El presupuesto NO Participativo

Compartir!

 

El PP se implementa con buenos resultados y participación desde el año 2002 en la ciudad de Rosario, pcia de Santa Fe.

 El Presupuesto Participativo (PP) nació en la ciudad de Porto Alegre en 1989, cuando el Partido de los Trabajadores (PT) de Luiz Inácio Lula da Silva, ganó las elecciones a la Prefectura Municipal. Desde entonces se lo aplica con un creciente nivel de participación vecinal quienes precisan las prioridades de la comunidad, los criterios de asignación presupuestaria, a partir el programa de inversión de la Ciudad

En la versión desmejorada del PP porteño el puñado de vecinos que participan de las convocatorias del GCABA elaboraron proyectos, que por lo general tiene que ver con pequeñas arreglos de infraestructura. Previo a una “ronda de consultas” con funcionarios de áreas centrales, la gestión Macrista decide cuál de estas iniciativas vecinales son “viables”, e incorpora necesidades presupuestarias en el ejercicio de 2011 que se discutirán en la legislatura a fin de año.
 
Sólo el título del programa conserva el carácter participativo, ya que la mayoría de los porteños no tienen información sobre esta herramienta que muchos soñaron como un verdadero mecanismo de democracia participativa. Como sea, mas allá de la imposibilidad de discutir o incidir realmente del presupuesto de la ciudad, algunas organizaciones barriales como la Asamblea de San Telmo (AST) –México 640- participaron de algunas de las reuniones y presentaron proyectos que no fueron considerados como “viables” por las autoridades de la ciudad.
 
En charla con AM, Ana Melnik de AST nos confirma que en la última reunión del PP del barrio de San Telmo, solo participaron 15 personas contando a otros integrantes de la Asamblea que la acompañaron. La asambleísta presentó proyectos como la ampliación edilicia del CESAC 15 (Centro de Salud, Humberto 1º 470), la informatización de las instituciones educativas del barrio, y el fin de obra del jardín maternal de la Av Independencia y Perú. Evidentemente la Comuna las consideró inviables. Fuentes de la administración macrista aseguraron a este medio que las promocionadas “rondas de consulta” con funcionarios de la ciudad nunca se realizaron. Para Melnik “el gobierno de la Ciudad cumple con el cronograma de PP porque no le queda otra” pero no le asigna ninguna relevancia y de alguna manera lo fue desmejorando con el tiempo, hasta llegar al estado actual de irrelevancia casi absoluta. Ana Melnik prefiere no nombrarlo, pero en la primera reunión de PP de este año un funcionario del CGPC 1 le confirmó que no existían partidas presupuestarias para cumplir con las necesidades de proyectos. De todas maneras asegura que seguirá asistiendo porque entiende “que no se deben abandonar estos espacios” y aspira a que alguna vez sean “realmente apropiados  por los vecinos”.
 
Algunos de los proyectos que pasaron el filtro de aptitud para ser votados por los vecinos son muy curiosos. Uno de ellos del barrio de Montserrat se titula “Refuerzo de la policía Metropolitana”, y solicita “hacer todo lo necesario, a través del Ministerio de Seguridad y Justicia del GCABA y de nuestra Policía Metropolitana, para hacer efectiva una cada vez mayor seguridad para todo público en el Barrio, potenciando el emplazamiento de efectivos y móviles de esa fuerza en todo dicho barrio”. Por supuesto que la “inseguridad” es una problemática al que las autoridades deben asignarle particular atención; pero el mencionado proyecto es más bien declamativo y no es necesario discutirlo en estos ámbitos. De la misma manera un vecino puede solicitar que la necesidad de mejorar la “educación” y por lo tanto se debe asegurar el material educativo necesario para el personal docente de los barrios en cuestión. Una obviedad que si seguimos ejemplificando podemos escribir un informe con cientos de miles de hojas. No llegaremos a tanto en este breve informe pero mencionaremos otros proyectos que solicitan “arreglo de veredas” de la calle Carlos Calvo entre la de Lima y la avenida Entre Ríos y otro requiere “el cambio o repotenciación de las luminarias” en la Avenida Santa Fe desde Plaza San Martín hasta calle Uruguay y todas las transversales a dicha avenida por una cuadra a ambos lados de la misma, siempre, en ambas veredas.
 
Una gran cantidad de residuos urbanos son generados por los emprendimientos vinculados con el turismo (sobre todo los gastronómicos). En ese sentido un proyecto sin dudas mas razonable que el anterior solicita la instalación de contenedores, la creación de un centro verde en el barrio de San Telmo y separar los productos desechables, los reciclables y los reutilizables.
 
Si de turismo hablamos otro de proyectos calificados como viables por el Gobierno porteño como no podía ser de otra forma esta íntimamente vinculado con los comerciantes relacionados con actividades turísticas. De hechos se solicita aquí que “los circuitos turísticos deben establecerse, no solo en la calle Defensa, sino también en la de Balcarce y Bolívar, con las mismas características, tendiendo al incremento de la actividad en la zona”. Para ello la comuna deberá “mejorar el espacio público, acondicionar el mobiliario urbano. Reforzar luminarias. Dotar de toda la infraestructura necesaria para la atención del mejor nivel a turistas, locales y extranjeros”.
 
Vecinos de Puerto Madero solicitaron un “Estacionamiento para discapacitados” , de aprobarse y las posibilidades son altísimas ya que es la única iniciativa de este barrio y contó con el “aval” del gobierno de la ciudad se “señalizarán áreas exclusivas, en plazas y parques públicos, para el estacionamiento de vehículos identificados con autoadhesivos o documentación que acredite discapacidad del conductor
 
La Biblioteca del Barco de Centenera (Venezuela 1538) solicitó la construcción de una rampa para personas con capacidades diferentes y el arreglo de cuatro calefactores de su Sala de lectura principal de Planta Baja de su sede.
Según datos de la Secretaría General de la Municipal de Rosario (Pcia. De Santa Fe), desde que el gobierno comunal (primero con Hermes Binner y luego con Miguel Lifschitz del Frente Progresista PS-UCR) implementó el PP en mayo de 2002, participaron en las diferentes etapas aproximadamente 70.000 personas. Entre los proyectos mas votados por los Rosarinos en el marco del PP 2010, se encuentran los relacionados con cursos de capacitación en oficios. Pero también serán contempladas las propuestas de implementación de colonias de vacaciones en los clubes del distrito, iluminación, pavimentación, erradicación de basurales, talleres de gimnasia para adultos mayores y programas de prevención en violencia familiar. Entre las diferentes iniciativas votadas los vecinos utilizarán 700 mil pesos para la realización de una bicisenda, 976 mil pesos para remodelar una y 643.720, para refacciones de una ex estación de Trenes carga para convertirla en un centro cultural.
En Rosario los vecinos discuten  la asignación de los dineros públicos y lo implementan en obras concretas.
 
 
En la ciudad de Buenos Aires la implementación de este instituto de democracia participativa pretendía comenzar con el financiamiento de obras menores, como potenciación de luminarias, mejorar el estado de los establecimientos educativos, de salud, de plazas públicas, pero para pasar luego a proyectos de mayor envergadura y con mayor participación de los vecinos como sucede en otros distritos donde se desarrolla.
 A este paso, difícil es pensar que algún día esto ocurrirá. Sobran los comentarios en cuanto la comparación del PP en la Ciudad de Buenos Aires con el implementado en Rosario o Porto Alegre.
 
*Director Alerta Militante
 
 
Compartir!

Comentarios

Comentarios