MÁS INSTITUCIONALIDAD PARA EL TRANSPORTE PÚBLICO

Compartir!

Tal como la ley 25.031 que crea el ENTE DE COORDINACIÓN DEL TRANSPORTE METROPOLITANO (ECOTAM).

 El ECOTAM no es un ente que reemplaza los órganos reguladores que posee cada jurisdicción, sino que es un ámbito institucional en el cual los representantes de la Nación, la Ciudad de Buenos Aires, la Provincia de Buenos Aires y los municipios del área metropolitana, convergen para acordar la planificación y coordinación del transporte, es decir, para sentar las bases de un SISTEMA DE TRANSPORTE. Ahora bien, el ECOTAM no se ha constituido a la fecha, pese a que la ley 25.031 fue promulgada el 9 de noviembre de 1998. Desde aquel entonces, y pese a contar con una adecuada herramienta legal, nuestro país  viene perdiendo oportunidades en favor de un centralismo de características autoritarias y corruptas. En efecto, sin la participación de la Ciudad de Buenos Aires, sin la participación de la Provincia de Buenos Aires, sin la participación de los municipios, y lo que es peor aún -ya que vulnera la Constitución Nacional- sin la participación de los usuarios y sus organizaciones, lo que debiera ser un SISTEMA DE TRANSPORTE metropolitano no es más que un conjunto inconexo de transportes subsidiados, en más o en menos por la Nación, dependiendo de disputas político-partidarias y/o de negocios que nada tienen que ver con una prestación eficiente del servicio de transporte.

A esto se agrega que la CNRT, Comisión Nacional Reguladora del Transporte, se encuentra intervenida, es decir, conducida por un delegado del Poder Ejecutivo Nacional, desnaturalizándose, de ese modo, la independencia técnica y funcional que le acordaran las normas de su creación.

Frente a este panorama que brevemente hemos tratado de describir, pareciera oportuno efectuar algunos lineamientos que, a nuestro humilde criterio, debieran seguirse en pos de alcanzar un SISTEMA DE TRANSPORTE para el área metropolitana:

Entendemos que ECOTAM, partiendo de sus actuales funciones de coordinación y planificación, podría llegar a constituirse, mediante sucesivos acuerdos entre la Nación , la Ciudad de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires, en un ente único que, además, regule al transporte en toda el área metropolitana. Un ente fortalecido por sus características federales, autárquico, y con mayor capacidad de resistencia a la intromisión de los poderes ejecutivos de las distintas jurisdicciones;

Asimismo, resulta imprescindible cumplir con la Constitución Nacional y con las constituciones locales a la hora de abrir la participación a la sociedad en las decisiones trascendentes que afectan al transporte público. El pasado año se han concretado incrementos tarifarios sin convocatoria previa a audiencias públicas, tanto a nivel nacional (Res. 975/2012 del Ministerio del Interior y Transporte) como a nivel de la Ciudad de Buenos Aires (Decreto 27/GCABA/2012). La participación de la sociedad controlando la gestión de gobierno y accediendo a la información pública, ahorrará vidas humanas y recursos públicos, por lo que debe ser uno de los ejes fundamentales de la construcción del SISTEMA DE TRANSPORTE metropolitano y de su posterior desarrollo.

La Presidente de la Nación debe regularizar institucionalmente a la CNRT, terminar con una intervención que carece de fundamentos y de propósitos, designando el órgano de conducción de dicho ente con los funcionarios expertos de reconocido prestigio, tal como lo exige la normativa vigente, a quienes se les confiere un mandato revocable sólo por causales de inconducta, garantizando de ese modo su independencia técnica y funcional.

CONCLUYENDO, como ha quedado demostrado, la ausencia de instituciones, de controles, de participación ciudadana, impiden el progreso en cualquier área lícita del Estado. Por el contrario, las mafias y el delito se ven fortalecidos y potenciados, con las prácticas autoritarias. Por lo tanto, cuando pensamos en desarrollo de un SISTEMA DE TRANSPORTE no sólo debemos pensar en desarrollo tecnológico, sino que existe un paso previo que debemos transitar necesariamente: EL DESARROLLO INSTITUCIONAL.

*José Lucas Magioncalda. Abogado
 Pte. Ciudadanos Libres por la Calidad Institucional Asociación Civil

Compartir!

Comentarios

Comentarios