LA ODISEA DE VIVIR EN CONSTITUCIÓN*

Compartir!

El Gobierno de la Ciudad no tiene un plan para ayudar a la gente del barrio, o por lo menos no se incluye como Barracas o San Telmo.

Lo más alarmante es que los vecinos se acostumbran a vivir en esas condiciones. La gente se acostumbra a “soportar”. Es el caso de la familia Cóceres, que vive desde hace años soportando a los vecinos de la “Asociación Italiana Reducci di Guerraeuropea”, hoy llamado “Salón Reducci” en la cual se presentan bandas de rock Europeas en vivo.

¿Pero cuál es el problema? La habitación, lugar en donde habitualmente uno descansa, se encuentra junto a dicho salón. ¿Quién debe reacondicionar los salones? Creo que la respuesta ya la sabemos. Esta familia, producto de la desidia y el abandono de las autoridades pertinentes, sufre de salud, como los buenos vecinos que viven alrededor, y finalmente no tiene alternativa. La opción es irse del barrio, vender y migrar hacia un lugar en donde se pueda descansar.

Son variadas las denuncias contra dicho inmueble sin éxito alguno. Cabe preguntarse…¿Quién vela por los derechos de los ciudadanos? ¿Quien nos protege? ¿Quien nos garantiza vivir sanamente? ¿Ganan los corruptos o es hora de defender nuestros derechos?

La respuesta aún es una incógnita pero los buenos vecinos seguiremos dando la pelea.

Maximiliano Rocha (Vecino del Barrio de Constitución)

Compartir!

Comentarios

Comentarios