VICTIMAS DE ABUSOS SEXUALES, CHICOS EN SITUACIÓN DE CALLE A LA DERIVA POR CIERRE DEL CAINA

Compartir!

Desde el CAINA (Centro de Atención Integral para la Niñez y Adolescencia), ubicado en la avenida Paseo Colón 1366 anunciaron la finalización del “Plan Invierno”, que albergaba a los infantes durante las noches por lo menos desde hace desde hace cuatro meses. Si bien el CAINA no cierra, solo continuará funcionando de día.

En declaraciones al matutino Crónica, “Alan” de 15 años afirmó que “el hogar está bueno, pero nos dijeron que el miércoles lo van a cerrar”. Alan es el mayor del grupo de 25 chicos que todos los días paran en la puerta del Mc Donald´s del Shopping Alto Palermo que desde hace cuatro meses duermen en el CAINA.

Estos chicos transitan la zona del “Abasto” durante todo el día mendigando por comida y monedas. Empleados y custodios del Alto Palermo aseguran que jóvenes de 25 a 30 años, pagan a los chicos entre $50 y $100para mantener relaciones sexuales en los baños del estacionamiento del Shopping.

“Acá los chicos están a merced de la perversión de los adultos, a merced de las mafias que los explotan, a merced del frío. Estamos hablando de chicos de 8 ó 9 años”, indica Juan Grabois,  abogado del MTE (Movimiento de los Trabajadores Excluidos)

Grabois presentó un recurso de amparo y responsabilizó a la ministra de Desarrollo Social de la ciudad, María Eugenia Vidal. En ese sentido Gustavo Vera de “La Alameda” denunció que con este accionar el ejecutivo porteño desprotege a los niños y se los  “regala a la mafia para que los abuse y explote”

En los fundamentos del recurso jurídico los denunciantes aseguran que el CAINA no está en las mejores condiciones porque “los niños duermen en colchones tirados en el piso- pero al menos tienen techo, comida y una ducha caliente”

En los últimos días se nos informó que ya no podrían ir a dormir al CAINA y no se los derivó a ningún hogar o brindó algún mecanismo sustitutivo del espacio mencionado.

En otro pasaje del texto se denuncia que “directamente, fueron arrojados a la calle para volver a sufrir peligro y abusos por parte de adultos inescrupulosos. Esta situación se mantiene sin visos de mejora alguna y con los riesgos que esto entraña” .

Compartir!

Comentarios

Comentarios