancia con lo solicitado por la responsable de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°8, Marcela Sánchez, el Juez Darío Bonanno clausuró la investigación.

De acuerdo al requerimiento de la Fiscalía, aquel día, alrededor de las 18.45, Vicente Ferrer salió del Supermercado Coto –ubicado en la calle Brasil 575- con un queso port salut, dos chocolates y una botella de vidrio de aceite, sin abonar la mercadería. Tal situación fue advertida por el personal de seguridad del local (De la Rosa) quien lo siguió hasta la calle Bolívar y lo detuvo pero según la justicia actuó de forma debida y por ello fue sobreseído.

Ante esto, otro empleado del supermercado salió tras él y llegó al lugar donde estaba el personal de seguridad y la víctima, quien le tiró la botella para poder irse. El imputado, o sea Ramón Chavez, forcejeó con Ferrer, hasta que logró tirarlo al piso, tras lo cual se le puso encima y apoyó su rodilla contra la espalda del hombre, quien le pidió que lo dejase pues no podía respirar.

Luego, llegó personal de la Comisaría Vecinal 1E. Mientras identificaban a Ferrer, este se descompuso, por lo que fue trasladado al Hospital Argerich, donde falleció a consecuencia de traumatismo encéfalo craneano y hemorragia cerebral.

Cámaras de seguridad registraron la secuencia en la que se ve a la víctima salir del lugar, ser interceptado por el personal de seguridad y luego la intervención del imputado, quien lo toma del torso y lo tira violentamente al suelo.

En ese sentido, la Fiscalía señaló que las lesiones sufridas por la víctima “no solo ponen de manifiesto la desproporción del accionar del imputado, sino que además vienen a corroborar el modo en que esta las produjo (…) encontrándose Ferrer en el suelo e inmovilizado –y mientras, como se dijo, los ocasionales transeúntes le manifestaban que lo soltara porque lo iba a matar- el encargado le golpeó deliberadamente su cabeza contra el suelo, al menos en dos oportunidades, produciéndole así las lesiones descriptas” que le ocasionaron la muerte.

En base a las pruebas colectadas durante la investigación, la representante del Ministerio Público Fiscal solicitó que el De la Rosa fuera sometido a juicio como autor del delito de homicidio preterintencional, ya que “ha quedado acreditada y establecida la desproporción de su accionar, que se traduce en un claro dolo de lesionar al damnificado».

El requerimiento fue receptado por el juez interviniente y será el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N°30 –conformado por Guillermo Friele, Luis Rizzi y Marcela Rodríguez- el que lleve a cabo el debate oral y público, que aún no tiene fecha de realización.

Compartir!

Comentarios

Comentarios