PETITORIO POR LA RESTITUCIÓN DE PARTIDAS PRESUPUESTARIAS PARA COOPERADORAS PORTEÑAS

Compartir!

En noviembre del año pasado, el Gobierno de la Ciudad sancionó la «Ley de emergencia edilicia». Con esta medida las cooperadoras dejaron de recibir los subsidios necesarios para el mantenimiento y la realización de obras de carácter estructural en el establecimiento. A partir del momento en que la ley quedó establecida, es el Ejecutivo porteño quien debería responder ante los problemas edilicios de los colegios. La suspensión de dicha partida, según lo comunicado, se debe a que los fondos serían destinados a otros colegios con problemas mayores u en “situaciones alarmantes”. A contrapartida de esta quita, los directores de las escuelas recibirían un subsidio de $1.500 mensuales para los arreglos de menor envergadura.

 

En el petitorio que será enviado el 22 de julio, previo al tratamiento del proyecto de ley de cooperadoras en la legislatura porteña, los integrantes del distrito escolar 4º, plantean que: “Desde comienzos del ciclo lectivo muchos gastos que hacen al mantenimiento cotidiano, la seguridad y la higiene de las escuelas han tenido que solventarse a través de los fondos que se recaudan de la propia comunidad escolar, demostrando la deserción del Estado en la provisión de los recursos para asegurar un ámbito digno y adecuado donde los alumnos puedan estudiar. En tanto, otras reparaciones y tareas de mantenimiento -por su magnitud- no han podido efectuarse, acentuando la situación de Emergencia Edilicia, que la ley 2.565 quiso solucionar”. Situación ante la cual requieren contar nuevamente con los fondos de los subsidios para el sostenimiento de las instituciones escolares, para lo cual llaman a derogar el artículo 15 de la citada ley.

 

Esto se suma a las actividades que se vienen llevando a cabo desde principio de año. El 20 de junio se congregaron frente al colegio Otto Krause, en repudio a la ley de cooperadoras y por la restitución de la figura de los padres en la toma de decisiones en los colegios públicos porteños, a través de la asociación cooperadora.

Compartir!

Comentarios

Comentarios