FESTIVAL DEL DÍA DEL NIÑO EN SAN TELMO

“El Futuro nos Pertenece” es la consigna elegida por los organizadores del tradicional evento. El festival contará diferentes actividades de recreación integradoras y actuaciones artísticas en vivo. En el festival nada está librado al azar.

Comenzamos a las 14 horas con distintos juegos siempre integradores. Es premisa fundamental que los chicos aprendan a interrelacionarse sin importar etnia, raza, religión, color de piel y demás prejuicios a veces asimilados por una mala formación. Por las tablas del escenario que se montará en el Club Deportivo Giuffra  (Perú 1243) actuarán talleres de teatro infantil, el grupo de percusión “Las Lonjas de San Telmo” nos visitará con sus coloridos trajes y los sonidos inconfundibles de la tradicional música candombera.

La cuota de música divertida se aseguró con los “Cerveta y los del Cuetazo” (ex alumnos, y ahora docentes del vecino Colegio “Rivadavia” de Constitución) La obsesión en este ítem radica en la necesidad de que los chicos puedan disfrutar de las mismas comodidades en cuanta profesionalidad artística que los espectáculos arancelados. En esto último no escatimamos esfuerzos ni recursos. La merienda (Alfajor y chocolatada) es un momento de particular goce y relax para los organizadores: los chicos comparten "la leche" sin distinción alguna en cuanto su particular momento económico-diferenciador. Llegamos al final. El juguete. Es solo un símbolo. Es casi un sueño. Un dato poco alentador pero real; los niños cada vez juegan menos. Cada vez trabajan más: en los trenes y subtes con estampitas, abriendo puertas en las estaciones terminales, a veces víctimas de redes inescrupulosas de prostitución infantil. Los pibes cada vez juegan menos. El juguete es un reconocimiento como sujeto infantil.

Durante la crisis decembrina de 2001 algunos medios de comunicación no escatimaron en notas morbosas sobre niños desnutridos en la selva chaqueña. Dichas imágenes querido lector no fueron parte de una moda pasajera; los pibes continúan muriéndose de hambre y abandono a lo largo de nuestra mal querida república. En medio de debates y acaloradas discusiones sobre políticas sociales universales y demás programas de distribución de los recursos públicos; un grupo de jóvenes militantes políticos-sociales del barrio de San Telmo decidimos juntarnos y razonar colectivamente estrategias para revertir tal estado de situación. Nos atrevimos a soñar con lograr que no existan "ningún pibe con hambre" en nuestro país. Muchas cosas nos pasaron desde aquel mes de Octubre de 1996. Quizás la más importante es que el 10 de agosto de 2008 nos encontrará una vez más en las calles del barrio de San Telmo, homenajeando a los pibes en su día.

Alerta Militante agradece a los vecinos y las organizaciones políticas-sociales que nos ayudan año tras año….entre todos aportamos nuestro grano de arena para que no exista nunca más en nuestro país un niño con hambre.

Dia del Niño en San Telmo. Alerta Militante

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *