ABRIERON NUEVOS "CARRITOS" ILEGALES EN COSTANERA SUR

Compartir!

Los clásicos "carritos" de venta de choripanes de la Costanera Sur. Foto AM

 

En junio de 2008 la Asociación Civil por la Reserva (Ecológica)-Vecinos Autoconvocados, le enviaron un informe a Juan Pablo Piccardo, por ese entonces Ministro de Espacio Público y medioambiente de la Ciudad de Buenos Aires.
 
El relevamiento de los vecinos incluyó documentos fotográficos de los carritos en Costanera Sur, desde la entrada Viamonte de la Reserva Ecológica hasta la entrada Brasil. El informe denuncia a una serie de anomalías a lo largo del mencionado recorrido como la utilización de Altoparlantes (Prohibidos por estar frente a un espacio protegido como lo es la Reserva- Ley 1540, Art. 11, tipo I, Inc. C y D); Extensión de los carritos con utilización de toldos y “mesas auxiliares” para exposición de comidas y condimentos varios; Mesas y sillas sobre la vereda; Utilización de la vereda para hacer fuego en tachos; uso del espacio público como deposito de bebidas y carbón y el incremento de carros y/o “casas rodantes” como depósito.
 
El 17 de septiembre del año pasado en horas de la madrugada el gobierno porteño levantó literalmente 14 de los 40 puestos instalados sin autorización a lo largo de la Costanera Sur. Algunos de los puesteros decidieron resistir pero personal de la dirección de Espacios Públicos de la Ciudad, con apoyo de la policía Federal realizaron el operativo.
 
  
En uno de los camiones utilizados para la mudanza compulsiva de los carritos fue abordado por una mujer que dijo ser la dueña reclamó que le devolvieran su medio de trabajo. Junto con otros puesteros que la ayudaron a bajar del acoplado los hierros, rearmaron el puesto. 
  
 
El sitio www.nuevopuertomadero.com entrevistó a un vecino quien percibió “movimientos extraños frente a su edificio, justo al lado de la plazoleta Haroldo Conti. Según pudo apreciar, estaban intentando montar una estructura. Rápido de reflejos, bajó y se acercó al lugar, en donde le confirmaron que efectivamente ahí se levantaría una parrilla. Le notificaron, además, que contaban con autorización y habilitación municipal para construir puestos de comida en la zona comprendida entre el Blvd. Azucena Villaflor y la Fuente Las Nereidas, siempre sobre la Costanera Sur. A simple vista, los papeles parecían ser reglamentarios”.
 
 Foto AM
  
Anoticiadas de esta situación las autoridades porteñas se presentaron en el lugar, solicitaron los papeles correspondientes e impidieron que la construcción de la parrilla siguiera avanzando hasta que no se comprobara su legalidad. La policía se llevó en calidad de detenido al encargado, por adulteración de documento público.
 
  
A seis meses del mencionado operativo según un informe de Clarín apenas 10 de los más de 30 puestos que funcionan allí tienen permiso para vender comida. Otros siguen abiertos por amparos judiciales y un tercer grupo es completamente ilegal. Los funcionarios porteños afirman que para solucionar esta problemática habría que cambiar la ley que regula la venta ambulante. Por otra parte otro grupo de locales informales funcionan por amparos judiciales.
 
 

 

Compartir!

Comentarios

Comentarios