NADA PARA FESTEJAR

Compartir!

Bar Guevara
Bar GueBara – Humberto 1º 463 – San Telmo

Por el largo recorrido en estos 15 años de “GueBara bar”, transitaron miles y diversas personalidades. Quienes hayan visitado este verdadero “Templo cultural” han escuchado infinidad de historias y anecdotarios como aquella inolvidable noche con la  cantante española Rosario Flores, o cuando Manu Chao, el músico vasco- francés, se pasó horas intentando enamorar sin éxito una joven argentina; que el arquitecto Rodolfo Livingston haya tomado algún trago en la barra preparado por su dueño, Mariano Madueña; o bien los divertidos músicos de Bersuit Vergarabat que dan una vuelta de vez en cuando por el bar. Y otras tantas situaciones de personajes anónimos y públicos, que hacen de este sitio no sea tan igual al resto.

La idea inicial y que aún se mantiene era hacer del bar un lugar para que las bandas pudieran aportar su música, y los artistas hacer vibrar con el sonido de sus obras. Pero también se reserva un espacio para charlas debates o talleres que tengan que ver con iniciativas de interés socio-cultural del barrio en particular y de la ciudad en general. El año pasado se realizó el ciclo “Encuentros off”;  propuesta donde se conjugan poesía y música, los domingos por la tarde la tarde, con protagonistas como Palo Pandolfo, Enrique Sims, Floppa, Tom Lupo, Eduardo Nocera, entre otros artistas.

En esos 14 años de vida, pasaron muchas cosas. Entre ellas sucedió una tragedia que marcó a todos y cada uno. Fue en diciembre de 2004, en el boliche “República de Cromagnon”. Mariano considera que esa tragedia “fue algo perverso, que la usaron políticamente, para generar un particular estado de cosas”. Piensa que las culpas y las responsabilidades deben ser bien distribuidas, porque no cree que Omar Chabán sea el único responsable, lo ve como “un loco lindo” que ayudó para que muchas bandas pudieran crecer. A partir de esa fecha, los que trabajan en la noche, dice Mariano Madueña, “somos palabra prohibida, somos empresarios de la noche. A los bares nos pusieron una resolución de capacidad, en la que debe haber una persona cada 3 metros cuadrados, es algo impracticable. Esta resolución se la aplican solo a los bares que abren de noche y que pasan música, porque tienen miedo que se conviertan en discotecas”.

“Hoy, después de Cromagnon, la gente perdió el poder. La policía y los inspectores son los que mandan (…) A nadie le interesa cambiar las cosas; después de Cromagnon retrocedimos a lo que no queríamos, a no darle espacio a la gente (…) Hoy en nombre de la seguridad se hace cualquier cosa.” Mariano atina a decir que: “La gran apuesta es volver, volver sin miedos. Lo que pasó es grave, pero tenemos que saber por qué sucedió”.

El jueves 30 GUEBARA cumple 15 años pero esta vez no hay festejos. Madueña asegura que en el mes de mayo con fecha a confirmar junto a otros damnificados realizarán una protesta para la derogación de esta “reglamentación ridícula que esta haciendo que cierren muchos lugares”.

Compartir!

Comentarios

Comentarios