“LA ESCUELA TALLER SE ENCUENTRA EN PERFECTO ESTADO EDILICIO TANTO EXTERIOR COMO INTERIOR, NADA JUSTIFICA SU DEMOLICIÓN”

Compartir!

Foto: Guadalupe Cecconi para AM

Actos como no ejecutar el presupuesto de $150.000 aprobado por la Legislatura para el año 2010, no sustituir a los docentes que por diversas razones no continúan dictando clases en la Escuela, y la amenaza de una demolición, dejan bien a las claras cuál es la filosofía del actual gobierno porteño al respecto.

 La Escuela Taller depende del Ministerio de  Cultura del GCABA y  es un programa de la Dirección de Casco Histórico. Nace en el año 2000, cuando se crean dos sedes, una que  funciona en la calle Brasil al 200 y Paseo Colón y otra en  Moreno 301, es pública y gratuita.
 
En Abril del 2009 nos desalojaron de la calle Moreno, para resguardar los restos del galeón descubierto en las obras de excavación de puerto Madero en diciembre de 2008, lo cual ha provocado el cese del dictado de clases nocturnas y la reducción de la matrícula, con la consecuente baja de profesores y daño a una fuente de trabajo. Es decir que la sede de Moreno 301, a los fines de la Escuela Taller, está perdida.
 
La Escuela Taller del Casco Histórico, desde su inicio, no ha dejado de capacitar y formar a la comunidad  en las tareas de protección y conservación del patrimonio edificado, realizando sus prácticas beneficiando a la ciudad con sus trabajos de alta jerarquía interviniendo en espacios públicos de gran valor como Museo Isaac Fernández Blanco, el convento de San Francisco, la Catedral Metropolitana, el Museo Evita, Museo Carlos Gardel, cementerio de Recoleta, Centro Cultural San Martín,  por citar algunos.
 
 El Programa involucra la capacitación anual en:
* La formación de obreros artesanos especializados en la conservación y el mantenimiento de edificios de valor patrimonial.
 
* La orientación en las técnicas relacionadas con la albañilería, yesería, tratamiento y limpieza técnica de maderas, pétreos y metales, carpintería y lustre, modelado y moldería y construcción de herramientas y esgrafiado  entre otros oficios.
 
* La formación dirigida a la sensibilización, la valorización y el cuidado del patrimonio edificado.
 
Desde el año 2006 la escuela se encuentra en proceso de refuncionalización y puesta en valor mediante la mecánica licitatoria ejecutándose casi el 70% de la obra con una inversión que alcanza un total de $600.000, realizada con las contribuciones e impuestos de todos los vecinos de la Ciudad.
 
La Escuela Taller se encuentra en perfecto estado edilicio tanto exterior como interior, nada justifica su demolición. A propósito, hacemos público que el portón principal de la escuela fue afectado por un accidente de tránsito, que la indemnización fue pagada por la compañía de seguros al gobierno de la Ciudad, y que, a la fecha, ese dinero no fue puesto a disposición para restaurar el citado punto de acceso.
Foto: Guadalupe Cecconi para AM
 
“En Abril del 2009 nos desalojaron de la calle Moreno, para resguardar los restos del galeón descubierto en las obras de excavación de Puerto Madero en diciembre de 2008”
 
Hoy, sobre el edificio del que aún dispone la Escuela Taller, (Avda. Brasil 200, esquina Paseo Colón), pesan tres Ordenanzas (23.475, 26.498, y 33.366), que plantean el ensanche de la traza de la Avda. Paseo Colón, que condenan a dicho inmueble a ser demolido.
 
Oportuno es aclarar que a menos de 200 metros, en sentido hacia el Centro, se produce un “cuello de botella” por los pilares de la Autopista, que hace a todas luces nulo el supuesto beneficio del ensanchamiento. En ese sitio, además, se encuentra el espacio para la Memoria, Verdad y Justicia  conocido como “El Atlético”.
 
En Enero del corriente año comenzó la demolición llegando a metros de la escuela. La obviedad de esta circunstancia hace aún más evidente la intención de arrasar con el patrimonio urbano. Basta ver la ubicación geográfica del lugar para entender que estando a metros de Puerto Madero, de San Telmo y enfrente al Parque Lezama, donde muchos vemos un lugar para la cultura y la preservación de los bienes públicos, otros verán un fabuloso negocio inmobiliario.
 
Prueba de esto es que ya están promocionando la venta de oficinas con la particularidad de que se ofrece comodidad para estacionar por el ensanchamiento de Avda. Paseo colón al 1400. (Ver www.sebastiancantero.com)
 
En Mayo, alumnos de la Escuela presentaron un amparo caratulado SAUGAR GRACIELA LILIANA Y OTROS CONTRA GCBA AMPARO (ART 14 CCABA) Exp. Nº EXP 37468 /0. A pesar de esta situación hoy en día la Escuela Taller del Casco Histórico continúa desarrollando sus actividades a través del esfuerzo de sus directivos y profesores (muchos de los cuales trabajan ad honorem  aportando materiales y herramientas personales, debido a un robo sufrido en el año 2008).
 
Un continuo desmejoramiento en las condiciones de funcionamiento, tanto por la falta de ejecución del presupuesto como la pérdida del subsidio que cobraban los alumnos, los bajísimos sueldos que cobran los docentes, la promesa incumplida de reponer los materiales y herramientas robadas, ponen en riesgo la continuidad de las tareas que se desarrollan en la Escuela Taller.
 
“En Enero del corriente año comenzó la demolición llegando a metros de la escuela. La obviedad de esta circunstancia hace aún más evidente la intención de arrasar con el patrimonio urbano”
 
Frente a esta situación, los alumnos hemos realizado todos los pasos legales y  “políticamente correctos” desde el 2008, hasta el corte realizado el día 25 de Octubre del corriente año de las Avenidas Brasil y Paseo Colon debido a la falta de respuestas y a que no se avizora ningún cambio en la actitud de quienes gobiernan la Ciudad, antes bien todo lo contrario. Prueba de ello es que después de este corte, la dirección del Casco Histórico prometió entregar dinero en materiales, poniendo en evidencia que la partida adjudicada como presupuesto está disponible, y que no existe la menor voluntad de ejecutarla.
 
La educación pública y gratuita es de interés de toda la comunidad, y la preservación del patrimonio cultural es obligación de todos, incluyendo a las autoridades, tal como reza el Art. 41 de la Constitución Nacional, la cual, a la luz de los hechos planteados más arriba, parece no haber sido leída por muchos de los que hoy ostentan cargos ejecutivos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.  
 
Nuestra tarea como alumnos, es concientizar a la comunidad de la importancia de salvaguardar la Escuela taller Casco Histórico, y ese camino estamos transitando.
 
*Stella Maris Ayala,  Graciela Saugar y Paula Palavecino Hernández
(Alumnas y ex alumnas de Las Escuela Taller Casco Histórico)
 
 
 

 

Compartir!

Comentarios

Comentarios