Restauran la Casa del Historiador

Compartir!

El Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana porteño realizó un llamado a licitación publica para restaurar la fachada de la casona con entrada principal por Bolívar 466. Además se prevé la construcción de una plaza pública en el estacionamiento lindero.

Sobre la plaza, el pliego de Especificaciones Técnicas Particulares detalla: “La intervención proyectada se propone la reconfiguración del espacio que actualmente cumple la función de estacionamiento, generando una plaza lineal. Esta nueva plaza permitirá incorporar nueva superficie verde, mejorando las condiciones ambientales del entorno y ampliando la oferta del espacio público. Se transformará el espacio actual generando áreas verdes continuas, dejando un paso libre en el centro para que, de ser necesario, exista la posibilidad de un acceso vehicular al archivo histórico”

Se habilitarán nuevos lugares de estar que contarán con la incorporación de bancos e iluminación peatonal lo cual aumentará la seguridad del sitio. A su vez, se generará un espacio de carácter privado, que tendrá uso exclusivo de la “Casa del Historiador» como sector de expansión y se dispondrá de una reja para el cerramiento de la misma. La propuesta incluye la incorporación del alumbrado peatonal, plantación de nuevas especies de arbolado, tareas de paisajismo y reparaciones en medianeras deterioradas.

La Casa del Historiador actualmente funciona como sede de la Dirección General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico del GCABA (Ministerio de Cultura)

Casa del Historiador:
Originalmente funcionó como la vivienda y editorial de la familia de Ángel Estrada. La antigua imprenta y el local estaban en la planta baja con entrada por Bolívar 486, mientas que la casa de la familia se encontraba en el primer piso, con puerta independiente por la calle Bolívar 462. Adquirida por Martin Simón de Sarratea en 1805. El comerciante español, realizo una serie de arreglos en la propiedad para adecuarla a las nuevas funciones mercantil. En 1806, estos trabajos fueron interrumpidos durante la semana en que se produjo la Reconquista de Buenos Aires. En 1830 esta propiedad junto con la de la casa del Virrey Santiago de Liniers es vendida a José Juan Larramendi. Varios años después, pasaran a formar parte de la herencia de la familia Estrada. La fachada actual del edificio corresponde a la remodelación realizada entre 1870 y 1890 sobre la estructura de una antigua casa colonial que además, se modernizo y amplio con todos los adelantos tecnológicos de la época
(Fuente Casa del Historiador, Ministerio de Cultura)

Compartir!

Comentarios

Comentarios