Reclamos de cooperadores escolares porteños

Compartir!

Denuncian que la demora en el cobro del subsidio denominado Fondo Unico Descentralizado de Educación (FUDE) “provoca que las Cooperadoras deban afrontar los gastos con fondos propios”, lo que configura el fin de la gratuidad de la educación Pública.

También advierten una contradicción entre la ley y su aplicación ya que “las Cooperadoras son las que tienen que planificar y realizar los gastos de acuerdo al Plan Anual de cada escuela”, pero si no tienen la certeza del momento del cobro, mal se pueden programar el uso de los recursos estatales.

El subsidio FUDE se paga en dos cuotas, la norma establece que debe efectivizarse entre abril y agosto. Sin embargo, la primera cuota se deposita pasado mitad de año y la segunda a fin del ciclo lectivo.

Ante la demora en su depósito las Asociaciones Cooperadoras deben afrontar con recursos que aportan las familiar el pago de material didáctico, equipamiento escolar, gastos para mantenimiento menor por “la ineficiencia de su tercerización, elementos de limpieza, transporte escolar, insumos administrativos, y todo lo necesario para el desarrollo del ciclo lectivo”

Por otra parte, en la nota al ministro Bullrich los representantes de las Asociaciones Cooperadoras de las escuelas de la Ciudad señalan la inoperancia de las empresas de mantenimiento y exigen ser parte del control de la privatización de ese servicio, que no cuenta con el aval de la Legislatura porteña. Además cuestionan que, vencidos los contratos con las empresas, el Gobierno de la Ciudad los extiende de hecho.

Asimismo sospechan que el Ministerio ha restringido de la partida del subsidio escolar FUDE entre 13 y 18 millones, monto que no sería ejecutado contradiciendo lo decidido por los diputados de la Ciudad cuando el año pasado votaron el Presupuesto 2015, y que curiosamente coincide con el aumento obtenido por los Delegados en la Legislatura respecto del presupuesto original enviado por el Poder Ejecutivo. 

Compartir!

Comentarios

Comentarios