EL SILENCIO NO ES BUEN CONSEJERO

Compartir!

Foto: El domingo 13 de Marzo el cura Adalberto Zanchetta fue escrachado dando misa en una Parroquia de San Martín por militantes de la JP

La “ley de Matrimonio igualitario” fue aprobada por una mayoría ajustada y sin tiempo para debatir razonablemente. Sería torpe el ocultar que quien firma estas líneas se pronunció favorablemente por la sanción de la mencionada norma. Sin embargo debo confesar que en esa ocasión sentí un sabor amargo a pesar de la decisión positiva (por lo menos para mí) de nuestros legisladores. El debate fue devorado por “necesidades de coyuntura política” (que exceden sobradamente los párrafos de este editorial) y por ello quedan en latencia permanente situaciones conflictivas. Ante el mínimo roce nos vamos a las piñas. De modo análogo la no discusión acerca del rol de la “Iglesia Argentina” durante la última dictadura militar en nuestro país, conlleva a veces a situaciones de lapidación pública a toda la institución eclesiástica sin discriminar sectores (probablemente mayoritarios) o feligreses que pagaron con su propia vida la defensa de los derechos humanos. El principal escollo es el silencio, o por lo menos la “no defensa” cuando se denuncia de algún integrante de la Iglesia, por parte de organismos de derechos humanos o bien en investigaciones periodísticas. En 2009 Página 12, publicó que el Ministerio de Defensa ordenó a la Armada Argentina el pase a retiro de Alberto Zanchetta, uno de los “capellanes de la Armada denunciado por aliviar la conciencia de los pilotos de los vuelos de la muerte”. En la misma crónica periodística se asegura que el cardenal Jorge Bergoglio lo acogió en su diócesis con un sitial en la Iglesia San Pedro Telmo. Probablemente para evitar el escándalo en la comunidad del barrio es se decidió su traslado. “Alberto Zanchetta ex capellán de la Marina y confesor de los asesinos que efectuaban los vuelos de la muerte para arrojar al Río de la Plata a nuestros compañeros, se encuentra realizando tareas pastorales en la Parroquia de San Telmo. Allí oficia misa y desarrolla sus tareas con los jóvenes y con los boy scouts que concurren a la Parroquia” denunciaban a principio de mes de 2009 en una “volanteada en la Plaza Dorrego” organizaciones políticos-sociales y de derechos humanos en un durísimo comunicado. Es oportuno aclarar que Zanchetta no fue procesado por las acusaciones mas arriba mencionadas, las mismas se basan principalmente en los testimonios de ex detenidos sobrevivientes y del arrepentido Capitán Scilingo que coinciden en señalar el rol de confesores  de aquellos asesinos a los que reconfortaba con su perdón. Desde Alerta Militante ofrecemos como corresponde el mismo espacio utilizado aquí para que los vecinos puedan asirse de opiniones que contemplen todas “las campanas”.

Compartir!

Comentarios

Comentarios