¡Volvé Moreno, te perdonamos!

Compartir!

Compañeros, Echegaray se zarpó. ¡No va más!

¿Cómo se dejó escrachar en el excluivo Sofitel de Río de Janeiro? ¿Por qué voló por Aerolíneas? ¿Ya no confía en la gestión de La Cámpora? Imposible, si hizo entrar a miles de nuestra juventud maravillosa y camporista a la AFIP.

Pero con la obsecuencia no alcanza.  Aunque siga haciendo la vista gorda cuando los muchachos importan productos sin restricción, salvo el cobro “para la corona” del 20%.  Aunque abra inspecciones a cuanto opositor o periodista se nos pare de mano. No alcanza, compañeros.

Porque todo esto no es nada cuando permite a la desubicada de su hija subir fotos en el face con el autito de alta gama. No puede controlar a su hija ni parar un informe periodístico, ¿cómo puede manejar la AFIP, si ni sabe simular?

Le pasó lo mismo que al capital Ingeniero, cuando la María Julia se destapó en el sur. ¿Y qué querés? Vienen de la misma matriz: la UCEDÉ.

Al frente de la AFIP debe estar uno de nosotros, compañeros. Un soldado del modelo. Que digo un soldado, un mártir, capaz de inmolarse por este proyecto nacional y popular.

No importa que no entienda de impuestos. Echegaray tampoco entiende nada. Necesitamos a un duro, un asceta, un incondicional.

¡Volvé Moreno, te perdonamos!

Compartir!

Comentarios

Comentarios