LA RIBERA SUR EN LA MIRA DE LOS NEGOCIOS INMOBILIARIOS

Compartir!

La propuesta de IRSA realizada por su titular, el empresario Eduardo Elsztain, fue duramente cuestionada por la presidenta de la Fundación Ciudad, Andreína de Luca de Caraballo, quien advirtió que detrás de este proyecto se encubre el interés de favorecer los desarrollos inmobiliarios privados de IRSA en la costa de la ciudad, antes mencionados.

Esta firma se la conoce como un verdadero imperio inmobiliario, y hoy incluye en su haber a los principales shoppings de Buenos Aires (Alto Palermo, Patio Bullrich, Paseo Alcorta, Design Center y Abasto), campos ganaderos y agrícolas en todo el país (agrupados bajo la empresa Cresud), hoteles de lujo (Llao-Llao, Intercontinental y Sheraton Libertador) y varios edificios emblemáticos, como el Rulero de Retiro, el Laminar Plaza, de Catalinas, y su última adquisición, la torre de Microsoft, entre otros. 

De Caraballo, afirma que la Ribera necesita ser más accesible para los ciudadanos, y para esto la resolución del tema de la autopista costera y el de la Villa 31, además de la protección de la Reserva Ecológica y la de la Ciudad Universitaria, son fundamentales para garantizar una mejora sustancial del área en cuestión. También teniendo en cuenta la necesidad de terminar con el abandono de la costanera Norte en la recuperación de sus espacios públicos.

La Fundación Ciudad es la entidad con más trayectoria en materia de recuperación de la relación de los ciudadanos con el río a través de 13 años de realización de foros y publicación de trabajos vinculados con esa temática.

Compartir!

Comentarios

Comentarios