LOS DOCE MILLONES DE PESOS DEL PADELAI

Compartir!

Foto AM


Según el sitio www.observadorglobal.com en la actualidad, el dinero se encuentra en un fondo judicial en el Banco Ciudad, ya que el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) no reconoce a la cooperativa.

Las periodistas Natalia Ferreira y Silvia Luján informan que en diciembre de 2004 por la Secretaría de Desarrollo Social porteña, se otorgaron 61 créditos por 30 mil pesos con el 0% de interés a devolver en 24 cuotas. Además les dieron a 84 familias subsidios por 15.000 pesos: entre ellas, hay otras 34 propietarias. 

En 2009, se realizó la expropiación del Patronato a través de la Ley 3024, este pasó a manos del Estado y el Banco de la Ciudad lo tasó en $ 12.000.000, a pagar a la Cooperativa. Para que la expropiación tuviera validez, primero se tenía que pagar al expropiado, según la Constitución Nacional. Como no se tenía constancia de los registros de quienes estaban a cargo de la cooperativa, el dinero terminó en un depósito judicial. El problema radica en que San Telmo Limitada no cuenta con los libros, que la acrediten como tal. 

La denuncia de sustracción quedó asentada en la causa N° 3.222 en el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N° 2. En la investigación del Observador Global se informó que el abogado del INAES, Rubén Peirano sostiene que existen irregularidades en cuanto al funcionamiento de la cooperativa en cuestión. En ese sentido el INAES inició un expediente de declaración de personería, declaración de incertidumbre en realidad, para saber si existe o no como ente social, como cooperativa
El sitio asegura que en 2006, “Sabrina Cocconi, junto a Deborah Mariño (letradas de la cooperativa) afirman que existían por lo menos dos causas abiertas: INAES contra Cooperativa Exp 15988/2003 Juzgado Federal Civil y Comercial 3 Secretaría 5 (el expediente de la Cooperativa San Telmo está archivado) y Cooperativa y Asoc. contra el Gobierno de la Ciudad de Bs. As Exp. 15564/ 2000 Juzgado 7 Secretaría 13.  “En el expediente INAES-Cooperativa están todos los legajos de los subsidios y es imposible contabilizarlos. Había un padrón, pero no era el único. No fue parejo el subsidio,  fue muy desprolijo.  Lo recibía el primero que llegaba y  el monto era de $ 5 000 o $ 10 000 como mucho. No se hizo un censo como correspondía”, afirma la letrada Cocconi.

Un número no determinado de abogados representan a un número no determinado de familias nucleadas en distintos agrupamientos, quienes pugnan por asirse de parte del depósito de $12.000. En el medio, algunos damnificados quienes nunca lograron solucionar su problema habitacional y quedaron hasta en situación de calle, y otros lograron comprar una propiedad y continúan abonando créditos, y otros probablemente no están ni enterados de esta discusión.
 
Mientras se desarrolla esta verdadera comedia de enredos, el CCEBA (Centro Cultural España en Buenos Aires) promociona una muestra sobre Arte Urbano llamada Sinvergüenza.
 
 
Fuente:

 

Compartir!

Comentarios

Comentarios