“NO HABEMUS ACUERDUS”

Compartir!

La Comuna organizó por lo menos tres reuniones en diferentes sitios para presentar el plan “integral de puesta en valor del Parque Lezama”. Pero estos encuentros no fueron públicos, y por lo tanto en el mejor de los casos asistieron una treintena de vecinos interesados, quienes fueron invitados de forma más o menos proporcional por los juntistas comunales.

Los comuneros de la oposición María Lavalle (PS-FAP), Edith Oviedo y Alejandro Szer (FPV) organizaron un encuentro semanas atrás en el Bar Británico, donde vecinos, representantes de Ong del barrio de San Telmo, propietarios de casas y edificios linderos al parque se manifestaron a favor de las “rejas” y solicitaron más seguridad y limpieza en el área. Pero intercambiaron opiniones en un ambiente de tolerancia con otros vecinos quienes por el contrario se oponían al enrejamiento y sobre todo al costo del mismo, que no dudaron de calificar como parte de un “negociado” del Gobierno de la Ciudad.  

El martes 30 de Abril la reunión ordinaria de la Junta de la Comuna 1, fue interrumpida por la irrupción en el edifico de Uruguay 740, por una comisión de la “Asamblea Parque Lezama” que se oponen al proyecto de “Puesta de valor”  que propone el Ejecutivo porteño. Los asambleístas fueron recibidos por los juntistas Edith Oviedo y Alejandro Szer  y mas tarde acordaron con el resto de los miembros de la Junta postergar el tratamiento del proyecto Parque Lezama hasta mantener una reunión con los funcionarios del Ministerio de Espacio Público, responsables de la obra en cuestión.

La presidenta de la Junta Comunal, Cristina Brunet (PRO) convocó entonces a los representantes comunales (solo faltó por cuestiones personales Oviedo) para el jueves viernes 3 de Mayo. En dicha reunión los funcionarios de Espacio Público confirmaron su inflexibilidad para con la implantación de rejas perimetrales en gran parte del tradicional paseo público. Pero contemplaron parcialmente algunos de los pedidos de los comuneros de la oposición. De esta manera el “Espejo de Agua” (Fuente frente a  las gradas que ofician de anfiteatro) se correría de lugar y tendría un mínimo de altura para que de ser necesario, una vez retirada el agua podría utilizarse de forma similar a la actualidad. Si bien no se construirá un “polideportivo” (Canchas de fútbol) se dejarán sectores para que los vecinos lo utilicen para esa finalidad.

Finalizada la reunión Brunet redactó un acta que solo fue firmada por los cuatro representantes del PRO. Los comuneros del Frente para la Victoria declararon su nulidad ya que “solo votaron tres de los comuneros PRO ” y la presidenta Brunet hizo lo propio, cuando “la ley dice que su voto solo se efectúa para desempatar, y con tres votos no pueden aprobar resolución alguna”   

“Nuestra posición clara es no al enrejamiento del parque, no a la modificación de lo dispuesto para el anfiteatro, no al espejo de agua que le quita la función social que le brinda a la comunidad ese espacio”, aseguraron a este medio Edith Oviedo y Alejandro Szer

También se opuso María Lavalle (PS –FAP) quien entiende que el “plan elaborado por el Ejecutivo de la Ciudad ha pasado por alto el cuestionamiento de numerosos vecinos a la colocación de rejas así como a la anulación del tradicional anfiteatro”. Si bien acuerda que la mayoría de los “actores sociales y políticos de la Comuna 1 están a favor de la puesta en valor de los monumentos y la ampliación de espacios verdes en el Parque Lezama”; también recuerda que desde hace “años que la gestión del PRO viene desoyendo los reclamos por baños públicos, iluminación adecuada, caniles, áreas de recreación y deporte libre”

En charla con AM, Lavalle recordó que la ley de comunas prevé mecanismos de participación como la consulta popular para que los vecinos puedan expresarse sobre temas controversiales, pero el macrismo desde siempre puso “piedras en el camino hacia la descentralización”.

Brunet convocó varias reuniones, sin embargo AM solo pudo participar de una de ellas que se realizó el 26 de marzo en la sede de la Comuna 1. La representante del PRO considera agotada todas las instancias de debate y entiende que se contemplaron algunas de las reivindicaciones de quienes se oponían.

Los asambleístas del Parque Lezama de todas formas denunciaron públicamente “que no existen ni existieron mesas de diálogo y trabajo conjunto en ninguna de las instancias institucionales de las que participamos. No hubo difusión de las reuniones con  vecinos y nunca fuimos escuchados en nuestros pedidos”. Por lo tanto continuarán organizando festivales artísiticos y radios abiertas para manifestar su oposición al proyecto. El jueves 9 de mayo organizaciones políticas y sociales interrumpieron el tránsito en la Avenida Paseo Colón y Brasil donde anunciaron que resistirán el enrejamiento del Parque.-


Fotos: Anabella Santagata

Compartir!

Comentarios

Comentarios