“La isla Maciel es mucho mas tranquila de lo que la gente piensa”

Compartir!
Inauguración de las obras del Convento, en mayo pasado con colaboradores de la parroquia.
Inauguración de las obras del Convento, en mayo pasado con colaboradores de la parroquia.
 
¿En qué momento de tu vida decidiste incorporarte a la Iglesia?
Jovencito. El camino para ser sacerdote lo empecé a los 18 años cuando terminaba de cursar el secundario en España (Málaga). El seminario lo comencé en la ciudad de Valencia pero a los cuatro años ya estaba harto. Yo siempre quise…no solo trabajar sino vivir entre los pobres. Hinché hasta que conseguí venirme para América.
 
¿Cuándo “desembarcaste” en la Isla?
Conseguí un puesto de enfermero en el “Hospital Piñero” (Varela 1307- Bajo Flores) y busqué algo que me quedara cerca del hospital. Se dieron las cosas. En la isla Maciel había fallecido nueve meses antes (año 2005) el párroco que hasta ese entonces estaba a cargo. Hablé con el obispo de Avellaneda y me aceptó.

Todo lo que hace a la vida del pueblo tiene cabida en esta parroquia, y no importa de donde venga, ni lo que piensa la gente, ni si es creyente, etc. Todo lo que va en contra de la vida del pueblo, ya venga con quince rosarios en el cuello intentamos que no tengan lugar.

 

Padre Francisco
Olveira
Con tu llegada a la parroquia comenzaron a tener lugar diferentes iniciativas que podemos considerar extra eclesiásticas.
Yo digo que todas las actividades son “religiosas” y “sociales”. Dios no separa una cosa de otra. Lo que trae vida al pueblo, eso es de Dios…lo que no trae vida al pueblo no es de Dios. Todo lo que hace a la vida del pueblo tiene cabida en esta parroquia, y no importa de donde venga, ni lo que piensa la gente, ni si es creyente, etc. Todo lo que va en contra de la vida del pueblo, ya venga con quince rosarios en el cuello intentamos que no tengan lugar. Por ejemplo en el convento funciona “Deporvida” con actividades de prevención. Es un convenio de cariño y amor entre San Telmo, y la parroquia. Tenemos un convenio más formal con la Municipalidad de Avellaneda que es un programa de inclusión o de reinserción social de chicos de 12 a 17 años. Pero esto no significa que la parroquia les cede un espacio y que ellos se arreglen sino que esta involucrada en la lucha diaria. Lo que siempre hacemos a pulmón ahora lo hacemos con ayuda del municipio que paga los profesores, materiales, etc, etc.
 
¿Qué actividades se realizan actualmente?
Trabajamos con chicos que por lo general ya han tenido problema o con la policía o con las drogas o que ya habían dejado la escuela con situaciones socioeconómicas muy complicadas. Acá tienen un espacio. Algunos a la mañana otros a la tarde, donde aprenden oficio (soladuras, peluquería, costura) y se intenta que vuelvan a reinsertarse en la escuela. Tienen apoyo esco640lar y se les acompañan a nivel de su problemática y de su familia. También se les ofrece muchas actividades recreativas como talleres de teatro, y una biblioteca. Los chicos si cumplen reciben una pequeña beca por participar en el “Envión”.

Claramente no es zona roja. Lo que no quita que haya pibes que estén “dados vueltas” y te puedan dar una mala sorpresa. Son víctimas de un sistema que a la vez hacen ellos daño también.

 
¿Cómo es la relación de la Parroquia con en el resto de comunidad de la isla?
Hay muy buena relación porque la gente ve que la parroquia está servicio del barrio. Y que donde hay un problema en la medida que se pueda dar una mano la iglesia quiere estar. Esto a veces que genera conflictos a veces implica pelearse con algún puntero político que no le gusta la postura de la iglesia, o que algún momento discutimos con algún funcionario. Yo creo en el amor al enemigo, pero eso significa que tenés enemigos. A veces por la lucha de estar al lado de la gente te creas enemigos y tenés que amarlo y eso no significa bendecir las cosas malas.
 
