“VAMOS A VOLVER, VAMOS A VOLVER”

Compartir!

Foto Am

Esta vez, unos 200 simpatizantes de la Isla y del barrio se hicieron escuchar pasada las 17:30 horas sin dejar pasar a nadie en ambos sentidos del puente.

 Los bombos, los fuegos artificiales y los cánticos se hicieron escuchar más que nunca. Una protesta hacia la vuelta de la cancha de siempre, pero también una protesta con un destinatario en particular: el señor Rubén Pérez, titular del Coprosede.
 
Uno de organizadores de la marcha habló con Alerta Militante y dijo que “en otras canchas hubo muertos y heridos pero acá no hubo nada de eso, lo único que hubo fue un lío”. Ese lío fue el 13 de febrero de 2006, día en el cual jugaban San Telmo y Talleres de Remedios de Escalada, pero los serios incidentes que se registraron en el estadio generaron la suspensión del partido. A partir de ese momento, el Candombero no volvió a realizar las veces de local y por mucho tiempo deambuló por varios estadios.
 
 
Pero los hinchas esta vez no se conformaron con cortar por segunda vez el puente Avellaneda. Cerca de las 18 horas, en su mayoría, se movilizaron hasta la Autopista Buenos Aires – La Plata para realizar otro corte a la altura del peaje de Dock Sud. Allí y durante aproximadamente unos 20 minutos de cantos, banderas, bombos y platillos, bloquearon el avance de los vehículos en ambos sentidos.
 
Los hinchas coinciden en seguir con los cortes para darle punto final a los más de cinco años de suspensión del estadio Osvaldo Baletto. “Los cortes van a seguir hasta que Pérez nos escuché y nos deje de ignorar”, indicaron.
 
 
Y para dejar en claro que no es un simple capricho de cortar por cortar, los  Candomberos también proponen la solución para que las demás hinchadas puedan ingresar a la Isla Maciel sin problema alguno: “Nosotros podemos garantizar que el hincha visitante puede entrar y salir caminando sin ningún tipo de problema”.
 
Pasadas las 19 horas, los manifestantes santelmistas levantaron la protesta, por lo que quedó liberado el tránsito vehicular.

 

Compartir!

Comentarios

Comentarios