FALTAN VACANTES EN LAS ESCUELAS PORTEÑAS

Compartir!

Alumnos de la Ciudad de Buenos Aires.

En menos de un mes comienzan las clases en la ciudad, y se prevé que unos 9 mil chicos quedarán sin vacantes en el nivel inicial según un informe del Instituto de Investigaciones Pedagógicas de la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA) realizado en el 2008. Situación que se repite en el conurbano bonaerense.   

Este informe indica que la situación educativa ha empeorado con respecto a años anteriores y que los problemas más acuciantes son los de infraestructura, vacantes y salarios docentes, entre otros.

El sur de la ciudad sigue presentando los niveles más altos de falta de vacantes en el nivel inicial. Un informe del pasado año de la Defensoría del Pueblo, aseveró que en la zona sur se concentra un 70% de chicos en listas de espera mientras que en la zona norte es del 30%. Situación que para este 2009 no presentaría mejora alguna.

En la ciudad las faltas más graves de vacantes se registran en el nivel inicial y en la secundaria. Por lo menos unos 400 chicos no podrán comenzar las clases en los primarios en la zona sur. Los datos que puedan obtenerse acerca del otorgamiento de vacantes no son oficiales puesto que a la hora de pedir un lugar en un establecimiento educativo, este trámite no queda registrado formalmente en alguna estadística, por lo que resulta casi imposible conocer con certeza las vacantes otorgadas y las solicitadas en su totalidad. Por esta cuestión fue presentado a fines del 2008 un proyecto de ley sobre el otorgamiento y registro de vacantes en las instituciones educativas, dicha iniciativa es propuesta de de la diputada Liliana Parada y el diputado Martin Hourest del bloque Igualdad Social, que aún debe tratarse en el recinto.

El gobierno porteño aseguró que durante el 2008 la matrícula del nivel primario alcanzó a 156 mil inscriptos en las escuelas públicas y en el secundario unos 153 mil. De esos chicos, por lo menos 3 mil fueron al primario y no pudieron acceder al secundario.

La cuestión edilicia también es un punto crítico en esta gestión y que en el 2008 se reflejó en la falta de gas y de estufas en los establecimientos, entre otras falencias.

Los salarios docentes fueron otra problemática que el macrismo no pudo superar con éxito. Terminado el año pasado los aguinaldos no se pagaron en tiempo y forma, esto acrecentó la reacción combativa del gremio docente porteño que este año se enfrenta con un 5% menos del presupuesto del anterior ciclo.

A una semana de la renuncia del vice ministro de educación porteño, Walter Bouzadas Martinez, se incrementan los conflictos que la gestión de Macri en deberá afrontar en el próximo ciclo lectivo 2009. Bouzadas era parte del equipo de funcionarios que se ocupó de la elaboración del proyecto de becas alimentarias que desató la crisis el pasado año.

Compartir!

Comentarios

Comentarios