EL FUNCIONARIO SINDICADO COMO RESPONSABLE DEL “DERRUMBE DEL GIMNASIO”, AUTORIZÓ UNA OBRA ILEGAL EN EL BARRIO DE SAN TELMO

Compartir!

La Legisladora Delia Bisutti conversando con el responsable de la obra de la estaciòn de servicio de Independencia al 400. Foto AM

 

La legisladora denunció a fines de mayo de este año la reinstalación de la estación de servicio en la esquina de avenida Independencia y Bolívar. El emprendimiento se encuentra comprendido dentro del Área de Protección Histórica, y por lo tanto carcen de legalidad.
 
Los trabajos de construcción de la polémica expendedora de combustible se iniciaron a principios de la década del ´90. Los habitantes del edificio lindero (Av. Independencia 466) realizaron sendos actos de protesta e impidieron desde ese entonces el funcionamiento de la misma. Los vecinos propietarios con frente hacia la estación de servicio en el sector interno de la manzana por la proximidad se encuentran en situación de riesgo. Además en el edificio funciona una cámara subterránea de distribución de electricidad desde donde se provee de energía a dicho sector del barrio. 
 
El miércoles 26 de mayo en horas del mediodía Bisutti se dirigió al sitio en conflicto donde la esperaban vecinos. Intentaron dialogar con responsables de la obra, pero solo pudieron intercambiar algunas palabras con un ingeniero quien declaró que solo “cumple tareas técnicas”.
 
“La ciudad de Buenos Aires experimentó en los últimos años un notable crecimiento de la construcción, pero el incremento de esa actividad comercial requiere inexorablemente de un Estado responsable y atento, que controle y vele por la seguridad de las personas. No podemos olvidarnos que la construcción es una de las ramas de la industria que más accidentes registra, según informes recientes de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo”, aseguró Bisutti esta semana.
  
 
La Defensoría de la Ciudad y la legisladora presentaron una medida cautelar autónoma para pedir que se detuvieran las obras en el predio de San Telmo para investigar la legalidad de la habilitación otorgada. La Justicia dio lugar a esa medida, detuvo las obras y exigió el certificado de impacto ambiental del emprendimiento.
 
  
El juez remitió además las actuaciones a la Cámara de Apelaciones en lo Correccional de la Capital para que investigue la responsabilidad de Martín Farrell, Director General de Habilitaciones, y otros funcionarios involucrados en la habilitación presuntamente irregular de la mencionada estación de servicio.
  
 
Farrell es Director General de Habilitaciones y depende, en el organigrama oficial, de la Agencia Gubernamental de Control, cuyo titular, fue desplazado por participar de una reunión en Boca, donde integra la comisión directiva, mientras continuaban las tareas de rescate a las víctimas del derrumbe de Urquiza.

 

 

 

 

Compartir!

Comentarios

Comentarios