La tarea pastoral en Puerto Madero y Barrio Rodrigo Bueno

Compartir!

El 1º de marzo ofició su última misa en la parroquia Virgen Inmaculada en el barrio Ramón Carrillo de Villa Soldati. Una semana después se hizo cargo de la parroquia de la Esperanza de Puerto Madero, cuyo servicio pastoral incluye la capilla Virgen de Caacupé del barrio Rodrigo Bueno (BRB). Dialogamos con Pedro Bayá Casal (49) quien integra el Equipo de Sacerdotes para las Villas de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires (CABA + GBA)

El 3 de marzo se detectó el primer caso de Covid-19 en el país y cuatro días después el virus se cobra su primera víctima con Guillermo Abel González, vecino del barrio de San Telmo. El viernes 20, el país inicia un período de «aislamiento social preventivo y obligatorio» hasta el 31 de marzo. Luego la cuarentena se extendería hasta el 26 de abril.

El padre “Pedro” asumió su responsabilidad en el medio de esta crisis sanitaria mundial y apenas tuvo tiempo para acomodarse en la casita destinada para el párroco de la iglesia ubicada en la calle Aimé Painé 1698.

Ante la consulta de AM sobre las necesidades más urgentes, no duda en mencionar en la necesidad de contar con una “posta sanitaria” en el BRB, ya que sus vecinos deben utilizar la salita del Cesac 15 y/ o el Hospital Argerich, y en situaciones de emergencia puede ser complicado la movilidad hacia los mencionados sitios. El acceso a internet en Rodrigo Bueno no es el ideal y por ello interpreta que urge la instalación de una mejor conectividad para que las niñas y niños del barrio puedan realizar sus tareas escolares online sin utilizar los datos móviles de sus propios celulares.

El lunes 13 de abril la Ministra de Desarrollo Humano del GCABA, María Migliore, visitó el centro de resguardo para Adultos Mayores acondicionado en la parroquia de la Esperanza de Puerto Madero y en la Capilla  Ntra. Sra. de los Milagros de Caacupé. (ver link ) El gobierno de la ciudad aportó camas, ropa blanca, elementos de limpieza, una cocina, colocó una pileta en el comedor y reparó goteras del techo. Al cierre de esta edición 3 (tres) adultos mayores del BRB se inscribieron para transitar el resto de la cuarentena. alimentados y aislados. 

Incansable, el padre “Pedro” recibe mercadería (alimentos no perecederos y artículos de limpieza)  y reparte “bolsones” de alimentos a un grupo de familias. En épocas de crisis se multiplican los esfuerzos, pero cuando esta tragedia finalice o atempere, seguro vamos a tener más tiempo para una entrevista que permita conocer un poco más de la labor de este “cura villero”, integrante del movimiento de sacerdotes de la Iglesia católica surgido en nuestro país a fines de la década de 1960. Pedro administra dos templos religiosos con feligreses residentes en las lujosas torres de Puerto Madero y las humildes casitas del BRB, emplazado en la Costanera Sur. Hay mucho por hacer.-

El Centro de resguardo para adultos mayores en la capilla Caacupé (BRB)

La Capilla Nuestra Sra. de los Milagros de Caacupé (BRB) cuenta con la colaboración de la Universidad Católica Argentina (UCA) para la organización del apoyo escolar a niños y adolescentes de Rodrigo Bueno. Desde la Dirección de Compromiso Social de esta casa de estudios, proponen un sistema de contacto online a través de tutores para guiarlos en las tareas aportadas por los cuadernillos realizados por el Ministerio de Educación porteño. El apoyo es virtual en estos tiempos de coronavirus pero Compromiso Social UCA ya viene trabajando desde hace 4 años de forma presencial en el barrio.

Foto principal. Captura imagen Tv Pública.

Compartir!

Comentarios

Comentarios