1500 TURISTAS DEL CRUCERO GAY "INFINITY" COLAPSARON HOTELERÍA PORTEÑA

Compartir!

La mayoría de los turistas provienen de España, Alemania, Noruega, Francia, Estados Unidos y Canadá. El crucero que arribó el viernes pasado, demoró doce días a nuestro país considerado un destino de moda “amigable” para la comunidad gay. 

San Telmo desde los 70´ se ha caracterizado como un barrio de evidente respeto de la diversidad. El paisaje con aroma de arrabal y tanguero se entremezcla con los nostálgicos del “hippismo”; y desde hace unos años es común visualizar banderas con los colores del arco iris que identifican los lugares gay friendly (amigables con la comunidad gay).

Un grupo de comerciantes/empresarios tomaron el ejemplo de los distritos gay que existen en muchas grandes ciudades del mundo: El Castro de San Francisco, Chelsea de Nueva York, Le Marais en París, el Soho de Londres, el madrileño Chueca y el Borne de Barcelona. Los mencionados emprendimientos se instalaron en sociedades ostensiblemente más abiertas culturalmente hablando.

Quienes impulsan este tipo de proyectos intentaron aprovechar la bohemia y amplitud que caracteriza al barrio para incorporarlo a las guías y mapas gay internacionales que incluyen restoranes, hoteles, pubs y otros comercios.

Alerta Militante charló con una decena de comerciantes sobre el tema, evidenciando que este tipo de fomento no genera repudio alguno. Por el contrario el comerciante y vecino se beneficiaría de un tratamiento especial en cuanto mayor seguridad e inversión de infraestructura para el casco histórico por la afluencia del público gay de reconocido poder adquisitivo.

Compartir!

Comentarios

Comentarios