Luca no se va!!!

La vieja casona de la calle Alsina 451, último domicilio del genial artista Luca Prodan, fue alquilada por el músico Ariel Bélont. El lunes 13 de enero en horas de la madrugada sufrió un robo que por la magnitud podría significar el cierre definitivo del espacio. 

Vecinos, fans de la mítica banda en particular y del rock en general, quienes siguen la Fan Page «La Casa de Luca Prodan», se desayunaron este lunes con un post que informaba el acto delictivo (ver destacado)

Cuenta de Facebook

Seguramente escrito en crudo, con dolor y sin mayores ediciones. No es la primera vez que este reducto de la cultura es vandalizado. Años atrás cuando los inquilinos intentaron instalar un estudio de grabación, les robaron con similar modus operandi casi todo los equipos y material audiovisual personal del propio Bélont que nunca puedo recuperar. Parecía que era el final de la apuesta, pero el impulso creativo pudo más y el proyecto se redefinió.

El sitio tiene un incalculable valor simbólico y su circunstancial locatario, el músico Ariel Bélont no se iba a rendir fácil. Emplazó entonces una sala para ofrecer recitales de bandas en vivo. Ahora sí, casi a modo de homenaje a su ocupante más ilustre, el emprendimiento se consolidó y adquirió el formato de “Bar Cultural”.

Ariel Bélont, músico que regentea La Casa de Luca Prodan

La denuncia fue radicada en la Comisaría 1-B (Perú 1050)

Informados del último robo, una vez más se produjo una espontánea y rápida movilización de cientos de seguidores de SUMO para ponerse a disposición, dato que confirma que el espíritu del genial artista sigue latente en los corazones y las calles de San Telmo y Montserrat.

Estuvieron quienes se comprometieron a donar equipos, micrófonos, cables, etc; otros solicitaron un número de alguna cuenta de ahorro para depositar la colaboración. La decisión del propietario del local simplificó la organización de la ayuda : «Estamos pensando en armar un par de fechas con las bandas que tengan ganas de tocar y la mejor manera en la que ustedes pueden ayudar es asistiendo esas noches»

En diálogo con AM, Bélont adelantó que los festivales de música en vivo se realizarían el 24 y 25 de este mes.

Alberto “Superman”  Troglio, baterista de la genial banda donó micrófonos «Shure». Al cierre de esta edición ninguno de los célebres músicos de Sumo se comunicaron. La ayuda provendrá de artistas independientes de la movida «under».

El martes 27 de agosto de 2018 el local amaneció con las puertas pintadas por empleados del Gobierno de la Ciudad sin previo aviso, y con semejante acto se borraron “30 años de historia de gente que pasó y dejó algo escrito allí”. El Ministerio de Ambiente y Espacio público de la Ciudad contiene un programa de limpieza de graffitis para los frentes de Casco Histórico. Pero como protocolo los empleados deberían haberse comunicado con los propietarios antes de actuar. Cosa que evidentemente no sucedió. De todas maneras lograron restaurar al otro día la icónica entrada de la calle Alsina, devolviendo al portón a su estado anterior a esta última capa de pintura: Ante la consulta de este medio, sorprendido por la inusual recuperación, la respuesta fue sencilla: “Cepillo, agua y detergente” y el uso con cuidado de una hidrolavadora.

“La Casa de Luca Prodan” Se trata de un centro cultural emplazado en el mismísimo caserón donde falleciera el mítico músico. 

La puerta de Alsina 451 está repleta de grafftis y todos los 22  de diciembre suelen reunirse seguidores de Luca a cantar y evocar al cantante. Sus restos descansan en el Cementerio de Avellaneda.-

Su cuerpo fue hallado el 22 de diciembre de 1987 en uno de los cuartos de la casona de la calle Alsina 451 que compartía con el músico Marcelo Arbiser. El cuerpo sin vida de Luca estaba recostado en el piso en posición fetal, junto a una botella de Ginebra Bols por la mitad. Fue víctima de una cirrosis hepática fulminante. Tenía 34 años. Sus únicas pertenencias eran su campera negra, un walkman y una especie de fuente donde guardaba libros, discos y revistas. Cuando se cumplieron 20 años de la muerte de Luca (2007) la Legislatura porteña declaró sitio de interés cultural al edificio que fue refaccionado ya que corría riesgo de derrumbe. El 17 de mayo de ese mismo año, con la presencia del Ministro de Cultura, Hernán Lombardi, de Oscar Zago (el legislador del PRO que presentó el proyecto para que se declare sitio cultural el inmueble), el Defensor del Pueblo Adjunto, José Palmiotti, y de Pipo Cipolatti, se colocó en el inmueble una placa de bronce que dice “Aquí vivió sus últimos días Luca George Prodan. Voz y líder de SUMO. Sonido y poesía del rock nacional. Declarado sitio de interés cultural por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires”.

Comentarios

Comentarios