¿Cierran Supermercados Chinos?

Compartir!

Los típicos comercios de origen asiático abren en horarios discontinuos en el mejor de los casos, algunos directamente decidieron cerrar sus puertas momentáneamente.

Problemas de abastecimiento, ausentismo laboral, temor a los saqueos e imposibilidad de cumplir con el decreto que fija valores máximos en 50 productos, son apenas algunos de los inconvenientes por los que transita este sector.

Los administradores de los Super Chinos se quejan porque reciben mercadería a precios por encima de lo establecido por el Gobierno Nacional. Para evitar clausuras algunos comercios,decidieron discontinuar sus horarios de funcionamiento, y por ello en general abren unas seis horas promedio y en algunos casos directamente cierran la jornada a las 14 hs.

Por otra parte, los consumidores optaron por “stockearse” con importantes compras en super e hipermercados, convirtiéndose quizás en pequeños ganadores de esta crisis. En ese sentido, las primeras dos semanas de la cuarentena los vecinos prescindieron mucho del comercio de cercanía.

Los Super Chinos muchas veces utilizan medios de transporte propio para la compra de mercadería, y se vieron imposibilitados de gestionar los permisos para circular con sus propios automóviles y/o utilitarios. Además prefieren dinero en efectivo y desalientan en los clientes el uso de las tarjetas (débito/crédito) y otros métodos de pagos digitales; todo ello en un contexto de falta de efectivo.

Con el correr de los días se fueron desabasteciendo, pero lo mencionado hasta acá es solo parte de las dificultades de este sector. Los comerciantes de la colectividad denuncian la existencia de una campaña xenófoba en las redes sociales; los “memes” generan situaciones de discriminación (ironías e insultos) cada vez más frecuentes en los locales barriales. Coexiste además en el imaginario de los supermercadistas chinos, recuerdos de situaciones de la crisis de 2001 que derivó en saqueos de muchos de sus locales.

Por último, un hecho no menor es que la mayoría de los chinos residentes, tienen familia en su país y consumen información de primera mano de lo que pasó en “Wuhan”.

Foto AM: Carlos Calvo al 800

Compartir!

Comentarios

Comentarios