AFARDE: los desocupados ferroviarios que luchan por el ferrocarril

Compartir!

Originada en Berazategui, Provincia de Buenos Aires, nuestra organización fue creciendo a lo largo y a lo ancho de todo el país, contando hoy con más de 40 comisiones en distintos puntos de Argentina y con más de 30.000 representados. No obstante, aún nos resta mucho por crecer, ya que según nuestras estimaciones, el total de desempleados ferroviarios alcanzaría a la fecha a 90.000 compañeros.

A través de sus incansables gestiones, AFARDE realiza una importante tarea de reinserción de personal desempleado a los ferrocarriles. Un claro ejemplo de esta lucha fue el ingreso de más de 50 trabajadores ferroviarios desocupados a la planta permanente del Roca.

Asimismo, a lucha de AFARDE se extiende a la recuperación del sistema ferroviario nacional, propiciando la reapertura de distintos ramales secundarios y troncales de la geografía ferroviaria.De este modo, entendemos, que serán recuperados los pueblos y los puestos de trabajo en todo el país.

Actualmente, trabajamos en la defensa de la última fuente de trabajo eliminada arbitrariamente: el tren el GRAN CAPITÁN de TEA, que corría desde Federico Lacroze a Posadas, Misiones, y que, desde hace un año, se encuentra suspendida por el accionar inescrupuloso de una trilogía siniestra compuesta funcionarios, empresarios y gremialistas.

Por eso, nuestro objetivo principal es recuperar los más de 100 puestos de trabajo que generaba el Gran Capitán. Además del trabajo indirecto que se originaba en las externidades ferroviarias, a lo largo de las 51 estaciones de la red mesopotámica del Ferrocarril Urquiza, y a más de 109 pueblos que, en forma directa, volverían a beneficiarse con la generación de unos 900 puestos de trabajo.

(*) El autor de esta nota es Secretario General de AFARDE  

 

Compartir!

Comentarios

Comentarios