EL CENTRO DE TRASBORDO DE COLECTIVOS CONSTITUCIÓN

Compartir!

 

Fuentes del ministerio de Ambiente y Espacio Público de la ciudad, adelantaron que “en el comienzo de las tareas de esta etapa fue removido más de un kilómetro lineal de los viejos tinglados de paradas de colectivos, de las tres dársenas de trasbordo localizadas frente a la estación de Plaza Constitución”.

 

La instalación del nuevo mobiliario urbano que se completará durante el transcurso del mes de febrero, tienen un diseño similar al utilizado en las estaciones de “corredor exclusivo para el transporte público de la 9 de julio” (Metrobús) que se está construyendo en estos días. A María, mamá de tres chicos (el menor de apenas meses) quien vive en un edificio en la calle Lima frente a la plaza, le parece bien que hayan levantado los viejos refugios visiblemente deteriorados. Pero en su opinión “lo ideal hubiera sido reemplazarlos por unos iguales o similares para así cumplir el rol de refugio que no cumplen las nuevas paradas de colectivos ya que son muy angostas (si llueve la gente se moja igual) y el techo es similar a un vidrio (un día de sol te pega el sol igual”. Coincide en este aspecto Margarita Meira, histórica luchadora para erradicar la “trata de personas” y titular del comedor comunitario Madres de Constitución. “Sacaron los antiguos refugios para poner unas paraditas que no sirven para nada”, afirmó Meira.

 

 

“El “nodo Constitución” es el principal centro de transbordo del país y por ahí pasan los pasajeros del tren Roca, del subte C, y los de las 34 líneas de colectivos que circulan por el lugar”

 

 

María está de acuerdo con el retiro de los “puesteros”, sin embargo asegura que “no se fueron del todo y siguen vendiendo en la actualidad”. En noviembre del año pasado un operativo movilizó a un centenar de efectivos policiales para contener las protestas de los puesteros de venta informal que fueron desalojados. Desde la ciudad aclararon que “se estudió caso por caso, algunos tenían permiso, pero para vender productos distintos a los que vendían. A esos se les va a permitir quedarse, pero deben respetar la habilitación que tienen, aunque no para vender en las dársenas, sólo en las plazas”. Alerta Militante dialogó con un vendedor ambulante que operaba en la zona, quien informó que el sitio será explotado por el Gobierno de la Ciudad a través de una empresa concesionaria, y los ex puesteros de la plaza, que fueron censados pasarán a ser empleados en blanco. 

 

“Toda acción tendiente a recuperar el espacio público para el uso de todos y no el abuso de unos pocos es bienvenida” afirma Dolores, vecina y comerciante del barrio. “Los vecinos estuvimos trabajando a lo largo del año pasado con las Autoridades Comunales y uno de los pedidos que habíamos hecho era la vuelta de la calesita y los juegos infantiles, según lo que pudimos saber… regresaran a la Plaza para alegría de los chicos” agregó. Sin embargo alertó que seguirán insistiendo a los funcionarios porteños para que “los cambios que deben darse en el barrio no sean solo  estéticos”

 

Las primeras semanas los usuarios de las distintas líneas de colectivos los debieron sortear en medio de un desconcierto generalizado. Sin dudas faltó señalización y asistencia de la comuna para orientar a los pasajeros. La finalización de las obras se prevén para junio de este año. 

 

Compartir!

Comentarios

Comentarios