El Gauchito Gil de San Telmo

Compartir!

En momentos muy difíciles una familia riojana se enroló en el desafío de abrir un comercio de comidas típicas norteñas. De a poco se fue ganando el corazón y el paladar de vecinos y turistas que visitan al barrio.

A principios del año 2000, Ramona del Valle Cerezo caminaba junto con su hija mayor con destino al Hospital Garrahan; cuando un «Camionero» se acercó para consultarle si sentía bien. En esa zona entre los barrios de Constitución y Parque Patricios es usual que estacionen camiones para descansar.

Lo cierto es que a este hombre le obsequió una estampita del Gauchito Milagroso no lo vio nunca más hasta la fecha.

Ramona fue intervenida meses después en el Hospital Argerich, producto de una enfermedad muy seria en el páncreas de la que afortunadamente logró recuperarse.

En los momentos más difíciles, se le «aparecía imágenes de un túnel, su propio padre y el Gauchito Gil». El nombre del local es en honor a este culto religioso que cada vez encuentra más adeptos en nuestro país.

«En el 2001 en la esquina del local se reunían asambleas y los vecinos cortaban la calle…días enteros sin abrir» dice Roberto Nicolás Ormeño (52)

Los primeros tiempos fueron complicados pero con «trabajo y fe todo se puede y logramos salir adelante» agrega el propietario del Gauchito Gil.

Ormeño es un viejo conocido del barrio. Trabajó en «Mi Tío» (Defensa y Estados Unidos) por más de veinte años. «Primero el Tío y después yo» le gusta decir muy agradecido con los dueños de la tradicional pizzería del barrio.

La especialidad de la casa son las empanadas fritas «Riojanas» (las hay al horno también) receta familiar que lleva carne cortada a cuchillo, papa, comino, pimentón, cebolla de verdeo y aceituna. El turista brasilero es el mas fiel según Ormeño y los vecinos del barrio suelen encargarle el tradicional «locro norteño».

Si bien el local no tiene grandes dimensiones está decorado con objetos de «nuestra tierra». Además de los cuadros con motivos campestres de Molina Campos, los visitantes podrán observar flechas de aborígenes del Chaco y una foto antiquísima de un familiar: el Chamán «Pancho Ormeño» (Ver apartado)

Ormeño tiene dos hijas, Johanna, estudiante de abogacía y Yamila que hace su primeras armas como actriz. Este hincha de River, se declara amante del folklore y «muy Peronista» y ante la consulta de este medio nos dice que su único hobiee es «trabajar».-

04

El local está ubicado en la Av Independencia 414 y abrió sus puertas el 13 de Agosto de 2000 (tel 4300-8783)

Don Pancho Ormeño fue el «curandero más afamado que ha tenido el norte del país». A su rancho humilde llegaba gente de toda la región que buscaban «salvación».  En 1939 Don Pancho tenía unos 70, «yacía en un colchón, en el suelo, pero para verlo había que esperar turno durante varias horas» La elección de los «remedios» se fundamentaba en el examen a simple vista de la orina de los pacientes, recogida en el día. 

 

Compartir!

Comentarios

Comentarios