Coronavirus: Centros de resguardo para Adultos Mayores

Compartir!

El gobierno porteño utilizará un hotel emplazado en el límite de Montserrat y Puerto Madero como “centro de resguardo para adultos mayores de 70 años residentes en zonas vulnerables de la ciudad”. La arquidiócesis de Buenos Aires está transformando en albergues algunos de sus templos parroquiales y capillas.

Los funcionarios porteños se comprometieron a identificar, dentro de los barrios vulnerables, a los adultos mayores que requieren ser trasladados porque no pueden cumplir correctamente con el aislamiento obligatorio.

Se trata de personas que residen, muchas veces, hacinados en pequeñas habitaciones con miembros de su familia de distintas edades. Por ello el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat presentó el miércoles un plan que ofrece el traslado de estos adultos mayores a diferentes centros de resguardo.

En el Barrio Rodrigo Bueno el paddre Pedro, está acondicionando un sector de la Capilla Nuestra Señora de los Milagros de Caacupé y también se sumó al programa al “Hotel Own Madero”, ubicado en la calle Azopardo 419 es uno de los locales que se integraron al programa propuesto por el GCABA.

El presbítero Pedro Bayá Casal, párroco de Nuestra Señora de la Esperanza de Puerto Madero, acondicionó una veintena de plazas para recibir a los adultos mayores en su sede la calle Aimé Painé 1698.

Los mayores que requieran algún tipo de asistencia pueden anotarse llamando al 147. En ningún caso es obligatorio trasladarse. Si la persona acepta, deberá realizar una revisación médica, aplicarse la vacuna de la gripe, y firmar un documento que expresa su consentimiento.

“Los centros de resguardo no podrán albergar más de 20 personas y deben ofrecer baño con agua caliente, TV y talleres de esparcimiento. El programa aporta asistencia gerontológica y psicosocial.”

En el caso de los adultos mayores de baja condición socioeconómica que cuenten con un familiar más joven en su hogar, serán asistidos por su familia.

Los mayores que vivan solos y gocen de un mejor estándar de vida, serán asistidos por promotores sociales y voluntarios del programa Mayores Cuidados. El Gobierno porteño firmó un acuerdo con el SUTERH, el sindicato que agrupa a los trabajadores de edificios, para que sean los encargados quienes cubran las necesidades básicas de las personas mayores y así evitar que estos últimos deban salir de sus casas.

Compartir!

Comentarios

Comentarios