Hoy se presentó una mamá para colaborar.
El padre anterior era una persona muy mayor y prácticamente no había actividad en la parroquia. Tenemos un grupito lindo y si uno pide ayuda la encuentra. Es cierto que la gente tiene muchos problemas y dificultades en la sobrevivencia diaria, entonces lo que le cuesta es mantener un compromiso. Es más fácil para nosotros que tenemos la vida mas arreglada por decirlo de alguna manera.
 
Francisco en el primer aniversario del Programa Envión el 9 de Junio de 2009.
Francisco en el primer aniversario del Programa Envión el 9 de Junio de 2009.
 
Mencionaste la preponderancia de punteros políticos. Existen otras formas de organización que colaboran con iniciativas solidarias.
Fundamentalmente los punteros políticos son peronistas. Hay de todo. Mas histórico, menos histórico, mas buenos más a la antigua. Hay una Unidad básica que sería de la izquierda peronista, hay una junta vecinal. Digamos hay fuerzas vivas en el barrio como los bomberos voluntarios, la salita y la escuela. El año pasado los chicos no podían cursar el colegio secundario por falta de un edificio. Durante un año se utilizó el convento para el dictado de clases.
La Relación con los medios
 
Francisco costó sacarle una foto, prefiere el perfil bajo. En noviembre de 2007 el entonces conductor televisivo Ronnie Arias, visitó la Isla y entrevistó al Padre. Partir de ese momento lo llamaron infinidad de veces de otros medios y es por eso que prefiere mas el anonimato para trabajar con mayor comodidad. Por otra parte en ese mismo año mantuvo una fuerte polémica con el periodista Samuel “Chiche” Gelblung y el noticiero del Canal 9 de televisión. En esa oportunidad realizó una denuncia ante el Instituto Contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) porque se sintieron discriminados por las expresiones y las imágenes que se emitieron en el programa “Impacto Chiche” y un informe difundido por Telenueve presentando a la Isla Maciel como “La ciudad prohibida” y ‘Triángulo de la muerte’. 
La isla es estigmatizada por su vinculación con los robos, las drogas y el paco en particular. Cuanto de mito cuanto de realidad.
La droga está por todos lados. Tenemos pibes que no tuvieron una oportunidad en su vida. Pero la isla es mucho mas tranquila de lo que la gente piensa. Claramente no es zona roja. Lo que no quita que haya pibes que estén “dados vueltas” y te puedan dar una mala sorpresa. Son víctimas de un sistema que a la vez hacen ellos daño también. El convento no lo tocan porque saben que siempre está para lo que necesiten. Son los mismos que después los encontrás y te cuentan que quieren salir de toda esta porquería. La inmensa mayoría es gente trabajadora. Muchas personas terminan en la isla porque se vienen cada vez mas abajo. Perdieron su casa, su trabajo o no pudieron pagar su alquiler, vivieron un tiempo en la calle y terminaron encontrando un pequeño lugarcito acá en la isla. Hay muchas historias similares. Lo que acá hay es mucha pobreza y que mas allá que existan políticas mas o menos mejores los pobres se van juntando donde están los pobres.
 
A veces algunas anécdotas permiten ilustrar el estado de situación. Relátanos una experiencia que recuerdes con dolor y otra con afecto.
Al poco tiempo de llegar a la Isla, me llama una señora y me dice: “Padre vamos a ver a estos chicos que esta mujer esta sola y los chicos están solo porque a la mujer la internaron”. Eso era un verdadero desastre. Cuatro criaturas solas. La mamá era una alcohólica perdida y terminó internada. Cuando salió no volvió a tomar más. Fue un milagro. Hoy en día está trabajando en el convento y tiene un sueldito de la municipalidad porque hace mantenimiento. Una persona nueva.
¿Dolores?….me da pena cuando no llegamos a tiempo. Un pibe que todavía sigue preso y que es posible que pase su vida en prisión. No llegamos a tiempo como para poder contenerlo. Una verdadera víctima del sistema. Un chico sin familia, sin DNI, sin donde caerse muerto y bueno…terminó en una cárcel de menores, y luego a una de mayores. Si ese pibe hubiera tenido “El Envión”, o una contención no estaría preso. Es uno de tantos pobres que inunda las cárceles y que nunca tuvieron una oportunidad.
 
