91 PREGUNTAS POSIBLES A LA PRESIDENTA

Cristina Fernandez de KirchnerComenzaba la presidencia allá por el 2003 por su forma de hablar y sus problemas de vista?

¿Cómo fue el acuerdo para que el nuevo canal de Daniel Hadad, ex periodista y magnate de los medios, se convirtiera en suerte de nueva cadena gubernamental donde se ve a González Oro y a Gerardo Rozín, entre tantos otros, aplaudir cuánta medida produzca la presidenta?

¿Dónde se fue el rigor informativo del canal público el martes 25 de marzo del 2008 cuando la ciudad de Buenos Aires anochecía envuelta en cacerolas?

¿Existe el famoso periodismo del sobre que fue el invitado de lujo en los ´90?

¿Por qué la prensa independiente o no –vaya uno a saber- o que, simplemente, opina y piensa distinto es blanco permanente de ataques por parte de su gobierno?

¿Dónde estuvo en semana santa mientras el país colapsaba?

¿Era más relevante para la Argentina recibir en Casa Rosada al director cinematográfico Francis Ford Coppola que dialogar con las asociaciones del campo?

¿Por qué decidió aumentar las retenciones a las exportaciones para todos, grandes y pequeños productores, de la pampa húmeda como del pobre nordeste, por igual?

¿No serán las retenciones un dispositivo de dominación en vez de una forma de distribución social?

¿Cómo se distribuye el dinero recaudado en un país en donde la desigualdad no ha disminuido ni un ápice?

¿Su discurso del martes 25 de marzo no fue soberbio, digo, pues 48 horas después se dirigió en otros términos y hasta le pidió por favor al campo que levantase los cortes en las rutas?

¿Cómo es posible que apele a los beneficios del tipo de cambio del precio del dólar en beneficio del campo únicamente?

¿Acaso no solicitó esa paridad de 3,20 pesos por un dólar los industriales?

¿No es el Banco Central autónomo del gobierno nacional, pues, si usted y su marido fijan una política de cambios, no existiría tal independencia de poderes?

¿Qué medidas ha implementado y piensa implementar para mejorar la tantas veces bastardeada “calidad institucional”?

¿El kircherismo se mete en todo como dicen los propios kircheristas? ¿Va por todo? ¿Está mal hablar de proyecto hegemónico entonces? ¿Por qué no?

Gracias por su paciencia y por despejar las dudas de este humilde cronista pero me quedan algunas otras en referencia a algunos apellidos y nombres que circulan en su gobierno.

¿Puedo preguntarle acerca del rol que juega Luis D´Elia en su gobierno?

¿Es un funcionario actual del mismo, le pregunto pues lo habían dejado ir o despedido, como quiera llamarlo, luego del escándalo de Irán pero sigue ejerciendo funciones en la subsecretaría de Desarrollo Social?

¿Qué opina de la llegada de D´Elia, Pérsico, Tumini y compañía a la Plaza de Mayo?

¿La Plaza sólo es del oficialismo y de los que piensan como usted?

En algún momento toda protesta o pensamiento del estado de situación de un gobierno fue minoría: ¿Acaso no lo eran los primeros bocinazos a mediados de los ´90? ¿Y esos solitarios y perdidos primeros piquetes en la Patagonia?

¿Dónde estaba D´Elia durante el menemismo? Ya se… No se puede comparar el menemismo con estos años de su marido y usted en el gobierno nacional. ¿No se puede?

¿Dónde estaba la policía federal la noche del martes y la siguiente? ¿No cree que podría haber provocado una carnicería tales decisiones y la inacción de las fuerzas de seguridad?

¿Se está dividendo la sociedad argentina, transformándose en una Venezuela del polo sur?

¿No se cansa de tantos discursos anclados en décadas pasadas? No. No lo digo únicamente por usted, pero ¿es correcto hablar de patria y colonialismo en el siglo XXI? ¿Y de gorilas, cabecitas negras? ¿No avanzamos ni un ápice como sociedad?

¿Hugo Moyano trabaja para la Gendarmería? Ya se. Está mal formulada la pregunta, sonó muy sarcástica pero ¿qué hacían los camioneros en las rutas provocando a las protestas opositoras?

¿Hay piquetes buenos y malos además de piquetes de la abundancia y, vaya a saber, qué corno son los que no lo son? Le tiro nombres: ¿Quiénes es Cristóbal López? ¿Eskezani?

¿Quiénes poseen más hectáreas? ¿Algunos gobernadores y funcionarios de turno que aquellos que salieron a manifestarse hace dos semanas?

¿Cómo funciona la organización llamada “La Cámpora”? ¿Es cierto que la comanda su hijo Máximo? ¿Cobran sueldos del Estado? ¿Cuánto dinero maneja? ¿Cómo se subsidia?

Retomando el tema Plaza de Mayo, ¿cuál fue el objetivo del mega-acto del martes por la tarde? ¿Qué es lo que quiere demostrar? ¿Cuánto y de dónde salió el dineral gastado en publicidad en radio, televisión y gráfica del mismo? ¿Pretende tapar el sol con las manos?

A ver si podemos llegar a ponernos de acuerdo en algo. Las retenciones, excepto en los años menemistas, siempre existieron en la Argentina y fueron una herramienta útil para frenar los precios del mercado interno frente a precios más elevados en el contexto internacional. Sin embargo, la vara se ha ido distorsionando a niveles irracionales: del 10% de Eduardo Duhalde al 30% de Néstor Kirchner, los productores agropecuarios –entre los que se englosa bajo un mismo termómetro a los pool de siembras sojeros y a los tamberos que acercan los saches de leches a las enriquecidas góndolas de los poderosos supermercados que remarcan precios según su estado de ánimo-. ¿No? Pero… ¿No fue errónea la política económica al respecto? ¿Hacia dónde vamos? ¿Adónde quiere el gobierno que vayamos? ¿Cómo puede seguir negando la inflación que, según lo que se observa en la calle, estaría rondando el 35 al 40% en lo que va del año? ¿Cómo que no? ¿Sabe cuánto sale un kilo de asado? ¿Es de rico comer asado? ¿Y si le pregunto cuánto sale preparar un estofado o un guiso en comparación con lo que costaba el año pasado?

¿Cuántos argentinos cayeron bajo la línea de pobreza con estos índices de inflación mientras que los sueldos en negro no han subido –por razones obvias- y los en blanco un escaso 20% en el mejor de los casos?

¿Por qué no reflotan una Ley de Coparticipación Federal en serio?

La protesta se ensucia por los únicos que se creen con derecho a protestar: los oficialistas, los piqueteros K, las fuerzas de choque del gobierno, los camioneros que obtienen grandes beneficios de esa torta que se le quita a los productores agropecuarios.

Retomando algo que me quedo en el tintero: ¿El derecho a manifestarse es atributo de una sola clase de trabajadores? ¿Qué es ser un “trabajador”? ¿Acaso un empleado de oficina, un periodista ad honorem o un vecino del interior que no le gustan algunas cosas del estilo K no puede serlo?

Vuelvo a coincidir en que compartir la Plaza con Cecilia Pando no puede enorgullecer a nadie pero ¿eso es la democracia no? A tener todos los mismos derechos y obligaciones. A la libertad y a expresarse. ¿Y qué es entonces?

Juguemos con un diccionario cerca. ¿Firmeza es sinónimo de terquedad? ¿Hablar de dignidad no se puede confundir con soberbia? ¿La autoridad no puede derivar en prepotencia e intolerancia?

¿Cuánta plata gasta por día en vestuario y maquillaje? ¿Miles de pesos? ¿3000 como dice la revista Noticias? ¿Qué trabajo para Fontevecchia? Quizá algún día. ¿Quién me gestionó la entrevista? Dije que era el Beto Casella, ¿tenía otra opción para conseguir la nota? Si le contesto que intento preguntarle simplemente algunas dudas que surgen de observar la realidad lo más objetivamente posible, ¿me creería? Es verdad, la objetividad no existe jamás, usted tampoco lo es ¿o no? Perdón si la ofendí con el tema de la vestimenta. Realmente se la ve cada día más bella, ¿toma a mal mi piropo? Menos mal, ¿no me mandará después a D´Elia no? Un chistecito, nada más. Presidenta, ¿no me puede contestar una última pregunta, la número 90? Está bien. Acepto el no.

Pero, ¿qué le parece la revista Alerta Militante? Querido. ¿Una pregunta más? Son 91 con la última. Conté una por una. La presidenta tiene razón.

* Redacción Alerta Militante

Comentarios

comentarios

0 Responses to 91 PREGUNTAS POSIBLES A LA PRESIDENTA

  1. Luis Gasulla dice:

    Gracias por el comentario Carlos. A la hora de escribir la nota simplemente intente formular algunas preguntas que, observando el proceder de los Kirchner, jamás serán respondidas. Nadie duda de la rentabilidad del campo, sí de la justicia de las medidas gubernamentales, de la apelación permanente a una sociedad más equitativa cuando nada se hace al respecto. ¿Acaso el gobierno no sabía desde hace años que la tierra se está extrajerizando y concentrando a pasos agigantados? ¿No será que en realidad pretende un modelo sojero de producción agropecuaria en donde las tierras esten en pocas manos para facilitar las negociaciones? ¿Quiénes son los nuevos oligarcas: los dueños de 4 x4 de los pueblos o los Kirchner, los Ulloa, los Cristóbal López, o los mismos de siempre: Moneta -dueño de inmensos campos, YPF, Fortabat, Macri, Perez Companc, etc? Saludos.

  2. Estimados AM: Les voy a pasar un documento producido por un grupo de economistas de la UBA. La rentabilidad de la producción agraria continúa siendo elevada. Según un trabajo de los economistas Javier Rodríguez y Nicolás Arceo, aún con el esquema de retenciones móviles actual, la rentabilidad por hectárea duplicará este año el promedio obtenido durante la Convertibilidad. Es más, dados los elevados precios internacionales de los productos primarios el incremento de las retenciones a las exportaciones no sólo no determina una contracción en los márgenes de rentabilidad de la producción agrícola con respecto al último año, cuando ya era elevada, sino que esta se incrementaría en un 38%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *