“No creo que haya ninguna institución humana que esté a salvo del pecado, que no sea falible. Porque justamente es humana…”

Compartir!

Andrés Albertsen,Pastor de la Iglesia Dinamarquesa de San Telmo. Foto AM

¿Por qué se elige San Telmo para la construcción de la Iglesia?
San Telmo por la cercanía del puerto fue la atracción para recibir obviamente a los barcos daneses y a sus marineros. Sobre la Av. Ingeniero Huergo entre Cochabamba y San Juan se construyó la primera Iglesia Noruega para los marineros que fue inaugurada en los años 20. Se tiró abajo cuando se hizo la autopista. Tenés la iglesia Sueca en Azopardo y Garay. En Independencia e Ing Huergo solía haber un lugar para albergar marineros, todos se constituyeron en esta zona.
 
Además de la comunidad danesa radicada en Buenos Aires, ¿qué público se acerca en la actualidad a esta Iglesia?
Aún hoy la gente del barrio no tiene relación con nosotros. Hoy asisten a la iglesia los daneses que viven en Bs As y sus descendientes. Antes no hacía falta poner un cartel para difundir actividades, porque la comunidad sabia de nuestra existencia y se dirigía directamente a participar de las actividades existentes. Eso en los años 90 eso cambió un poco. A fines de esa década existía una publicación que se denominaba “Ciudad abierta” igual que el canal que luego toma ese nombre. Esta revista tenía un espacio de colectividades y allí pudimos anunciar nuestras actividades. Ahí descubrimos que había un público nuevo que tenia interés de participar. Nuestro temor había sido que si nos abríamos a la comunidad, perdíamos identidad. Pero descubrimos que la gente venia a conocer quiénes éramos. Eso nos obligó a pensar sobre nuestra identidad y eso permitió reforzar nuestra individualidad. Esta es la única iglesia danesa en la ciudad.
 
¿Cómo se organiza la Iglesia luterana en Dinamarca?
En Dinamarca hay una iglesia unida al Estado. No hay un concejo específico como en otros países luteranos. En este país si hay que tomar una decisión que vincule a toda la Iglesia, la toma el Parlamento Danés que es unicameral. Hay diputados que pertenecen a la iglesia y otro que no. Siempre se pensó que ese órgano no confesional iba a garantizar la libertad de la iglesia y que esté presente el “hombre pequeño de poca fé”. Siempre se pensó que si existiese un organismo específico conformado por representantes de la iglesia, estos serían los más religiosos e impondrían su visión dejando de lado a esto que le llamamos “el hombre pequeño de poca fé”, o sea los que tienen sus dudas acerca de la creencia. No hay nadie que pueda pronunciarse en nombre de toda la Iglesia.
Lutero se pronunció en contra de la compra de la Salvación por nuestras acciones. El se apoya en el apóstol Pablo y dice que a nosotros nos justifica ante Dios su Gracia. No se puede reducir los mandamientos con sólo decir yo los cumplo. Él me salva porque él quiere. Lutero decía que si la Iglesia tenia la posibilidad de ofrecer indulgencias que lo ofrezca gratis! No que las venda. Lutero se apoya en esta vida, no en el dinero para obtener el perdón eterno. 
 
¿Cómo es la relación con los otros cultos religiosos que conviven en el barrio?
Con los evangélicos no tenemos ninguna relación. Sí tenemos una buena relación con el Padre Salvia de la parroquia católica. Nosotros entendemos que estamos en un barrio con algunas necesidades y que teniendo a nuestra comisión directiva que no vive acá, nos sería muy difícil encarar actividades propias para colaborar de alguna manera. Colaboramos con lo que hacen otros, como por ejemplo el programa del SIPAM (Servicio Interparroquial para la ayuda mutua) en la que está inserta la ayuda con comedores y duchas y que funciona en la iglesia San Pedro Telmo. Tenemos una relación muy linda con la Iglesia Ortodoxa Rusa, más allá de las diferencias religiosas.
 
¿Por qué no con los evangelistas?
Por ahí es un prejuicio. No sé, los ortodoxos rusos tienen más tradición, tal vez los evangélicos no.
 
Los evangelistas parecen canalizar mejor las inquietudes de los jóvenes, con celebraciones divertidas y menos formales.  
Tengo mis dudas sobre el mensaje, acerca de estas formas “modernas y atractivas”, qué se les enseña, qué se aprende. Si eso significa que después van a la Plaza del Congreso a protestar contra el matrimonio igualitario, a mi no me convence mucho.
La Iglesia está ubicada en Carlos Calvo 257
 
¿Cuál es el vínculo del la iglesia Danesa con el estado?
El vinculo con el estado es mucho más estrecho aún que en el caso con la iglesia católica. Con la diferencia que la iglesia luterana no actúa como un factor de poder que pretenda determinar por ejemplo los programas educativos, la salud. Como sí infiere la Iglesia Católica. De todos modos hay que aclarar que para el Luteranismo no hay una manera única de organizarse. Lo importante es que se predique el Evangelio y se administren los sacramentos que son Bautismo y comunión.
 
