HAY QUE ALENTAR QUE LA GENTE “CURTA” LAS CALLES

Compartir!

Hiperimpulso, una de las bandas que participó en los festejos. Foto AM

Reducir a “GueBara” a un mero emprendimiento comercial vinculado a la expensa de bebidas alcohólicas y la oferta de música alternativa es en opinión de este cronista una simplificación y casi una falta de respeto a este verdadero “templo” de la cultura under (o subcultura si nos ponemos muy finos con conceptos sociológicos que escapan por espacio a esta breve crónica). En estos 16 años Madueña debió sortear innumerables crisis económicas que muchas veces escapaban a sus decisiones como propietario de un comercio, pero siempre tuvieron que ver con la decisión de mantener el “espacio” aún en detrimento de estrategias económicas racionales, que sobre todo pos crisis decembrina 2001, anunciaban alertas de la necesidad de abandonar la actividad o cuanto menos reconsiderarla. Para quien conoce a Mariano lo escrito es casi ocioso. Ni en los peores momentos siquiera se le pasó por su mente cerrar el bar, que hace años no le pertenece. Sus verdaderos dueños son los cientos de jóvenes que semanalmente disfrutan de una verdadera bocanada de “libertad”, en donde pueden expresarse, divertirse en un sitio en donde no existe ni la portación de rostro ni estereotipo alguno relacionado a coyunturales o estructurales situaciones socio-económicas de sus visitantes.
 
En diciembre de 1994 y con tan solo 22 años se animó a llevar a la práctica una idea que desde siempre le venía dando vueltas por su cabeza. La iniciativa original y que aún se mantiene era hacer de GueBara, “un lugar para que las bandas pudieran mostrar su música, y los artistas hacer vibrar con el sonido de sus obras”.
 
Madueña es políticamente incorrecto y a pesar de la mala prensa que pueda tener algunas de sus decisiones o posiciones públicas, las enuncia con claridad a quienes están dispuestos a escucharlas. En una de las peores crisis de representación de nuestro país, Mariano no oculta su antigua militancia en la “Juventud radical” (en una de sus paredes un cuadro de Illia adornó el bar durante años).


En estos 16 años de vida, pasaron muchas cosas. Entre ellas sucedió una tragedia que marcó a todos y cada uno. Fue en diciembre de 2004, en el boliche “República de Cromagnon”. Mariano considera que esa tragedia “fue algo perverso, que la usaron políticamente”. Piensa que las culpas y las responsabilidades deben ser bien distribuidas, porque no cree que Omar Chabán sea el único responsable, lo ve como “un loco lindo” que ayudó para que muchas bandas pudieran crecer. A partir de esa fecha, los que trabajan en la noche, dice Mariano Madueña, “somos palabra prohibida, somos empresarios de la noche. A los bares nos pusieron una resolución de capacidad, en la que debe haber una persona cada 3 metros cuadrados, es algo impracticable”

 
Mariano Madueña propone en San Telmo un espacio de cultura under para jóvenes y los no tanto. Foto AM
 
En el medio de los festejos Madueña charló con Alerta Militante.
 
Mariano 16 años. ¿Valió la pena?
¿Si valió la pena seguir todos estos años?… Calculo que si. Porque aunque es algo como inércico, también hay algo que siempre me estimuló a seguir peleándola. Como una batalla tras otra. Creo que vale la pena saber que hay gente que se pone contenta cuando llegan después de muchos años y te dicen “Todavía seguís”.
 
En todo este tiempo habrás transitado por buenos y malos momentos y diferentes gestiones en el Gobierno de la ciudad.
Anécdotas hay muchísimas. Pero momentos importantes fue cuando la ciudad tuvo su autonomía. Transitaba el menemismo con el justicialismo en el poder. Ese momento sentí que se abría una puerta para golpear distinta. Ahí sentí que algo comenzaba a cambiar para los porteños. Había un aire de opresión para hacer cualquier trámite municipal. Para cualquier cosa era como estar en un estado sordo. Por eso cuando ganó el radicalismo en la ciudad fue como recordar el 83. Yo vengo de un barrio y familia radical y así como sentí esa tranquilidad recuerdo lo mala que fue la experiencia Delarruista en el gobierno nacional, con el PJ bombardeando para quedarse con el botín, que deparó con el 2001. Cosa que recuerdo con mucha tristeza.
 