Programa “envión” en la Isla Maciel
 
Funciona en el Convento “Nuestra Señora de Fátima” (Montaña 554) los días martes y jueves a las 16:30 hs. Lunes a viernes de 13 a 17 hs. Es un programa de la Dirección General de Inclusión Social de la Municipalidad de Avellaneda. Está destinado a adolescentes entre 12 y 17 años que viven en la Isla Maciel y estén en situación de vulnerabilidad social. El objetivo principal es acompañar a los jóvenes para que logren terminar la escuela y puedan capacitarse en algún oficio o actividad que les permita insertarse en el mundo del trabajo. Entre las diferentes actividades que se realizan podemos mencionar apoyo escolar, alfabetización, computación, soldadura, baile, vestimenta, murga, teatro, educación física. 

¿Te quebraste en alguna oportunidad?
Quebrarme como para decir mando todo a la miércoles…no. Que a veces me emociono y me entran ganas de llorar, veinte mil veces. Dos cosas que tengo bastantes claras: Primero que a los mas pobres Dios los quiero especialmente. Son sus hijos más pobres a quienes el sistema les negó la dignidad. Entonces tengo que estar al servicio de ellos y no porque sea mas buenos o mas malos. Te comento esto porque sino a la primera que te pasa algo en contra decís “para que voy a hacer algo por esta gente”. Esas son cuestiones de clase media. La otra cuestión es que yo se que en lugar en donde se vivir mi fe es acá en el medio los mas pobres.
 
En tu oficina se puede ver un cartel que protesta por políticas públicas de Mauricio Macri y otro que es un homenaje al Padre Mujica. Si lo sumamos a algunas de tus definiciones se evidencia un determinado corte ideológico.
Yo me siento peronista. Esto lo dice alguien que no sabía quien era Perón ni evita hasta que vine a la argentina. Dios y el dinero se llevan mal, a Jesús lo crucificaron entre otras cosas por decir esto. Esta claro que me siento en la línea de los curas del tercer mundo y en especial y si quieren de los curas villeros que empezaron a vivir en las villas de emergencia, aprendiendo del pueblo. Lógicamente hay cosas que mi fe no puede compartir como los son los modelos excluyentes. Para mi un Macri es un modelo excluyente, un De Narváez es un modelo excluyente. Eso de que no hay que meterse en política…todo es político y las cosas se transforman desde la política. Durante tantísimos años fui opositor, peleando contra el sistema de muertes que trajo Menem y el neoliberalismo. Hoy no digo que estamos en la gloria. En todo caso los critico por izquierda pero veo que hay muchos avances en muchísimas cosas desde los derechos humanos un estado más presente, etc. Sigo criticando muchas cosas, como la vieja política y el clientelismo. Hoy en día yo no digo que soy opositor.
Padre Francisco Olveira 
Olveira participó de las organizaciones de ayuda solidaria durante la tragedia del terremoto en Haití. “Participé medio de cura y medio de enfermero y realmente no nos damos cuenta en comparación lo bien que estamos”. La experiencia le permitió confirmar lo que suponían antes de viajar, “no hay estado y la gente está viviendo actualmente gracias a las ONG”. La asistencia internacional fue muy desorganizada y “como los países poderosos no aporten mucho dinero, es e país va a quedar como desde que se inició siendo un país oprimido. La presencia de religioso de República Dominicana quienes perteneciendo a un país más chiquitito, ayudó mas que EEUU que solo mando milicos”. No lo puede evitar…el padre Francisco tienemucho para decir…pero por sobre todas las cosas, nunca deja de hacer.
 
*Director Alerta Militante
Compartir!

Comentarios

Comentarios