¿Cuál es su posición acerca de la ley de “matrimonio igualitario” y el rol que ha jugado la Iglesia católica?
Teniendo en cuenta que la Iglesia católica no reconoce justamente el matrimonio civil, porque esta religión tiene el sacramento del Matrimonio, que se rige por las leyes canónicas uno puede decir bueno qué le importa el matrimonio civil. Pero ellos criticaron y se opusieron a la ampliación de los derechos de matrimonio para las parejas del mismo sexo, y del mismo modo en su momento habían criticado la creación de la institución del matrimonio civil, o sea, que se les quitara el monopolio en la celebración de los matrimonios.  No poder hacer una distinción entre lo que se les pide y lo que se les enseña a los miembros de la comunidad, y tomar una posición en esta cuestión exclusiva del ámbito civil, es poca confianza en su poder de persuasión. Si yo confío en mi autoridad y mi capacidad de convencer a mi gente sobre lo que les enseño, no me importa lo que sancione el Estado. ¿Por qué tiene que estar sancionado por el Estado lo que yo sanciono para mí? Creo que la Iglesia Católica en la persona del Cardenal Bergoglio con quien mantengo una muy buena relación y muchas veces se ha acercado a nuestra iglesia, decidió involucrarse en esta cuestión del poder y en ese sentido fue que defendieron su postura. Yo no estuve de acuerdo con esta posición.
 
 
 
*Redacción Alerta Militante
 
 
 
“DE DERECHOS Y OBLIGACIONES…”
Nos pasó con una pareja de católicos que ya se habían casado por iglesia y luego divorciado, que tenían el deseo de recibir una bendición. Pero por su iglesia no era posible. Entonces se acercaron a nosotros para bendecirlos. Nosotros no tenemos ningún problema con eso. Y eso nos obligó a pensar por un lado, que está claro que yo no soy el dueño de la bendición de Dios, el que la pide, la pide. Y el que viene y la solicita no tengo por qué preguntarle por qué viene acá. No hay motivos para reestringir, la persona que me pida algo que es coherente con mi teología, tiene el derecho a pedirme su bendición. No hay otro matrimonio que el civil para nosotros, no hay un sacramento del matrimonio. Lo que se recibe en nuestra iglesia es una bendición. No creo que haya ninguna institución humana que esté a salvo del pecado, que no sea falible. Porque justamente es humana. La misma Iglesia católica absuelve a través de la confesión al ladrón o al asesino. Te da otra oportunidad, de empezar de nuevo. Pero al que se divorcia no, porque el matrimonio es indisoluble, eso es contradictorio. Lo mismo con la homosexualidad…Claro, otro problema.
 
 
EL PASTOR
Andrés Roberto Albertsen tiene 46 años. Nació y se crió en Tres Arroyos, provincia de Buenos Aires, y es nieto de cuatro abuelos daneses. Después de terminar sus estudios secundarios en 1982 estuvo un año en Dinamarca como estudiante de intercambio del Rotary Club Internacional. Vino a Buenos Aires a estudiar teología en 1983. Estudió en el Instituto Universitario ISEDET y en 1990 se recibió de Licenciado en Teología. Entre 1988 y 1990, mientras terminaba sus estudios, se desempeñó como pastor laico en esta iglesia. Posteriormente viajó a Dinamarca, donde primero realizó estudios complementarios de teología en la Universidad de Aarhus y después de ser ordenado como pastor por un obispo danés se desempeñó interinamente como pastor en ese país durante medio año. Desde su regreso a la Argentina en 1992 se desempeña como pastor de esta iglesia. También celebra misa y otros oficios religiosos en castellano en la Iglesia Sueca en Buenos Aires que ahora prefiere llamarse Iglesia Nórdica en Buenos Aires. A partir de julio del 2009 y hasta enero del 2010 inclusive, estuvo con licencia realizando estudios en los Estados Unidos, en la Lutheran School of Theology at Chicago. Fuente: http://www.iglesiadinamarquesa.com.ar
 
Para conocer las actividades de la Iglesia puede ingresar a http://www.iglesiadinamarquesa.com.ar

 Un poco de historia…

El nacimiento del  culto del Luteranismo, en el siglo XVI , la creencia religiosa de Dinamarca
 
Dinamarca fue uno de los primeros reinos donde llegó el movimiento Luterano que se originó con Martín Lutero en Alemania. Fue en 1536. Para ese entonces ya se había generado un acuerdo acerca de quién decidía cuál sería la religión oficial en su país, seria el Monarca. El rey de Dinamarca decidió que para su reino el luteranismo seria la religión oficial. Algo que fue muy violento porque se destituyó a toda la Iglesia Católica del país. Algunos fueron presos, sus propiedades estatizadas, entre otras cosas. La sucesión apostólica se quebró abruptamente porque fue un asistente de Lutero invitado por el Rey para poner en marcha la nueva religión y consagró al nuevo Obispo luterano, y él no era ni siquiera ordenado, con lo cual fue una situación muy violenta. Así comenzó todo. Uno asocia el luteranismo con la libertad religiosa pero no era tan así. Con el tiempo se permitieron algunos grupos de disidentes que se les permitió practicar su culto.
Recién en 1848 cuando cae la monarquía absoluta y se rige la monarquía constitucional se permite la libertad de cultos. De todas maneras la iglesia Luterana en Dinamarca sigue estando asociada al Estado.

 

Compartir!

Comentarios

Comentarios