El bastón del Consenso

Compartir!

El jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, y Santiago Cafiero, quien lo suplirá en el cargo cuando asuma Alberto Fernández, acordaron que el traspaso de mando sea en el Congreso de la Nación. Luego de un insólito impasse, el próximo presidente de la República asumirá el cargo con el bastón de mando confeccionado por el platero Juan Carlos Pallarols.  

Pasadas las 22.20 hs del domingo 27 de Octubre, Mauricio Macri subió al escenario del “bunker” de Juntos por el Cambio en Costa Salguero, reconoció la derrota y llamó a una transición ordenada con el presidente electo. Quiero felicitar a Alberto Fernández, acabo de hablar con él y lo invité a desayunar mañana a la Rosada por una transición ordenada que lleve tranquilidad a los argentinos”, dijo Macri.

En el taller de la calle Defensa 1039/94 se confirmó lo que se venía trabajando con paciencia, nada más ni nada menos que el retorno a la normalidad que significa el respeto por la tradición del uso del bastón de mando confeccionado por un Pallarols.

Juan Carlos recorrió más de 200 ciudades argentinas con el bastón y, simultáneamente, habilitó el libro de firmas para cada uno de los participantes. En diciembre de 2018 solicitó una audiencia con la vice presidenta Gabriela Michetti, y en agosto de este año por el propio Fernández, quien se sumó a la obra conjunta tras haber ganado en las PASO. Luego de las insólitas vicisitudes (ver apartado) por las que debió transitar en el anterior traspaso de mando, Pallarols puso manos a la obra y en estos días está finiquitando los últimos detalles.

El futuro mandatario solicitó que el bastón lleve grabada la frase “Argentina de pie” en el metal del mango. La cita fue utilizada como consigna en piezas audiovisuales de la campaña presidencial del Frente de Todos. Otro detalle a tener en cuenta es la altura del presidente electo, quien mide alrededor de 1,80 metros, por lo tanto la longitud del bastón será de 93 centímetros.

El bastón esté confeccionado con “Urunday”, una madera autóctona que tiene una coloración castaño-rojiza, con una superficie lisa, y con brillo propio. La empuñadura está hecha en plata, en la que se labraron 24 cardos que representan a cada una de las provincias, y además se incluyeron tres pimpollos de la misma especie de la flora argentina, por las Islas Malvinas.  Los laureles del bastón fueron hechos con vainas servidas de balas de la guerra de Malvinas, y en la rosa se colocará la esquirla de una bomba que mató a un soldado cordobés que participó de la contienda. 

Pallarols viajó el mes pasado a la localidad de Sampacho de donde era oriundo este joven..-

En enero de 2016 este medio publicó una nota titulada, «El verdadero dueño del bastón es el pueblo». La definición emanó de un hombre mejor conocido por su calidez en el dialogo. Pero la insólita situación por la que debió transitar logró conmoverlo y se refirió sobre la cuestión con respeto, pero al mismo tiempo con firmeza. Repasemos. La saga comenzó cuando Juan Carlos Pallarols, encargado por décadas de la confección del bastón de mando denunció que fue amenazado por un empleado de ceremonial de la Casa Rosada, cuando aún gobernaba Cristina Kirchner. «Me dijeron que iban a mandarme a la policía si no les entregaba el bastón a ellos hoy», relató. El maestro estaba dando una entrevista con Crónica TV cuando escuchó que Susana, su asistente, levantaba la voz al teléfono. Fue entonces cuando Pallarols decidió responder personalmente. «¿Cuál es el problema?»,preguntó. «El problema es que nosotros queremos el bastón (…) usted lo tiene que traer para acá», le respondieron desde protocolo. Luego de este diálogo la noticia tomó repercusión rápidamente y Pallarols recibió varias comunicaciones. «No es la primera vez que tengo un problema con la entrega del bastón de mando, cuando hice el de Alfonsín tuve amenazas, pero se trataba de la dictadura, de un señor que tiraba personas de arriba de un avión al Río de la plata», rememoró en diálogo con la radio de la Ciudad (AM 1110) (NR Se refiere al ex capitán de corbeta, Adolfo Scilingo, condenado por crímenes de lesa humanidad)

“No sé si reírme u ofenderme'”.
Macri eligió un bastón que confeccionó Damián Tessore, un orfebre de Mercedes. El jefe de Estado decidió devolver la artesanía a través de uno de sus funcionarios pero nunca dio detalles de las razones que lo llevaron a ello. “Un día me llama una persona que decía ser del gobierno entrante y me preguntó si yo le había prestado el bastón a la presidenta (Cristina) Kirchner para hacer una macumba”.

Compartir!

Comentarios

Comentarios