"CROMAÑON 1º PARTE"

Juicio CromañonEntrevista exclusiva con los Dr. Jorge Enríquez y Marcelo Parrilli, a días del comienzo del juicio “Cromañón”.

Mientras que Omar Chabán, el gerenciador de República Cromañon, conocido personaje del rock admirado por cientos de bandas hasta esa trágica noche del 30 de diciembre del 2004, deambula por los medios declarando que el mismo se ha convertido en un espectro. La banda “Callejeros” edita su quinto disco de estudios (Disco Escultura) a la par que se defienden del cargo de estrago doloso por el cual podrían terminar en prisión. 

Enríquez, le queríamos consultar su opinión sobre la causa Cromañón que está por comenzar dentro de dos semanas y cómo observa la causa…
“Mire, está en sede judicial y siempre soy respetuoso de las decisiones que tome la justicia. Me parece que, este caso, uno no puede menos que esperar que se produzca un juicio ajustado a derecho y que los culpables, conforme al derecho, sean condenados. Yo intervine en la Sala Juzgadora del juicio político al Dr. Aníbal Ibarra y actué como fiscal junto al Lic. San Martín y el Dr. Rubén Devoto y actuamos conformes, los tres, al mandato que se nos había concedido.”

Más allá del juicio político y de la causa, ¿por qué usted cree que sucedió un hecho trágico de las características de Cromañón aquel fatídico 30 de diciembre del 2004?
“Creo que se conjugaron toda una serie de factores. Pero, básicamente, creo que hubo negligencia y desidia, sumados a hechos y acusados por temas inherentes a la corrupción. Fíjese que hubo muchos funcionarios que fueron designados, en ese momento, después fueron a trabajar a “La Matanza en el Gran Buenos Aires”, algo que no tuvo la menor difusión en los medios de comunicación. En ese momento, le reitero, funcionarios implicados en lo sucedido en Cromañón, fueron a parar al área de habilitaciones de los lugares que le menciono, y allí volvieron a cometer irregularidades importantes que provocaron el incendio de una fábrica en la provincia de Buenos Aires. Quiere decir que esta gente demostró que no eran idóneos para desempeñar sus cargos, de forma manifiesta."

Coméntenos su opinión acerca de la falta o no de responsabilidad política esa noche
“Como le decía, luego, también, fallaron los alertas institucionales porque yo le había remitido en mayo de ese año un pedido de informe a Ibarra, en el cual señalábamos, conforme a denuncias en medios como Clarín y en la Defensoría del Pueblo, que las alertas no estaban funcionando. En ese momento, no se cumplían con las revisiones periódicas contra incendios. Además hay una irresponsabilidad muy grande del señor Omar Chabán, una negligencia evidente por parte del empresario que quedó evidenciada esa noche, cuando fue el primero en huir de allí. Creo que también se suma, el hecho que esa noche, tocaba la banda que se autotitulaba el grupo “más bengalero” de todo el país y que, a pesar de ello, no advirtieran que en un lugar cerrado no se podían arrojar bengalas. Esto, creo que el Señor Chabán lo tendría que haber alertado, recordemos que Chabán, unos años atrás, había tenido problemas por problemas de la habilitación del boliche “Cemento” que había sido clausurado en su momento –yo estaba como subsecretario de gobierno. El empresario, recuerdo, reclamó haciendo la fantochada de huelga de hambre…”

Recapitulemos. A su entender existió esa noche irresponsabilidad por lo que son responsables penales Chabán, el ex jefe de gobierno, Aníbal Ibarra, y ¿también la banda?
“Yo de la banda no estoy tan convencido que sea así, que sean directamente responsables. Sí, Chabán. Por su afán de lucro que lo hizo cerrar las puertas de emergencia. Lo que también puedo decir que, las personas que están involucradas por delitos de corrupción y situaciones de negligencia grave –que podría entenderse como el delito de estrago-, que son personal policial y funcionarios, deberían ser sancionados, en caso que la justicia lo dictamine de esa forma, según entienda que se cometieron o no los delitos e impondrá la sanción correspondiente. En el caso de Ibarra, la justicia lo ha sobreseído. Él tiene una causa que va a juicio oral y público, que es la que le inicié por motivo de haberme acusado de haber participado de un documento público por el cual se habilitaba el boliche. Algo que se ha repetido y dicho muchas veces y por lo cual también haré una querella contra otro señor que dijo que yo habilité Cromañón.