Muchos artistas decidieron acompañarte……
Rodearme de música me hace muy bien. Siempre quiero hacer algo por ella. Entonces armé esto. Para mostrar que hay bandas que no están en los primeros planos. Y convoqué a los músicos que tocan en el bar. Y me dieron una mano “Palo, Juan Subira, Tito Verenzuela y Carlito Martin de Bersuit”. Luis Aranoski presentó a las bandas y de alguna manera a poner el sello de la mística y glamour underground.
 
Hace muchos años que  no se ven este tipo de eventos en un espacio público. Cientos de jóvenes disfrutaron de los festejos sin ningún tipo de incidentes….
Es difícil hacer algo de esto porque es caro hacerlo y no todos tienen los medios. Yo conté con el apoyo de “Isenbeck” y de los artistas que no cobraron Y los chicos de Von Frulen que se encargaron del despliegue técnico. Si no sería imposible. Hay que alentar que la gente “curta” curta las calles. Porque así se ve vida en todo momento. Porque cuando las calles están llenas todo es menos inseguro. Hoy están haciendo que la gente no fume, se vaya antes de los bares… todo porque no quieren ver que el problema es que la gente no tiene tiempo para el ocio. Y si le sumas que no tiene trabajo o la guita no alcanza, de cualquier manera van a buscar formas de evadir. Llámese drogas o alcohol. Que los gobernantes logren que la vida sea buena, feliz y nadie va a querer evadirse de una realidad que le es favorable.
 
Innumerables trámites ante el gobierno porteño debió sortear Mariano para llevar adelante este evento. Cortes de calle, de vereda, presentaciones a la policía federal entre otros, con los que se cumplió ordenadamente en tiempo y forma.
             
 
La sonrisa de Mariano iluminó la noche de festejos de este reducto de cultura under del barrio de San Telmo.  Una vez más los presentes, jóvenes y no tan jóvenes,  demostraron que es posible disfrutar un festejo sin problemas en el espacio público.
 
Fuente. Revista Alerta Militante. Ana Belén Murua “CATORCE AÑOS DE HISTORIAS” www.alertamilitante.com.ar
 
Una amplia convocatoria disfrutó del evento. Foto AM

“QUE BUENO ES ESTAR ACÁ CON LOS ARTISTAS EN LA CALLE…AÚN CON ESTA GESTIÓN MACRISTA INSOPORTABLE"
El mítico bar GueBara cumplió 16 años y los celebró el sábado 3 de julio con un recital gratuito al aire libre. El escenario ubicado en la calle a la altura del sitio homenajeado (Humberto Primo 463) comenzó pasadas las 18 hs y tuvo como presentador y locutor a uno de los “triciclosclos”, Luis Aranosky quien no ahorró palabras para demostrar su disgusto con la actual gestión porteña.
 

Por el escenario dijeron presente artistas de la talla de Goy (de Karamelo Santo), Fede Cabral (San Camaleón) Charly Desidney y Manu Espinosa (La Esponjosa) con la Peña Pop. Además, Hiperimpulso,  los ex Turf “Toddy” Tapia y el “Tano” Caloia, junto a Sam (Motorama) y Bruma en voz, que presentaron su nueva banda “Justicialista Sport”.

También, el show de “Electrochongo”, la banda de pop que fue la gran sorpresa de la última edición del Festival Emergente, junto a “Falsos Profetas” y “Te Mato en Verano”. El cierra contó con la presencia de Juan Subirá y Tito Verenzuela, de la Bersuit, junto a Palo Pandolfo

Compartir!

Comentarios

Comentarios