UN NUEVO OBSTÁCULO PARA LAS COMUNAS

Cuando todavía no se habían acabado los análisis vinculados a la primera elección de Juntas Comunales, el Jefe de Gobierno Mauricio Macri sembró nuevas dudas sobre el futuro de la gestión descentralizada en la Ciudad.

Mediante el dictado del Decreto 376/11 Macri ratificó su decisión de oponerse al modelo descentralizado de gestión previsto en nuestra Constitución y avanzó con el recorte a las facultades comunales, en la misma línea que el proyecto 1252-J-2011, que remitiera a la Legislatura para su tratamiento en plena campaña electoral.

En la práctica, esta decisión implica continuar con los CGPC más allá del 10 de diciembre, fecha prevista para la instalación de las primeras Juntas Comunales. Las responsabilidades de las nuevas Unidades de Atención Ciudadana (UAC) tal como están descriptas en el anexo II del decreto nos eximen de mayores análisis sobre este tema.

Más allá de nuestra oposición a esta medida por el retroceso que esto implica en el proceso de descentralización, queremos señalar que a nuestro juicio el mismo decreto tiene varias inconsistencias en relación a la legislación vigente. En primer lugar pensar en dieciocho unidades contraría lo dispuesto en el Art. 52 de la Ley de Comunas que propende a una coherencia de la delimitación de todas las divisiones territoriales de la Ciudad. Pero lo que es más grave aún parece no importar que la constitución de las UAC contraría lo prescripto en el art. 47 de la Ley de Comunas –a partir de la modificación planteada mediante Ley Nº 2248- que habla de la “disolución de los CGPC” al momento de asumir las Juntas Comunales.

Otro tema no menor es el de la carencia de sedes adecuadas para las Comunas, tema sobre el cuál venimos advirtiendo hace varios años. Suponemos que las UAC van a funcionar en las actuales sedes de los CGPC. Si esto es así ¿Dónde funcionarán las Juntas Comunales?

Desde el punto de vista político tampoco se entiende este decreto, si tenemos en cuenta que el macrismo tendrá mayoría propia en once de las quince Comunas y la totalidad de los Presidentes de las Juntas, que integrarán con el mismísimo Jefe de Gobierno el Consejo de Coordinación Intercomunal, una de cuyas atribuciones será la de “Coordinar y monitorear la ejecución del proceso de descentralización político – administrativo del Gobierno de la Ciudad”.

 

Vale recordar aquí la pregunta que nos hacíamos en la nota relativa a los resultados de los comicios de comuneros, en la que nos cuestionábamos acerca de cuál será la actitud de los representantes del PRO: si defenderían el proceso descentralizador que los tiene ahora por protagonistas o acatarían la decisión de su jefe político que pretende echar por tierra la descentralización de la Ciudad.

 

Repartir las funciones y responsabilidades que deberían concentrarse en el organismo descentralizado previsto en la Constitución -tal como ocurre en todos los ejemplos que podemos encontrar en experiencias en nuestro país- sólo conllevará el debilitamiento de las Comunas, la confusión entre los vecinos hacía dónde deben dirigirse, y la multiplicación del gasto administrativo. Todo lo contrario a las ideas que supuestamente preconiza el Jefe de Gobierno.

*CEVEPAR (Centro de Estudios Vecinales y de Participación Ciudadana)

Pte Comisión Descentralización de la UCR de la CABA

Comentarios

Comentarios