Existieron denuncias acerca de su responsabilidad…
En esto quiero ser muy claro porque fatigué todos los programas de TV mostrando ampliaciones del papel donde se observa claramente que, quien firmó esa habilitación fue el Dr. Enrique Reynaldo López que, por desgracia, nunca apareció públicamente cuando se lo acusaba. Que quede claro que esa área no dependía de mí en aquel momento sino del secretario de gobierno. Tanto lo dejo en claro que, en el propio juicio político, los abogados de Ibarra, en un momento dado, Julio Strassera decía que: “Enríquez va a decir que no tuvo ninguna responsabilidad en la habilitación de Cromañón y es cierto, no tuvo nada que ver”. Esto lo vuelvo a repetir porque, siempre digo que, la mujer del César no debe ser decente sino aparentarlo. Si se me acusa de algo, salgo a defenderme. Ibarra utilizó en el juicio político, la estrategia de acusar a sus acusadores como también Chabán, con un alto grado de cinismo, dijo también que yo había participado en esa habilitación que no firmé jamás sino el Dr. López. Además, por si fuera poco, en su momento, la habilitación había sido hecha correctamente en la maqueta. Por eso hay que ser justo con aquel que lo firmó en su momento. La habilitación era del 1 de agosto de 1997 y, en los planos, era correcta. Ahora bien, pasaron los años y nadie controló que lo que figuraba en los planos existiera realmente como el caso de los forzadores.”

“Lo que sí hay que pedir y exigir es que no se vuelva a repetir porque no fueron 194 muertes sino que fueron más de 210 muertes porque luego fallecieron varios jóvenes como consecuencia del ácido que habían inhalado esa noche y como consecuencia de heridas lacerantes que nunca pudieron cicatrizar en los padres. He estado con ellos y seguiré estando, a pesar que ellos me digan que se sienten abandonados. La realidad es que pasa el tiempo, como sucedió con Kheyvis, y la sociedad se olvida pero no hay que hacerlo. Por eso, en el último corpus Christi fui pero estuve a un costado porque no quiero hacer un aprovechamiento político de esta cuestión, a pesar de que lo pude haber hecho. Para mí fue duro ese momento porque estuvieron amigos de mis hijos y podrían haber estado mis hijos”.

 


Dr. Marcelo Parrilli. ¿Por qué sucedió Cromañon?
“Cromañon fue el resultado de una cadena de omisiones que, centralmente, se inicia en el ámbito del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en la época en que era jefe de gobierno, Aníbal Ibarra. Esto consistió, básicamente, en que el Estado de la ciudad se retiró y no controló de tal forma que un local que estaba inhabilitado desde hacía bastante tiempo, como Cromañon, siguiese funcionando como si nada.”

¿Cuál es el grado de responsabilidad que le compete, a su parecer, entonces al ex jefe de gobierno de la ciudad, Aníbal Ibarra, a la banda y a Omar Chabán, estos últimos, en materia penal?
“El jefe de gobierno, entendemos, que había violado el deber de cuidado y que era responsable de las muertes de Cromañon pero, como todos sabemos, fue sobreseído judicialmente, de manera que en la causa están imputados y procesados los miembros de la banda Callejeros, acusados de estrago doloso, algo que, a nuestro entender, no deberían ser culpables pues Callejeros no tiene responsabilidad penal más allá de que puedan tener responsabilidad moral. La responsabilidad penal central es de Omár Chabán y de Villarreal que era su mano derecha, y de los tres funcionarios del gobierno de la ciudad, (Torres, Fernández y….) que eran los que estaban en la línea de control inmediata de ese boliche y no cumplieron con sus funciones”.

* Redacción Alerta Militante

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *