PROCESAN A EX INSPECTOR MUNICIPAL POR NO CLAUSURAR UN "BOLICHE" DE SAN TELMO

Compartir!

MoliereEl ahora ex inspector municipal, Leopoldo Ibarra no clausuró el local que permitía el ingreso a 900 personas cuando sólo estaba habilitado para 290. Los integrantes de la Sala Quinta de la Cámara del Crimen, ratificaron su procesamiento y de esta manera irá a juicio oral y público por el presunto delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Ibarra alegó que desconocía “cuándo debía o no proceder a la clausura de un local”, informaron fuentes judiciales. En varias ocasiones se habían labrado actas en Moliere por superar la capacidad permitida, siendo el 17 de julio de 2005 la fecha de la inspección que derivó en el procesamiento del ex funcionario.

En el fallo los camaristas Rodolfo Pociello Argerich, María Laura Garrigós de Rébori y Mirta López González rechazaron los recursos de la defensa de Ibarra, que argumentó que su defendido “desconocía cómo llevar adelante una inspección y cuándo debía o no proceder a la clausura de un local”.

Por otra parte Fabiana Fiszbin una funcionaria de confianza de la gestión del ex jefe de Gobierno, Aníbal Ibarra, la semana pasada tuvo que declarar ante la justicia durante tres horas. La ex subsecretaria de Control Comunal, se defendió de la imputación por incumplimiento de deberes del funcionario público (causa Cromagnon) aduciendo que le “excedía la clausura de locales bailables en mi competencia”. Pero más allá de las estrategias de su defensa Fiszbin en su declaración afirmó que “me animo a decir que siguen existiendo boliches sin habilitación".

Cuatro ex funcionarios del gobierno porteño, entre ellos dos ex inspectores que habilitaron en 1997 el local donde funcionó República Cromañón, fueron sobreseídos debido a que la causa en la que se los investigaba prescribió por el paso del tiempo. La medida fue instituida por la jueza María Angélica Crotto y beneficia a los ex inspectores Jorge Eduardo Gatucci y Enrique Reinaldo López. Gatucci y López en 1997 habilitaron el boliche con un texto donde figuran datos erróneos respecto de la capacidad del local y donde se considera “salida alternativa” de emergencia a la puerta que estuvo cerrada con candado la noche de la tragedia, el 30 de diciembre de 2004. El fallo también benefició a Roberto Daniel Calderini, ex jefe del área de Habilitaciones del gobierno porteño, y a Margarita Tambussi, ex encargada del Departamento Espectáculos y Diversiones de la Dirección General de Verificaciones y Habilitaciones de la Comuna.

Compartir!

Comentarios

Comentarios