EL CANDOMBERO SIGUE SIN GANAR

Compartir!
Pero también era sabido que no todos los rivales se replegarían en su arco para salir de contra, también era de esperarse que algunos salgan a hacer su juego y eso, justamente eso fue lo que hizo Atlanta. 
En casi todo el partido intentó buscar a su goleador Soriano y en dos situaciones dejó claro por qué. En el primer tiempo, tras un mal rechazo de cabeza de Seevald, el cordobés estrelló su disparo en el palo y ni bien iniciado el complemento, y luego del único error grave de la defensa, el goleador no perdonó.
El Candombero intentó más en el primer tiempo y tuvo sus situaciones, con Kilmot y un testazo en el travesaño y una de Viotti que la agarró mal. Pero desde el gol de la visita, el juego decayó y el intento de llegar al empate se hizo sin ideas, con un juego vertical pero sin buscar las bandas para un desborde o un centro que pueda encontrar una cabeza salvadora.

 

Compartir!

Comentarios

Comentarios