ENTREVISTAMOS A LA JUNTISTA COMUNAL, MIRTA MARCOS

Compartir!

Militante peronista desde la cuna, se incorporó al PRO desde el espacio interno conducido por el Ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, Diego Santilli. Su infancia, el legado familiar, el paso como enfermera en el “Hospital Muñiz”, hasta las insólitas amenazas de proxenetas por su compromiso para erradicar la “Trata”. Una nueva nota de AM que pretende dar a conocer a los vecinos la historia y presente de sus representantes.

 

Mirta Susana Marcos nació el 23 de julio de 1954 en Pompeya, en donde residió hasta los seis años cuando su familia decidió mudarse al barrio “La Colonia” en Parque Patricios. Se trata de un complejo de casas “municipales” emplazadas sobre la calle Almafuerte al 600 a pocas cuadras del Hospital Penna. “Parece la vecindad del Chavo” se refiere con cariño su hogar que contiene una plaza pública que ayudo a urbanizar.

Su padre Lorenzo Marcos, trabajó como técnico en electrodomésticos de la sede de Valentín Alsina en la mítica empresa SIAM (Sección Industrial de Amasadoras Mecánicas) Su madre se llamaba Elida, partera de profesión quien no ejerció durante mucho tiempo para dedicarse a las labores domésticas de la casa.   

Cursó la primaria en la escuela pública “Lorenzo Anadón” (Traful 3847-Pompeya) previo mal paso por un jardín de infantes de las Hermanas Vicentinas. “Me echaron por mala conducta, porque leía de corrido, sabía sumar, y eso les molestaba” dice risueña Mirta. Además su padre se confesaba ateo, hecho que probablemente no ayudó a una mejor relación con la institución religiosa: “Me ponían de rodillas encima de granitos de maíz” afirma y fue la gota que rebalsó el vaso. Previo examen de ingreso pasó a segundo grado directamente. Asistió al colegio secundario “Hipólito Bouchard” cuando funcionaba en la avenida Garay y Urquiza. Con apenas 16 años se inscribe en la Escuela de Enfermería “Cecilia Grierson” donde se recibe de enfermera profesional. Mas tarde se especializó en “instrumentación”, administración hospitalaria y psicología social.  

Se crió en un hogar chapado a la antigua. Salía poco a jugar a la calle, de hecho nunca aprendió a conducir bicicletas. Además comenzó a trabajar desde muy joven. A los 15 años ya se encontraba empleada en un comercio de ropa en “Once”. Rescata de esa experiencia el aprendizaje que le aportó la colectividad judía en dicha actividad. Y hablando de religiones, se declara católica, pero no fanática.

Se casó con Ricardo Sancassanni con 18 años recién cumplidos y el sitio elegido para la ceremonia fue la iglesia “San Antonio de Padua” (Caseros 2780) El viaje de bodas fue bastante “gasolero”, alcanzó para una semanita en “Salsipuedes” (Córdoba). Su esposo, ingeniero de la Marina Mercante, era especialista en Centrales nucleares. “Se murió por ser decente en esta Argentina” alega Mirta. “Tuvo una discusión con el manager por no querer involucrarse en poner ceros para adelante en una compra, entonces discutió y le dijeron que su ascenso dependía de eso” agrega. A la brevedad fue víctima de un accidente cerebro vascular, que lo vence tras una agonía de apenas una semana. “Los hijos están orgullosos de que ese padre que mostró que el dinero no es lo más importante” cierra este capítulo visiblemente conmovida.

 


Antes de recalar en la comuna Marcos trabajó cuatro años en el CGP 4 (Sede, Centenera del Barco 2906) Fue empleada en los laboratorios Roemmers, pero fue sin dudas su paso como Enfermera en Jefe de Terapia del Hospital Muñiz (hasta mediados de la década de los 90) fue el sitio que la dejó marcada para toda la vida. La emergencia cotidiana del hospital público, la encontró trabajando con cientos de enfermos de pulmón en el Pabellón Kosh, hasta participar de un parto en las salas de mujeres. “El dolor te enseña a ser más humilde como persona” asegura. “Durante la época del proceso venían familiares de militares importantes y venían con prepotencia, pero lo importante es saber que naces y te vas del mundo igual que todos” agrega.

