«Filete que viaja»

Restauración de «San Telmo Jolivud», mítico mural de “Freddy Filete”, en el Pasaje San Lorenzo.

Alfredo Guillermo Fernández, nació el 13 de julio de 1970 en Ingeniero Pablo Nogués. Residió por esos pagos y en la vecina San Miguel hasta los 25 años. Desde adolescente se ganó la vida como letrista de carteles de inmobiliarias, pasacalles, vidrieras de comercios, paredones de clubes, asociaciones civiles, etc. Por ello cuando le consultaban sobre sus comienzos en la técnica del filete sobre la pared, solía autodefinirse como un muralista que arrancó en ese arte mucho antes de saber que existía la actividad.

Desde el año 2000 hasta el 2006, residió en San Telmo, primero en las cercanías del Parque Lezama y luego en los “Patios de San Telmo”, mítica casona del Pasaje San Lorenzo. En este último sitio alquiló un local que alternaba con un puesto sobre la calle Defensa, donde vendía carteles con motivos tangueros y otros pensados para los turistas. Pero si bien podemos decir que económicamente le rendía, no colmaba sus expectativas como militante de la arte y la cultura popular.

Por estos años intercambió experiencias y conocimientos con maestros fileteadores de la talla de Martiniano Arce, pero también con Jorge Mucsia, el “fileteador del tango” y José Espinoza quienes le transmiten su pasión y secretos por este género popular. Empresas recuperadas, escuelas, centros culturales, de todo el país; cada uno de estos espacios es utilizado por “Filete” para fidelizar “el vínculo entre el arte y la libertad”.

En el año 2005, Freddy inicia un proyecto colectivo en articulación con escuelas públicas bonaerenses, para pintar carteles fileteados sobre viejos pizarrones contando la historia de cada establecimiento educativo. De esta forma, nace el grupo “Fileteadores del Conurbano» que se conforma entonces con la intención de convertir la técnica del filete en “una herramienta de transformación social, a través de acciones concretas, que buscan embellecer los espacios comunitarios como bibliotecas públicas, escuelas o comedores infantiles, creando además una estética que acompañe, estimule y difunda las necesidades sociales”.

Bárbara Chilo o Baar Chilito en plena restauración con colaboradores de Fileteadores del Conurbano. Foto AM

En 2012 instala su taller en la fábrica recuperada Industrias Metalúrgicas y Plásticas Argentina (IMPA) desde donde continúa su trabajo de recuperación del oficio, colaborando con la estética del espacio bajo gestión obrera como el mural de la entrada de la mencionada empresa recuperada. Esta obra de los fileteadores del Conurbano contó con la participación de Bárbara Chilo, quien colaboró con la restauración del mural “San Telmo Jolivud” pintado por Freddy en el 2005 en el pasaje San Lorenzo. Laura Luna, amiga y discípula de Freddy en el arte del fileteado coincide con el autor de esta nota en la motivación de «Filete» para con el paredón en cuestión. Eran tiempos de arduos debates sobre los procesos de gentrificación, desperfilamiento y «palermización del barrio». Estrategias de publicidad de algunas inmobiliarias y agentes de turismo intentaron instalar denominaciones como: ¿San Telmo Soho? ¿San Telmo chico? ¿San Telmo Nuevo? ¿San Telmo Hollywood? Freddy escenificó ese debate con una ironía que perdura en el tiempo: «Bienvenidos a San Telmo Jolivud».

Laura Luna, desplegando todo su arte y compromiso en el mítico mural, patrimonio del barrio de San Telmo

Baar Chilito” en charla con este medio nos cuenta que para la compra de materiales se organizó una rifa que recaudó lo suficiente para la compra de las pinturas, pinceles y el material para evocar el paredón. Esto último contó con la colaboración de Jorge Martinelli (Cooperativa de Trabajo en Artes y Oficios Limitada “Estación San Telmo) y el aporte de vecinos y comerciantes de la zona que se presentaron espontáneamente a colaborar. El lunes 22 finalizó la segunda etapa de la restauración.

Colaboraron entre otros/as: Verónica, Eduardo, Graciela, «La Poro», Pablo Fretes, Azul, «Don Carlos Filetes», Silvia Dotta, Jesús Méndez, «Capaula Fileteadora», «Capitán Beto fileteador», «Nicolás Fileteador» y Daniel «Fileteador».

Fernández, quien padeció cáncer de páncreas, falleció a los 46 años el miércoles 29 de marzo de 2017. Amigos/as, discípulos/as como Bárbara Chilo continúan su legado desde la agrupación “Fileteadores del Conurbano”.

Informes:
Ig/fileteadoresdelconurbano
FB/Fileteadores del Conurbano
E-mail: fileteadoresdelconurbano@gmail.com