CARTA ABIERTA A LOS QUE QUIERAN SABER SOBRE OTRA COSA QUE NO SEAN LOS VAIVENES DE GRAN HERMANO

Dialogo I

– Vamos a discutir la aplicabilidad de la ley 26061 (Ley de infancia promulgada en octubre del 2006) Sus incidencias y progresos, en la garantía de los derechos del niño.

Esa fue la invitación locuaz y optimista del amigo

Dialogo II

– Es el momento oportuno para que todos los que creemos en la convención (de los Derechos del Niño) y tenemos una mirada progresista, estemos juntos para no dar espacio a los sectores vinculados al patronato (Ley de patronato de menores o ley Agote, derogada formalmente, aplicada aun en la practica)

Un espacio donde todos estemos representados, democráticamente y en forma plural.

-¿Vamos a ser muchos?

– Los de siempre, no vamos abrir la invitación hasta que el espacio este firme y consolidado.

(Y distribuidos los cargos, se podría agregar)


Te acordás…

Hace unos años un desafortunado hecho policial que tuvo de víctima a un joven de la zona norte, provocaría un "profundo" debate sobre que es la seguridad. Con la muerte de Blumberg hijo, surgió el Blumberg político, mezcla nada rara de empresario procesista, represor y manodurista.

El vendaval Blumberg

Demonizó sin pudor ni escrúpulos a la delincuencia juvenil, como flagelo social, obviando las razones y causas que originan dicho fenómeno; la década menemista, la pobreza estructural, el desempleo crónico, la deserción escolar, el maltrato infantil, las drogas y mucho pero muchos factores mas. El señor salió de su burbuja y se encontró con que algo no funcionaba y decidió buscar la solución. Si la mayoría de los delincuentes son jóvenes, pobres y morochos, terminemos con el problema de una vez. Planteó que tal vez sus asesores procesistas compartan y añoren de sus viejas y terribles andadas en la dictadura.

Y lo peor es que muchos ingenuos o muchos fascistas convencidos compraron.


Deja el Paco y volvé a la escuela…

Invita el colorido afiche. Y se me ocurrió gracioso, ingenioso, original y espectacularmente PELOTUDO (busque otros términos mas sutiles pero no eran lo suficientemente gráficos, para la impresión que quería dar). Si los que consumen paco, pudieran leer o si entendieran lo que leen o si anduvieran por las avenidas leyendo afiches…Si los "cráneos" que realizaron el afiche, tuvieran idea de lo que hablan… Sino sonara a burla para los que quieren dejar de consumir ese veneno, a sus padres, familiares o amigos que luchan día a día de verdad contra el paco… Hay temas referentes al paco que hay que hablar y en serio.

* El paco no se deja por el simple deseo de hacerlo.

* El paco es la droga preferencial de los pobres.

* El paco esta exterminando a nuestros niños y jóvenes, como ya lo ha hecho en otros países.

* El paco es mendicidad, prostitución, violencia, delincuencia, silencio y complicidad del poder.

* El paco es guerra de narcos, miedo y muerte en los barrios.

* El paco es economía informal, ilegal, ilícita y poderosa.

* El paco destruye al que lo consume, a su familia y a su comunidad.

* El paco no solo es consumido en las villas y en la calle, por niños y jóvenes, sino ya también en otros sectores sociales y por adultos.

* El paco nos confronta contra la ausencia de políticas de prevención en el consumo de drogas y de inclusión social de los jóvenes de los sectores populares.

* EL PACO MATA Y MATA RAPIDO.


Yo vivo en una ciudad…

Propongo un debate en un área que conozco, para no hablar de más, ni meterme en camisa de once varas.

Trabajo hace 16 años con niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad social, léase chicos de la calle, chicos abusados o maltratados, con adicciones, en conflicto con la ley penal y siempre en el ámbito de la Ciudad de Bs. As, dirijo un Hogar para niños-as y jóvenes conveniado con la Dirección de Niñez del Gobierno de la Ciudad.

Participé en encuentros, seminarios, charlas, congresos y foros vinculados al tema de la infancia. Y me animo a decir que la Ciudad de Bs. As es una avanzada en lo que refiere al enfoque legal en la garantía de los Derechos del Niño. La ley 114 acerca de la creación del Consejo de derecho, las defensorías de derechos, es garantismo real y no el cuco de fachos resentidos y señoras gordas que dicen enojadas entran por una puerta y salen por la otra.

El garantismo es otra cosa. Una ciudad que permite el debate y la discusión, pero que muchos de los efectores y protagonistas de las políticas públicas no se animan a debatir.  Ya que no solo es el estado quien  realiza políticas publicas y mucho menos en lo social. Algunos presumen de saberse todo y cascotean el techo desde la impunidad de plantear que otros son el gobierno y evaden discutir abierta y honestamente, o plantean la discusión de recursos como la única discusión valida entre ONGs y ESTADO, y ESTADO somos todos, no solo los que ocupan el gobierno transitoriamente.

