PROYECTO DE LEY CONTRA LA VENTA DE PEGAMENTOS

Adolescente inhalando pegamento3La prohibición de venta o suministro a menores de 18 años de pegamentos,
disolventes o productos que contengan "tolueno" regiría en el ámbito de la
Ciudad de Buenos Aires de aprobarse el proyecto de ley presentado por la
titular de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad. Según especialistas los
inhalantes son químicos que desprenden vapores y gases que generan
reacciones psicoactivas. Los efectos del tolueno son devastadores y producen
lesiones irreversibles por el uso crónico. Entre las afecciones más comunes
por la inhalación de estos productos podemos contar con la falta de
atención, la memoria, y pérdida de habilidades visuespaciales, fluencia
verbal y alteraciones motrices. Los productos que contengan Tolueno deberán
la siguiente leyenda: "La inhalación del presente producto es peligrosa para
la salud"."Prohibida su venta a menores de 18 años". El proyecto prevé
sanciones de incumplirse la prohibición: Multa o arresto: de un mil ($
1.000) a cinco mil ($ 5.000) pesos de multa o con dos (2) a diez (10) días
de arresto. Comiso de las mercaderías; y Clausura de diez (10) a noventa
(90) días del local, establecimiento o comercio. La autoridad de aplicación
de la presente ley sería la Subsecretaría de Control Comunal del Gobierno de
la Ciudad. Los fundamentos vertidos por la Defensoría del Pueblo porteña se
sostienen a partir de la constatación por parte del mencionado organismo de
las graves secuelas que produce en nuestra población infantil y juvenil la
inhalación de los productos que contienen tolueno en su composición. A
continuación parte de la investigación en cuanto a los daños físicos
causados por los químicos inhalables:

Daños en el CEREBELO: El abuso severo de inhalantes daña los nervios que
controlan los movimientos motores, lo que resulta en pérdida de coordinación
general. Los adictos crónicos experimentan temblores y agitación
incontrolable.

Daños en el CEREBRO: las sustancias inhalables afectan diferentes partes del
cerebro, provocando alteraciones sensoriales y psicológicas. Los estudios
indican que estas sustancias disuelven la capa protectora de mielina que
envuelve a las neuronas, dañando la corteza cerebral y pudiendo derivar en
muerte celular (irreversible). Esto acarrea cambios permanentes de
personalidad, pérdida de la memoria, alucinaciones y problemas de
aprendizaje.

Daños en el CORAZON: el abuso de inhalantes puede resultar en "Síndrome de
Muerte Súbita por Inhalantes". Las dos sustancias que más frecuentemente han
causado estas muertes son el tolueno y el gas butano. El gas freón
interfiere en el ritmo natural del corazón, causando paro cardíaco. Los
nitratos de amilo y butilo también afectan el ritmo cardíaco.

Daños en el HIGADO: los compuestos halogenados, como el tricloroetileno
(presente en pinturas en aerosol y correctores escolares líquidos) causan
daño permanente a los tejidos hepáticos.

En la MEDULA OSEA: se ha probado que el benzeno, componente de las naftas y
gasolinas, causa leucemia.

En los MUSCULOS: el abuso crónico de inhalantes causa desgaste de músculos,
reduciendo el tono y su fuerza.

En los NERVIOS CRANEALES, OPTICOS Y ACUSTICOS: el tolueno atrofia estos
nervios, causando problemas visuales y pobre coordinación de los ojos.
Además, destruye las células que envían el sonido al cerebro. Ello deriva en
graves posibilidades de cegueras y sorderas.

En los NERVIOS PERIFERICOS: Inhalación crónica de oxido nitroso (propelente)
y el hexano (presente en algunos pegamentos y combustibles) resulta en daño
a los nervios periféricos. Los síntomas incluyen: adormecimiento de
extremidades, calambres y parálisis total.

En los RIÑONES: el tolueno altera la capacidad de los riñones para controlar
la cantidad de ácido en la sangre. Este problema es reversible cuando el
consumidor no es crónico y el tolueno deja el cuerpo, pero con el uso
repetido puede derivar en litiasis e insuficiencia renal.

En la SANGRE: Algunas sustancias como los nitritos y el cloruro de metileno
(thinner de pintura), bloquean químicamente la capacidad de transportar el
oxigeno en la sangre.

En el SISTEMA RESPIRATORIO: la inhalación repetida de pinturas en aerosol
resulta en daño pulmonar. Casos de asfixia se han reportado cuando la
concentración de solvente desplaza totalmente el oxigeno en los pulmones.
Además se presentan graves irritaciones en las mucosas nasales y tracto
respiratorio. Muchos químicos inhalables son potentes agentes causantes de
cáncer.

Este proyecto cuenta con el aliciente de que en nuestro país existen
diversas jurisdicciones que han sancionado normas similares a la que estamos
proponiendo. Por ejemplo los casos de la Provincia de Buenos Aires, Córdoba,
Chaco, La Pampa, Misiones, Río Negro, San Juan y Santiago del Estero.

Por otra parte el asesor tutelar de menores de la Ciudad, Gustavo Moreno,
insistió esta semana acerca de las dificultades de la política implementadas
para los consumidores de sustancias tóxicas ilegales. La clínica del Paco
que funciona en Curapaligüe al 500, según dictamen de Moreno tiene diversas
deficiencias. Por ejemplo no existen internaciones coactivas; siempre
solicitados por los familiares que no pueden controlar a sus hijos. Se
carece de nómina de personal que trabaja en la clínica; así como tampoco se
informa de actos administrativos que se hubieran dictado para su puesta en
funcionamiento, y ni siquiera se sabe cuál es el presupuesto asignado. Ver "La Propuesta indebida"

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *