ONG ´S DE PUERTO MADERO LANZAN CONVOCATORIA PARA ELEGIR NOMBRES DE LAS CALLES

Compartir!

El Dique 1 de Puerto Madero está comenzando su desarrollo. Ubicado en el extremo sur del barrio, promete ser el más dinámico de los cuatro diques, ya que fue planificado para albergar múltiples usos y espacios: residencias, oficinas, hoteles, centros y paseos comerciales confluirán generando un ámbito ideal para el esparcimiento, en un entorno seguro y moderno.

Actualmente se está iniciando la apertura de calles al uso público en el Dique 1 y una de ellas aún no tiene nombre.
Es por eso que el Consorcio de Propietarios del Dique 1 y NuevoMadero.com decidieron convocar y consultar a la población, para que contribuya en su denominación.
 
Los organizadotres aseguran que cuentan con la colaboración de las prestigiosas historiadoras María Sáenz Quesada y Araceli Bellotta. A la fecha seleccionaron siete mujeres argentinas, provenientes de distintas épocas y actividades, para que los interesados en participar puedan elegir entre ellas.
 
Las nominadas son: Ana Díaz, Camila O´Gorman, Aurelia Velez, Rebeca Gerschman, Alejandra Pizarnik, Niní Marshall y María Luisa Bemberg.
Se puede votar desde el 15 de noviembre hasta el 15 de diciembre, exclusivamente a través del sitio  www.nuevomadero.com
Una vez concluido el concurso, el nombre con mayor cantidad de votos será sugerido y propuesto a la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.  
 
El proyecto de “Eduardo Madero” de fines de siglo XIX surge a partir de la necesidad de instalar un puerto que conectara a Buenos Aires con Europa para profundizar el modelo agroexportador de la “Generación del 80´”. De esta manera diseñó cuatro diques cerrados, interconectados mediante puentes, y dos dársenas, norte y sur. Fue aprobada por el entonces presidente Julio Argentino Roca, a fines de 1884, y entre 1900 y 1905 se construyeron los dieciséis docks de ladrillos rojizos, claros exponentes de la arquitectura utilitaria inglesa. Los docks tenían entre tres y cuatro pisos con sótano, depósitos que serían utilizados para guardar granos y otros artículos de exportación. El tráfico de mercancías y al incremento en el movimiento de pasajeros, hacia 1910 este puerto resultó insuficiente, y un un año más tarde, comenzaron las obras para la ampliación de la zona portuaria, con dársenas en forma de peine, obra del ingeniero Luís Augusto Huergo. La renovación del viejo puerto se inició en 1989 con la Ley de Reforma del Estado y la creación de la Corporación Antiguo Puerto Madero. Tuvo como principal objetivo urbanizar sus 170 hectáreas y revalorizar el área central de la Ciudad.  
Compartir!

Comentarios

Comentarios