Además de su gestión como juntista comunal (Mantenimiento de Espacios Verdes y Seguridad) participa del “Grupo de Mujeres PRO”, y desde este sector se sumó a las actividades de denuncia por “Trata de mujeres”, apoyando a Susana Trimarco. El compromiso no fue gratis. En el mes de octubre del año pasado, en momentos que dialogaba con vecinos de la comuna en una mesa partidaria (PRO) en las esquina de Cerrito y Córdoba, fue amenazada por dos desconocidos. En realidad según Mirta, discutieron con otros militantes de su partido porque intentaron impedir que continuaran pegando carteles de oferta de sexo. La juntista asegura que no solo la insultaron, sino que le confirmaron que la conocían y que a la brevedad “iba a aparecer en un zanjón”. Las amenazas continuaron. Se acercaron hasta el propio edificio de la comuna, y la cosa se complicó cuando se los encontró a metros de su propio hogar. Además de hacer la denuncia y solicitar protección a la Policía Metropolitana decidió cambiar el “look”, que incluyó un renovado corte de cabello y cambios en su vestimenta.

Multifacética, Mirta estudió “de jovencita” teatro y locución. Una de las deudas personales pendientes podría saldarse a la brevedad ya que adelantó a este medio que está proyectando producir un programa de radio con información general de la comuna. Pero no es la única sorpresa que la “colorada” nos depara: “En la comunidad japonesa me tratan como una más” afirma. Un amigo del barrio, propietario de la panadería “Las siete esquinas” que es la “más antigua en de la Ciudad de Buenos Aires” (Cachi entre Andrés Ferreyra y José C. Paz) está casado con una ciudadana japonesa que le presentó a un dirigente importante de la colectividad. De allí se construyó una intensa amistad que incluyó viajes turísticos por todo el país. Entre el cúmulo de amistades llamativas debemos mencionar la relación de amistad con la empresaria Chocolatera Marta Fort.

Finalizada la entrevista se pone seria y lanza decidida: “Me puedo equivocar pero siempre voy a estar del lado del vecino aunque tenga que estar en contra de mi partido. Me podés decir que soy muy loca de carácter porque soy frontal, pero no me gustan los grises. Blanco o negro”

 

 

SANTILLISTA…PERO NO CON LA CAMISETA, SINO CON UN TATUAJE. 

Justicialista desde “que usaba  chupete”. Si bien sus padres eran peronistas, sus primeros recuerdos tienen que ver con un primo paterno, Rubén Marco. Mirta se obnubilaba cuando veía pasar a su familiar con las columnas de la UOM, cuando desfilaban por su barrio. Por ello siempre era la primera dispuesta a “ensobrar” propaganda política que en aquellos tiempos estaba prohibida. En 1987 fundó la Unidad Básica “Justa, Libre y Soberana” (Cachi y Cortejarena) frente al hospital Penna. Actualmente funciona como local del PRO, sede que se encuentra en la casa de su madre e integra la corriente interna del marismo “Agrupación Sur de la Ciudad” 

En varias declaraciones públicas afirmó que participa del espacio político que conduce el ministro porteño Diego Santilli.

Soy Santillista…pero no con la camiseta, sino con un tatuaje. En realidad primero trabajé con Hugo, papá de Diego. Mi esposo tenía buena relación con la familia Santilli, además…cosas de la vida, a Nancy (Pazos. Periodista y mujer de Diego) la conocía de soltera desde hace muchos años porque era vecina del barrio. Antes nadie lo fue…pero en esa época los peronistas éramos todos menemistas. Milité para la lista Azul Rojo y Punzó que encabezaba a Jefe de Gobierno Hugo Santilli. Después trabajamos con Hilda Risutti y más tarde con Inés Pérez Suárez. (Ambos dirigentes del PJ)

Pasaron muchos años. Cómo fue el rencuentro con el Santillismo….

Fue durante el lanzamiento de “Buenos Aires en Red”. Recién había sumido Diego como legislador por primera vez. Me tocan la espalda, y era ni mas ni menos que su padre. Hugo me dice…vos tenés que trabajar con mi hijo.

En la ciudad hay por lo menos dos espacios políticos del PRO bien diferenciados encabezados por Gabriela Michetti y Horacio Larreta.

Diego es muy amigo de Gabriela. De hecho mi candidatura a la comuna originalmente era el segundo lugar en la comuna 4, luego se discutió el mismo sitio en la comuna 2 y terminé siendo electa como tercera de la Comuna 1. Gabriela cedió el lugar para mí. En ese sentido le estoy muy agradecida. De todas maneras quiero aclarar que tengo muy buena relación con Horacio que es un tipo muy trabajador.

¿Con que legisladores de tu espacio político te sentís más cómoda para trabajar?

A José Luis Acevedo lo quiero mucho pero Bruno Screnci es mi debilidad. Por una iniciativa mía, nombró ciudadano ilustre al primer ciudadano japonés o descendiente.

Sin dudas tu vida como militante política y social la desarrollaste en la Comuna 4 (Parque Patricios, Pompeya, La Boca y Barracas)

Si estuviera en la comuna 4 quizás estaría más cómoda. Todo sería más fácil. El compromiso es doble al no ser vecina de la comuna.

Por tu formación sería razonable que estés a cargo del área de salud de la comuna. Sin embargo coordinas las áreas de Seguridad y Espacios Verdes.

El desafío es hacer cosas mas comprometidas. En el caso de seguridad era un área que quedaba vacante, porque ninguno de los demás comuneros quería hacerse cargo.

La problemática de la “Seguridad” es crucial

Aproveché que funciona desde hace años el área de “Prevención de delito” en la comuna para trabajar en conjunto con los abogados que la coordinan. Con Mario Ochoa, Marcelo Manson, Gabriela Copeletti nos reunimos todos los días. La seguridad es minuto a minuto.

En alguna reunión con vecinos mencionó que la Policía Metropolitana actuaría en la Comuna.

No tenemos fecha de desembarco de la metropolitana. Pedace (Ricardo. Subjefe de Policía Metropolitana) nos informó que está trabajando para instalar una comisaría en Constitución. Pero no todavía no tenemos fecha, ni lugar.

Nunca se presentó el segundo informe semestral de la junta comunal.

Se va a realizar en febrero. La fecha aún no está. El que se hizo la vez anterior… el maltrato a las autoridades me pareció muy penoso.

¿Cómo es la relación con los otros juntistas comunales?

NR. Largo silencio…en un primer momento…prefiere no contestar…y luego la siguiente respuesta: Yo tengo buena relación con todos mis compañeros. Con algunos hay una mayor afinidad porque venimos del peronismo (Se refiere a los juntistas del FPV)  La junta comunal es un colegiado y debemos trabajar juntos.

 

 

PELOTERO COMUNAL

Diagonal del Sur. “Todos vamos a sufrir algo, pero cuando es para la mayoría y ayuda a la gente esta bien. Si la gente está bien paga con la expropiación, el proyecto me parece razonable”

Metrobus en Constitución: “Ya empezó el trabajo. Ya está toda la parte base de cemento. Este año va a empezar funcionar”

Polideportivo Martina Céspedes. “Son temas delicados. No voy a dar nombres. Pero hay muchos que han explotado el lugar o lo han tenido ocioso. El beneficio debe ser para la mayoría de la gente”

Consejo Consultivo Comunal: Está muy politizado, el vecino común que quiere aportar le cuesta. En la comuna no hay espacio para que se reúna el plenario, sin embargo inauguré la primear reunión de comisión (seguridad) en la sede de Uruguay 740”

Espacios verdes. “Las empresas van a tener que cumplir. La plantación fue mala. Cité la gente de la empresa,,,pero aún no ha venido”


SE DICE DE MÍ

Lectura: Novelas inglesas.

Deportes: Natación cuando era niña. Asistía al natatorio municipal ubicado antiguamente en el predio de Caseros y Pepirí. En la actualidad poca actividad física.

Música: Música clásica. Pero se apura a aclarar que no le gusta el tango, a pesar de tener muchos amigos tangueros, entre los que cuenta a Pablo Javier. Prefiere la música española y disfruta de interpretes como Sandro y Marco Antonio Solís…y Los Redondos.

Mujer al volante…No maneja. Por un tema de necesidad laboral, comenzará a practicar…

 

 

Compartir!

Comentarios

Comentarios