Vivo en una ciudad, que a pesar de lo mucho que hay que hacer, al menos sabe por donde esta el rumbo, hablamos de niveles de pobreza similares a las provincias mas pobres, hablamos de terribles bolsones de marginalidad, y de una notoria injusta distribución de la riqueza. El contraste es claro, Puerto Madero esta a años luz de Soldati o Lugano, Recoleta es Europa y el Bajo Flores o Barracas es África.

La Ciudad se merece el debate de que “vamos” hacer con sus pobres. Desde aquellos que no andan justificando “POBRES HUBO SIEMPRE”, desde aquellos que no queremos ver cartoneros, no por que nos “de impresión”  sino por que creemos en las dignidades del trabajo, de aquellos que no evaden el tema de las torres pero no olvidan a los sin techos, ni las escuelas del norte y las escuelas del sur, hay que discutir, debatir, proponer, consensuar un proyecto de Ciudad inclusivo, democrático y participativo. Sabemos que se puede.


Llegaron los Pibes Chorros…

Los jóvenes infractores de la ley penal, participan y sufren un sistema llamado de seguridad similar a los penales adultos. Por su condición de menores, el reclamo “Blumberiano” de endurecer las sanciones quedo a medias entre lo que se puede hacer, lo que se debe hacer y lo que se tendría que hacer. El sistema de Seguridad para menores colapsó hace años, de la mano de la improvisación, la corrupción, la negligencia o el oportunismo. El mundo chico, sufre lo del mundo grande, si no es solución a la inseguridad mas y peores cárceles, tampoco es esta la solución para los chicos que infringen la ley penal.


Con las ganas no alcanzan

¿Pero que es un Instituto de menores? Es por definición el peor lugar para un joven.

Con las características de una cárcel, socialización cerrada, hacinamiento, códigos violentos, bronca, ocio, ley del gallinero, lo mismo que las terribles cárceles para adultos.

Un pseudo o símil discurso garantista obligado por las circunstancias políticas más que por convicciones. Todos somos progresistas en las palabras y en los hechos seguimos con las viejas practicas.

Discurso garantista dentro de espacios que no brindan las mínimas condiciones de habitabilidad, convivencia, y mucho menos “tratamientos”. Lo suficientemente feo y desagradable para que nadie quiera entrar o volver. Códigos convivenciales carcelarios, adaptados a las muy violentas relaciones que establecen los jóvenes en la sociedad actual. Un instituto de menores, es “un penal para jóvenes”, pero mal hecho. Donde también hay drogas, facas, chuzas, cortes, púas, puntas o lo que se te ocurra que pueda lastimar al otro. Donde en algunas de las visitas familiares, intentan pasar las drogas, o las facas, y seguro que no son todas, seguro que hay familias que solo quieren que sus hijos vuelvan a casa, pero entonces por que el agua y el aceite, por que pibes sin antecedentes, con homicidas, por que el que robo un celular esta con el que robo a mano a armada, tomo rehenes y ya tiene experiencia. Por que la nada, el mirar el techo y masticar la bronca. El saber popular sabe que el que entra sabiendo a una cárcel, sale sabiendo mas y con mas odio que con el que entró. Acaso los altos índices de reincidencia no nos dicen nada. Y no nos dice nada que gran porcentaje de la población carcelaria de adultos haya pasado su juventud en algún momento dentro de un Instituto.


ESTAMOS PRESOS CARCELERO, YO DE ESTAS REJAS, USTED DE SU MIEDO. De cachorro me largaron a la calle y en la calle me hice perro. 

El sistema castiga, sin distinción, sin piedad, preparando aquellos que mañana, volverán a pisar las celdas de las cuales será muy difícil alejar de su destino. Un celador acerco la inquietud al equipo profesional, el rumor era creciente y los años de experiencia indicaban que algo pasaría.

– No lo podemos dejar en el lugar, hay que trasladarlo- sugirió- Veremos, veremos gracias- fue la respuesta. Bajó la cabeza, para no dejar entrever su bronca y volvió a repetir.
– El pibe no este bien, hay que trasladarlo.
– Ya lo evaluaremos, fue la seca respuesta.
– Son unos forros, el pibe la esta pasando mal y no lo quieren mover
– Los forros somos nosotros, ellos son unos hijos de puta. Fue la escueta y contundente respuesta del grandote que bostezaba sus 36 horas de guardia.

El suicidio de su compañero, como el de los otros, es un fantasma, que los ronda.

– Si no fuera por los créditos, que me tienen hasta las bolas, me iría a la mierda. Adonde iría, 17 años en el Instituto, adonde iría…

Al otro día encontraron el cuerpo, ahorcado, sin vida, del joven de 16 años, “no se banco la presión” dirían los pibes.

Quien se banca la presión, la prisión, quien se banca.


ESTAS NOMINADO. CIENTOS DE MILES DE VOTOS DEJAN AFUERA DE LA CASA A  LA MALA, LA BUENA, LA YEGUA, EL MALO, EL BUENO, LA PUTA, EL GAY, EL GAY NO ASUMIDO, EL TUMBERO, LA RUBIA O LA MOROCHA. EL DEBATE COMIENZA Y YO ESCRIBIENDO ESTUPIDECES.

 *Asistente social y claustrofóbico

 


 


 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *